<
>

Héctor Herrera pide sitio en el Atlético Madrid

play
'El Cholo' y sus dirigidos, de visita en Alemania, buscan seguir avanzando en la Champions (1:25)

Atlético de Madrid visita al Bayer Leverkusen con la misión de sumar los tres puntos y aumentar sus opciones de clasificación. Los colchoneros están empatados con la Juventus con siete puntos en la cima del Grupo D. (1:25)

El Atlético de Madrid ha entrado en un pequeño bache y Diego Simeone no ha dado todavía con la tecla para que su plantilla funcione como se espera. Los colchoneros han empatado cuatro de sus últimos seis partidos y el “Cholo” no encuentra la manera de balancear al equipo defensiva y ofensivamente.

Al equipo le falta el gol, eso es inapelable. Con la marcha de Antoine Griezmann, sólo Álvaro Morata ha recogido el guante de cara a puerta, pues ni Diego Costa ni el ahora lesionado Joao Félix han logrado convertirse en ese hombre gol infalible que requiere el dispositivo del “Cholo” para producir, como lo lleva haciendo, nueve años. Sin embargo, parece que es mayor el problema que tiene el técnico argentino en el mediocampo.

Tras la partida de Rodrigo Hernández, al club colchonero se le perdió la brújula. El ahora jugador del Manchester City hizo una gran labor como recambio del incombustible Gabi Fernández, que se había marchado al futbol catarí en el verano de 2018. Para esta temporada, Simeone esperaba que Marcos Llorente fuera el hombre que agarrara el testigo de Rodri, pero el ex canterano madridista todavía no ha empezado a carburar en su nuevo club.

Por eso, el 'Cholo' ha probado absolutamente todo en el mediocampo en busca de la fórmula mágica que le dé robustez a su juego y que empuje también al equipo hacia adelante en busca de ese don goleador perdido hasta ahora.

El estratega argentino ha confiado mucho en Thomas Lemar como cuarto centrocampista, el que debe complementar a su trío inamovible de canteranos, Saúl, Koke y Thomas Partey. Pero el francés está muy lejos de su mejor momento y todavía no ha podido demostrar que vale los más de 80 millones de euros que se pagaron por su traspaso. Y es ahí donde entra en escena Héctor Herrera.

El mexicano fue una clara apuesta del club, no tanto del propio Simeone, ya que vieron una gran oportunidad de mercado al poder contratar a todo un capitán del FC Porto, un jugador con amplia experiencia en Europa, con dos Mundiales a sus espaldas, y que acabaría llegando al club rojiblanco a coste cero al concluir su contrato con el conjunto luso. Era un valor seguro, que venía a aportar veteranía, cordura en el juego, y una gran calidad táctica para manejarse en momentos complicados. Con todo y que no fue petición expresa del “Cholo”, Herrera es un jugador claramente con un ADN similar al del entrenador, por lo que se esperaba que pudiera entrar en el grupo sin mayor problema.

Pero el entrenador atlético se resistió en un principio a darle siquiera una oportunidad al mexicano. El de Rosarito no fue de la partida en los primeros cuatro partidos de Liga, aunque pudo demostrar toda su valía en su debut contra la Juventus, ni más ni menos, en el primer partido del equipo de la Champions League. Herrera saltó al campo en los minutos finales y con un cabezazo soberbio empató el encuentro en el minuto 90, 2-2. Dejó así bien claro el ex Tuzo que a él no le impresionan los grandes escenarios ni los partidos de alto voltaje, pues por algo lleva seis años bregando por los mejores campos de Europa.

Desde entonces su situación ha cambiado para mejor, sin llegar todavía a ser ideal. Simeone está tirando de él con asiduidad como uno de sus tres cambios, aunque todavía duda en incluirle en la rotación como jugador titular. Lo hizo ante el Bayer Leverkusen, partido en el que fue de los más destacados, pero también lo hizo contra el Alavés en Liga y acabó siendo sustituido a la hora de juego tras un partido bastante pobre junto a Marcos Llorente en la medular.

De cualquier forma, en general, sus actuaciones están gustando mucho, pues Herrera ha dejado claro que tiene talante para ser titular sin ningún tipo de contraindicaciones en el equipo de Simeone. El mexicano podría ser la pieza que falta para balancear un mediocampo rocoso y fuerte tácticamente junto a los otros tres puntales de Simeone, y que a su vez liberaría a Kieran Trippier y Renan Lodi por las bandas, creando así mucho más peligro en fase ofensiva.

Por eso, es el entrenador quien debe dar el paso y mostrar un poquito de esa confianza que ha vertido ya sobre jugadores como Lemar, Vitolo o el propio Diego Costa, quien está teniendo un duro arranque de temporada pero sigue siendo indiscutible en sus formaciones.

Herrera, mientras tanto, continúa esperando esa oportunidad para asentarse en el once, para sentirse importante, como lo hacía en Porto y también en el Tri. Si el 'Cholo' le da ese plus de confianza, seguro que el 'Zorro' acaba convirtiéndose en titular con todo derecho del Atlético de Madrid. El partido de Champions en Leverkusen podría ser un escenario propicio para dar el primer paso en ese sentido.