<
>

El Barça aparca a Neymar hasta el próximo verano

play
Valverde, sobre Neymar: 'Quiero que se acabe ya el mercado y descansemos todos' (0:29)

Según reportes, el Barcelona habría rechazado la última contraoferta del PSG por el astro brasileño. (0:29)

BARCELONA -- Salvo giro inesperado a la situación actual, el Barcelona no fichará a Neymar Junior, del PSG, después de meses de interés y semanas de buscar la forma de negociar con el equipo parisino.

La intención del Barcelona, pese a todo, no desparece y no se descarta que trate de ficharlo para la próxima temporada, después de que en el Barça consideren al brasileño un jugador “estratégico”.

En ese sentido, los rectores del Barça valoran el deseo de Neymar por volver a Barcelona y la presión que hizo el jugador para cumplir su deseo de vestir de azulgrana, dos años después de abandonar por la puerta de atrás el Camp Nou con destino a París.

Fuentes del Barcelona explicaron a ESPN FC que la contratación este verano se convirtió en imposible después de que los gestores del PSG no rebajasen ni facilitasen sus pretensiones para traspasar al crack brasileño.

En el Camp Nou estudiaron hasta el final la viabilidad del fichaje, aunque el poner en riesgo la salud económica del club y la seria amenaza de sobrepasar los márgenes del límite salarial acabaron por desestimar la propuesta.

El pasado 17 de junio, ESPN FC ya informó que en el Barça creían que era posible contratar a Antoine Griezmann y a Neymar, por lo que semanas después de firmar al francés, comenzó a estudiar la forma de fichar al brasileño por expreso deseo del área deportiva.

“Es difícil, pero no imposible”, dijeron entonces fuentes del Barça a ESPN FC, aunque la actitud del PSG ha sido granítica e inamovible.

El Barça presentó tres ofertas, todas ellas rechazadas. La primera incluía dinero, entre 80 y 100 millones, además de Philippe Coutinho e Ivan Rakitic.

La segunda, ya con Coutinho cedido al Bayern de Múnich, tras rechazar ir a París, consistía en una cesión por una temporada, además de una opción de compra no obligatoria al final de curso. Tampoco hubo acuerdo.

La tercera se basó en 170 millones de euros, además de incluir los traspasos de Rakitic, Jean Clear Todibo y la cesión de Ousmane Dembélé. Los tres jugadores declinaron entrar en la operación y eso hizo imposible el negocio.