<
>

Es "impensable" que haya partidos con público, por lo menos hasta octubre

play
Un día de cuarentena en la casa de Quique Setién (3:12)

Más allá de compartir en familia, el DT del Barcelona se muestra ansioso por regresar a las canchas. (3:12)

BARCELONA -- La pandemia del coronavirus, que retiene en jaque al mundo entero, fue provocando paulatinamente durante el último mes la suspensión, aplazamiento o, directamente, cancelación de todas las actividades deportivas. Motor, tenis, baloncesto, béisbol, ciclismo, Juegos Olímpicos…

Nada ha permanecido inmune en esta suerte de efecto dominó que mientras se espera un remedio mantiene expectantes a todas las organizaciones deportivas. Y el fútbol, acaso el deporte más global, cruza los dedos, más temeroso que confiado ante el futuro inmediato.

¿Cuándo se podrá recuperar la normalidad? Mientras el recorte de salarios a los futbolistas ocupa la actualidad, con una polémica que amenaza con crecer a corto plazo, se hacen cábalas acerca del regreso de las competiciones. La Premier League fue la última en anunciar su suspensión hasta nueva orden, tal como ocurrió en España, que dejó en manos del gobierno la fecha de retorno de LaLiga… Pero en paralelo se mezclan especulaciones y avisos.

Y uno de esos avisos lo puso en el escenario el sábado Oriol Mitjà, especialista en enfermedades infecciosas y quien proclamó que es impensable que puedan disputarse partidos con público, por lo menos, hasta el mes de octubre.

“Hasta el otoño yo no volvería a abrir el Camp Nou. Los aficionados tendrán que esperar para volver a vivir el fútbol en el campo”, explicó el médico catalán en declaraciones a RAC1, centrando su advertencia en el Barcelona pero en un discurso que, fácilmente, puede extrapolarse al resto de clubes, ya sea en España, Europa o todo el mundo.

“Confío que el futbol pueda volver en julio, sin público”, convino por su parte Jaume Roures, presidente de Mediapro, propietaria de los derechos audiovisuales de LaLiga y quien avisó que ni en ese supuesto se podría ser totalmente optimista porque “si cuando regrese LaLiga hay un solo caso de coronavirus habrá que suspender la temporada”.

“Los jugadores quieren volver, pero con unas garantías de salud”, afirmó David Aganzo, presidente de la AFE (sindicato de futbolistas en España). “El primer paso es la seguridad de ciudadanos y futbolistas. Entiendo la economía de LaLiga y la Federación pero la salud es lo más importante” resolvió el dirigente sindical en Marca.

¿Y el público? Los partidos a puerta cerrada son contemplados por todos los actores como ineludibles. A falta de conocer las fechas en que puedan ir reanudándose las competiciones en los diferentes países (si puede hacerse) lo que está claro es que faltan muchos meses para que las gradas puedan abrirse a los aficionados.