<
>

En tiempos de paro, el Barça ya planea rejuvenecer su plantilla

play
Barca rechazó propuesta de rebaja salarial (2:51)

En Jorge Ramos y Su Banda, Moisés Llorens informó que el presidente Josep Maria Bartomeu se reunió con los capitanes del equipo para encontrar una fórmula que permita reducir una parte del salario de los jugadores mientras dure la crisis del coronavirus. (2:51)

BARCELONA -- En tiempos de coronavirus, atendiendo al escenario de crisis económica que se avecina en el fútbol mundial y los efectos que, se sospecha, provocará en los clubes en cuanto a su política de fichajes, en el Barcelona se contempla con preocupación el escenario al que se enfrentará… Aunque con el alivio de haber comenzado, a tiempo, su planificación deportiva futura.

El club azulgrana hace meses que trabaja en rejuvenecer la plantilla del primer equipo y en ese sentido se felicita por la rapidez con que concretó los fichajes de Francisco Trincao y Matheus Fernandes en enero o, antes, del juvenil canario Pedri, jugador de 17 años que sigue cedido en Las Palmas y que, considerado entre las mayores perlas de futuro en el fútbol español, debería incorporarse el próximo curso al segundo equipo aunque se contempla que pudiera hacer la pretemporada con la primera plantilla.

Es una de las claves en el rejuvenecimiento de un vestuario en el que Ansu Fati tendrá plaza asegurada y de pleno derecho, además de ganar enteros la opción de Àlex Collado, que también ascendería del filial a la vez que Riqui Puig. Un cuarto protagonista se adivina con Ronald Araujo, central uruguayo muy estimado entre los técnicos y que está llamado a dar el salto, contando con que el Schalke 04 hiciera efectiva la opción de compra que tiene por Jean-Claire Todibo.

A partir de ahí la planificación está muy en el aire, pendiente de los efectos que el parón provoque en las finanzas de un Barcelona con muchos frentes abiertos, ocupado con la remodelación del Camp Nou, preocupado por las negociaciones con la plantilla en la reducción de salarios y temeroso de no poder entrar en el mercado de fichajes como desearía.

Consciente de entrada de la dificultad que entraña poder atacar la incorporación estrella del verano, entendiendo que en el mejor de los casos debería elegir entre Neymar o Lautaro Martínez, el Barça atiende al escenario general al que se enfrentará el fútbol europeo cuando se pueda recuperar la normalidad, entendiendo que sus problemas no serán únicos y que la mayoría de clubes, con los que existe comunicación continuada, se encontrarán en la misma situación de precariedad.

Dependiendo del músculo económico que pueda tener, apoyado por unos traspasos que pueda concretar, el club azulgrana enfrentará el desafío de rejuvenecer su plantilla sin perder potencial. El fichaje de Trincao es el primer paso, esperando a ver qué decide con Matheus Fernandes y confiando en que la pandemia del coronavirus provoque el menor daño posible… Que se sabe no será poco.