<
>

Piqué: "No es penalti, no me puedo cortar la mano"

play
Barcelona no pasa del empate contra Osasuna (1:17)

Mal partido del conjunto blaugrana que igualó 2-2 en El Sadar, que vuelve a extrañar a Messi y Suárez. (1:17)

PAMPLONA -- Gerard Piqué, central y capitán del Barcelona, fue uno de los grandes protagonistas del partido en Pamplona al provocar un penalti que le acabó costando al equipo de Ernesto Valverde el empate como visitante en el estadio de Osasuna (2-2), un recién ascendido.

El defensa del Barcelona discrepó ante los medios de comunicación por la decisión del árbitro del partido, Juan Martínez Munuera, de condenar al equipo azulgrana a encajar el segundo gol desde los once metros.

“No me puedo cortar la mano y estoy a pocos centímetros. Salté de forma natural y el movimiento del brazo va a juego con el salto. La pelota si no me daba en la mano iba a la cara. Para mí no es penalti y cuando depende de una decisión de un tercero puede salir cara o cruz”.

Ante el momento del equipo, que sólo sumó cuatro de nueve puntos posibles, Piqué aseguró estar tranquilo, pidiendo, eso sí, la unidad del barcelonismo.

“No estamos preocupados, aunque sabemos que no es el inicio deseado. Sabemos que todos van a perder puntos y queremos llegar a marzo con opciones de ganar LaLiga. Nos estamos encontrando con más dificultades de las esperadas. Salimos con canteranos que están dando la talla por las lesiones que tenemos. Hay que estar muy unidos ahora y darle confianza al equipo. Hay que darle la vuelta a esto, pero es muy largo.

“No hay nervios, pero sí opiniones respecto a todo lo que es club. Esta bien la diversidad de opinión y es sencillo quemarlo todo ahora. Las dos eliminaciones de Champions hizo daño y lo mejor para el equipo es que haya tranquilidad”, prosiguió.

De la posibilidad cada vez más remota de Neymar firme por el Barcelona, Piqué indicó que “estamos los que estamos y tenemos que centrarnos en estas cosas. Ya veremos si viene Neymar o no, hay mucha gente por medio, pero la realidad es que estamos los que estamos”.

Otro de los futbolistas que atendió a los medios fue Sergi Roberto. El canterano comenzó en el medio el partido y lo acabó en el lateral. Se quejó de la poca eficacia del equipo en la primera parte y aseguró irse enfadado de regreso a casa.

“Estamos enfadados. Hicimos lo complicado, que era remontar el gol inicial de ellos y al final perdimos dos puntos. Nos apretaron mucho y nos costó mucho. Ellos estuvieron bien en la ocasión que tuvieron en la primera parte. No tuvimos control. Hay estadios como estos que si no estás muy metidos al final te acaba costando mucho. Queda mucha Liga y esto es el principio, pero es un mensaje para no relajarnos. Ansu está demostrando que lo está haciendo bien y me alegro por su gol, pero necesitábamos ganar el partido.