<
>

Piqué estalló en El Sadar tras penal en su contra

play
Barcelona no pasa del empate contra Osasuna (1:17)

Mal partido del conjunto blaugrana que igualó 2-2 en El Sadar, que vuelve a extrañar a Messi y Suárez. (1:17)

El defensa del Barcelona, Gerard Piqué, fue uno de los protagonistas del empate 2-2 ante Osasuna, luego de que en los minutos finales una mano suya dentro del área fue marcada como penalti y a la postre convertida en gol por el equipo local.

De acuerdo con un reporte del ‘Diario de Navarra’ y de otros medios locales, la molestia del futbolista catalán por la pena máxima señalada en su contra fue tal, que a la hora de entrar al vestidor le dio una patada a la puerta y la dejó marcada con los tacos de su zapato.

Previamente, Piqué hizo público su malestar por el penal: “Para mí no es penalti. No me puedo cortar la mano. Tenemos reuniones antes de empezar la temporada y se habla de la distancia con la pelota y no me da tiempo. No abarco más espacio.

“Salto de forma natural. Me gustaría que los árbitros intentaran hacerlo. Para mí, que lo he vivido desde dentro, no es penalti”, dijo en la zona mixta de El Sadar.

Luego de que el árbitro Martínez Munuera señaló la mano, Gerard intentó explicarle la acción de forma infructuosa, pues el silbante no cambió su decisión inicial, a pesar de consultar con el VAR.