Fútbol Americano
Alfonso Duro | ESPN Digital 145d

La grandísima oportunidad de Rodri en España

España ganó a Malta en el segundo partido de la clasificación a la Euro 2020 y el jugador del Atlético de Madrid, Rodrigo Hernández, fue el mediocentro titular de La Roja en el día que le tocó descansar a Sergio Busquets. Roberto Moreno, asistente de Luis Enrique y primer espada en el partido por la baja del asturiano por motivos personales, brindó al colchonero los 90 minutos y éste no defraudó.

No es la de Rodri una rotación más, pues el puesto de mediocentro defensivo, el jugador que tiene que llevar la manija del juego del equipo, necesita encontrar un relevo generacional para Sergio Busquets lo antes posible.

El cerebro del FC Barcelona cumple este verano 31 años y tras la retirada de Xabi Alonso, con quien compartió galones durante más de cinco años en la Selección Española, tanto Vicente Del Bosque como Julen Lopetegui han probado infinidad de nombres en esa posición sin llegar a encontrar a uno que demostrara la capacidad rendimiento que ha tenido el catalán en la última década.

Rodri siempre ha estado en las quinielas para el puesto, pues su estilo es quizás el que más se asemeja al de Busquets. Por parecerse se parecen hasta físicamente. Ya en la antesala del último Mundial, Lopetegui decidió contar con él --y con Jesús Vallejo-- para ayudar al grupo en los últimos días de preparación antes de partir a Rusia, ganando así una experiencia incomparable a sus escasos 21 años.

Para ese entonces el centrocampista ya había firmado por el Atlético de Madrid a cambio de 20 millones de euros. Diego Simeone tampoco tiene dudas: Rodri es el jefe de la medular rojiblanca para la próxima década y esta temporada le ha dado cuerda como titular indiscutible en el club.

Precisamente, mientras Rodri ha estado sobre el terreno de juego con el equipo colchonero se ha visto el mejor fútbol del equipo, pues el madrileño tiene una gran colocación, poder de recuperación y una destacada distribución tanto en corto como en largo.

Su juego ha sido tan influyente en el Atlético de Madrid que el chaval ha sido llamado por Luis Enrique a esta última convocatoria nacional, para los partidos de clasificación ante Noruega y España, por delante de Koke y de Saúl --aunque la lesión de Fabián acabara por forzar la convocatoria de Saúl.

Y es que si Simeone confía en él, de Luis Enrique no se puede decir menos. El técnico asturiano ha convertido a Rodri en uno de esos jugadores que entra siempre en los partidos, convencido el seleccionador como está de que a Busquets toca ya dosificarlo.

Por eso Rodri debe seguir por este camino que ha conseguido labrarse hasta ahora. Su titularidad ante Malta es la tercera a la que accede en la era Luis Enrique, y sólo se quedó sin jugar en las derrotas de La Roja ante Inglaterra y Croacia en la UEFA Nations League.

De continuar con su actual progresión, el joven mediocentro será en un corto plazo de tiempo el verdadero líder a la Selección Española, y su fútbol de purpurina en la mitad de la cancha le ayudará a instalarse en La Roja como el orgulloso heredero de Sergio Busquets.

^ Al Inicio ^