<
>

Messi, en la frontera 32

play
Messi: "Nos dieron una vida y hay que aprovecharla" (0:15)

La Pulga dijo que fue un desahogo la victoria que les dio el pase a cuartos. (0:15)

BARCELONA -- Leo Messi sopló las 32 velas de su aniversario con el alivio de una victoria tan urgente y necesaria como lógica al frente de la selección argentina. Superada la barrera psicológica de los 30, ‘La Pulga’ pasa ya la barrera de los 32, un momento en el que no pocos cracks del pasado dejaron sus carreras al primer nivel, o ya lo habían hecho o estaban a punto.

Tal como Cristiano Ronaldo, el capitán del Barça y Argentina permanece en el primer plano, en la máxima exigencia y no parece, de momento, estar cercano a abandonar este escenario como hicieron otros en la historia… Aunque algunos de ellos, aún, regresarían cuando no se les esperaba…

Leo, al igual que Cristiano, puede mirarse en el espejo y echar un ojo a lo que sucedió con Pelé y Cruyff, con Platini o Maradona, Beckenbauer o Charlton. Futbolistas soberbios en su momento y que traspasaron los 32 años de diferente manera.

Messi celebró los 32 en Porto Alegre, la misma ciudad en la que cumplió los 27 un día antes de marcar un doblete a Nigeria que catapultó a la Argentina de Alejandro Sabella a los octavos de final del Mundial de 2014 con un pleno de puntos y un optimismo que en 2019 no se aprecia alrededor del equipo Lionel Scaloni.

De disfrutar frente a los nigerianos y preparar los octavos de final que el uno de julio le enfrentaba a Suiza, en su camino hasta aquella maldita final perdida contra Alemania, Argentina ha pasado a sufrir un partido sin vuelta atrás contra Qatar, 55ª clasificada en el ranking de la FIFA, invitada de relleno a la Copa América y que amenazó con hurgar un poco más en la herida abierta de una Albiceleste tan agarrada al liderazgo de Messi como necesitada de ilusión.

El capitán suma 133 partidos con la elástica nacional, avistando los 143 de Zanetti y los 147 de Mascherano para convertir otra marca en su caminar con la selección, a sumar con sus números siderales que disfruta en el Barcelona y, siempre, esperanzado en dar una bofetada a la historia de decepciones que acumula con la selección.

FUTURO POR ESCRIBIR

Pero… ¿En qué situación futbolística se encontraban los grandes cracks del pasado al soplar las 32 velas? Si a Messi se le aventura un futuro aún inmenso durante al menos cinco años, hubo estrellas mundiales en tiempos pasados para quienes la frontera de los 32 les condujo hacia la recta final de su carrera de manera irremediable.

Era un fútbol aún lejos de la globalización de la actualidad y en el que no se medía la grandeza de un jugador por los títulos conquistados. Menos aún por la grandeza de otro de su misma época porqué… ¿Quién osaría criticar a Platini por no alcanzar la majestuosidad de Maradona? ¿a Beckenbauer enfrentado a Cruyff?...

Muchos de ellos, sin embargo, cruzaron esos 32 años con un cambio evidente en sus carreras. Un cambio que a Messi no se le adivina puesto que bajo contrato con el Barça hasta 2021 y el pensamiento del club en alargar otra vez su relación, tiene todos los condicionantes para acabar su carrera, y por todo lo alto, en un club donde ya lo ha sido todo. Donde lo es todo y, parece, seguirá siéndolo.

PELÉ.- El astro brasileño abandonó la selección tres meses antes de cumplir los 31 años, el 18 de julio de 1971 con un amistoso frente a Yusgoslavia en Maracaná. Campeón Mundial por triplicado con la canarinha y leyenda del Santos con el que debutó en 1956, Pelé abandonó el club de su vida a finales de 1974, ya con 34 años cumplidos pero después de los dos últimos embarcado en más partidos de exhibición, con giras mundiales, que de competición. Fue entonces cuando fichó por el Cosmos de Nueva York, con el que jugaría tres temporadas en la extinta NASL, retirándose definitivamente el 1 de octubre de 1977, una semana antes de cumplir los 37 años y con un amistoso entre el Cosmos y el Santos.

JOHAN CRUYFF.- El 27 de mayo de 1978, recién cumplidos los 31 años, Johan Cruyff se despidió del Barcelona con un amistoso frente al Ajax. Ya hacía dos años que había dicho adiós a la selección holandesa, con la que rechazó por circunstancias personales acudir al Mundial de Argentina, y pareció dar por hecha su retirada de la competición… Pero al cabo de algunos meses desembarcó en la NASL para jugar en Los Angeles Aztecs.

Cruyff permaneció en Estados Unidos dos temporadas más con el Diplomats de Washington y jugó 10 partidos con el Levante, en la 2ª División española, antes de sorprender con su regreso al Ajax, enlazando dos títulos de Liga y siendo ‘despedido’ de mala manera. “Yo decidiré cuando retirarme” proclamó entonces Johan, ya con 36 años y que fichó por el gran enemigo, el Feyenoord, con el que logró el doblete en 1984 para, entonces sí, retirarse. Por todo lo alto y recién cumplidos los 37.

DIEGO ARMANDO MARADONA.- Ídolo y leyenda en el Napoli, campeón del Mundo con Argentina en 1986 y subcampeón en 1990, Maradona cumplió los 32 años como futbolista del Sevilla, en la temporada 1992-93, por el que fichó tras cumplir sanción de 15 meses por consumo de cocaína tras dar positivo en un control en marzo de 1991, después de un partido entre el Napoli y el Bari.

Su último partido lo disputó el 25 de octubre de 1997, anunciando oficialmente su retirada el día que cumplía 37 años… Aunque su carrera futbolística al máximo nivel había acabado mucho antes. Resurgido en el Sevilla y puesto en forma con Newell’s pareció catapultado en el Mundial de Estados Unidos… Donde dio

positivo por efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina.

ALFREDO DI STÉFANO.- La Saeta Rubia cumplió los 32 años en plenitud, como futbolista de un Real Madrid en el que había jugado las últimas cinco temporadas y con el que jugaría aún las seis siguientes, hasta dejar el Bernabéu enfrentado con el presidente y fichando por el Espanyol, con el que se retiraría en 1966, rozando los 40 años.

Di Stéfano, que protagonizó un polémico fichaje por el club merengue en 1953, ganó 8 de las siguientes 11 Ligas en España (tal como el Barça de la actualidad con Messi) y conquistó cinco Copas de Europa consecutivas, erigiéndose en el futbolista de referencia de la época.

OTROS CRACKS

Franz Beckenbauer se retiró rozando los 38 años como futbolista del Cosmos. Dejó el Bayern de Múnich, el club de su vida, en 1977, meses antes de cumplir los 32 años, y después de tres temporadas iniciales en el Cosmos aún jugó dos cursos en el Hamburgo, conquistando una Bundesliga.

Michel Platini, hoy puesto en entredicho por la justicia, se retiró al cumplir los 32 años, después de cinco temporadas en la Juventus, con la consideración de mejor futbolista francés de siempre, campeón de la Eurocopa de 1984 y tras una carrera profesional de 15 temporadas que dividió entre Nancy, Saint-Etienne y Juventus, con la que conquistaría la Copa de Europa de 1985.

Ronaldo Nazario, conocido como el Fenómeno, se retiró definitivamente en 2011, poco antes de cumplir los 35 años, pero ya había abandonado el Milan meses antes de cumplir los 32. Explosivo en el Barça, magnífico en el Inter y soberbio en el Real Madrid, los problemas en la glándula tiroidea que le producía un considerable aumento de peso lastraron sus últimos años, acelerando su abandono tras la rotura del tendón rotuliano de su rodilla izquierda, la buena, que sufrió en febrero de 2008, a los 31 años, en un partido entre el Milan y el Livorno.

Para entonces, sin embargo, su figura ya era eterna, con dos títulos Mundiales con Brasil y dos títulos más de la Copa América. Nunca conquistó la Champions…

Eusebio dejó el Benfica en 1975, cumplidos ya los 33 pero tras una última temporada en la que apenas si tuvo participación. Hasta su retirada en 1978 pasó por hasta siete clubs distintos, el Monterrey entre ellos, sin demasiada trascendencia.

Bobby Charlton sobrevivió a la catástrofe de Múnich cuando contaba 20 años y permaneció en el Manchester United hasta los 35 años, siendo siempre titular y decidiendo entonces marchar al Preston de tercera categoría, antes de retirarse en Irlanda.