<
>

Barcelona recupera a Dembélé y señala a Rakitic

play
Barcelona no encuentra el rumbo y pierde en Granada (1:37)

Ernesto Valverde y compañía siguen sin ganar de visitante en la actual temporada. (1:37)

BARCELONA -- Lesionado en San Mamés y aquejado de una rotura fibrilar que, se anunció, le debía tener de baja unas cinco semanas, Osumane Dembélé ha cumplido escrupulosamente los plazos de recuperación y este lunes fue llamado por el técnico del Barcelona Ernesto Valverde para enfrentar al Villarreal, mientras que Ivan Rakitic no fue considerado en la convocatoria.

El delantero francés, de quien el entrenador espera “desequilibrio y que muestre el gran talento que tiene”, aceleró su puesta a punto la última semana, consciente de la necesidad de recuperar un status que sabe perdido cara a la hinchada y tras apenas completar dos entrenamientos con sus compañeros fue, en cierta manera sorprendentemente, citado por Valverde para un partido que se entiende decisivo.

Atendiendo a su historial de lesiones y a la facilidad en las recaídas, la precaución con Dembélé en el Barça es máxima. Pero el entrenador, que con Messi dejó clara su intención de no correr ninguna clase de riesgo y que tenía en Ansu Fati o Carles Pérez jugadores con opciones de seguir en el escenario para dar más tiempo a su recuperación, solventó llamarle. A las primeras de cambio.

RETO

A partir de aquí el reto que se le presenta al futbolista galo es mayúsculo. El propio Valverde no rechazó que Ansu le pueda pelear un puesto cuando estén ambos en igualdad de condiciones físicas, desafiándole a recuperar su mejor tono y advirtiendo que “quien nos dé más equilibrio ofensivo y defensivo” tendrá mayores opciones de mantenerse en sus esquemas.

Autor de 14 goles en los 42 partidos (30 como titular) que disputó el pasado curso, Dembélé se lesionó el cuatro de mayo en Vigo, perdiéndose la recta final de la temporada, cerrada de mala manera por un Barça que tres días después fue goleado en Anfield y acabó con la derrota en la final de la Copa del Rey frente al Valencia.

Durante todo el verano se apuntó su candidatura a dejar el club, circunstancia que su representante descartó “al mil por ciento” y a pesar del profundo disgusto que causó su último percance en Bilbao, cuando abandonó el campo del Athletic con molestias pero rechazó ser examinado por los médicos para aprovechar los días libres concedidos por el entrenador.

Alejado del escenario desde mediados de agosto y centrado en su recuperación, Dembélé habrá tenido tiempo de sobras para corregir lo que se considera falta de atención profesional y estará ya en la recta de salida este martes frente al Villarreal.

Los minutos que pueda tener son una incógnita ante el que pudiera ser su retorno definitivo, ya en plenitud, el sábado en Getafe … Precisamente donde el 17 de septiembre de 2017 se rompió el tendón del bíceps femoral izquierdo, una rotura que le mantuvo de baja durante 106 días. La primera, y más grave, de las seis lesiones que han lastrado, hasta hoy, su carrera en el Barça.