<
>

Fuentes: Messi, Ter Stegen y De Jong, únicos intransferibles en el Barcelona

play
Emili Rousaud cataloga de 'postureo' demanda del club (3:42)

Expresidente del Barça expresó que la actual directiva del equipo azulgrana está actuando en su contra "de mala fe". (3:42)

BARCELONA -- Lionel Messi, Marc-André ter Stegen, Frenkie de Jong son los únicos futbolistas de la primera plantilla del Barcelona considerados “intransferibles” de cara a un mercado en el que el club catalán prevé que habrá menos dinero y más intercambios de jugadores que nunca, distintas fuentes informaron a ESPN.

El presidente Josep María Bartomeu ya hace unas semanas declaró que el Barça afrontará el mercado con “capacidad” para fichar grandes jugadores pero sugirió que tendrán que ofrecer jugadores como moneda de pago dada la crisis económica que viven los clubes por el Coronavirus.

“En esta ventana de verano se auguran operaciones de intercambio, no habrá tanto dinero, tanto cash, pero habrá más intercambios", dijo Bartomeu.

El Barcelona ya tiene dos fichajes cerrados para la próxima temporada: Trincao, joven extremo del Sporting de Braga, y Pedri, un centrocampista de solo de 17 años que está destacando esta temporada como cedido en la Unión Deportiva Las Palmas de Segunda División.

No obstante, como ha ido contando ESPN, mientras en el club sigue un debate abierto sobre si es posible fichar a Lautaro Martínez, Neymar o incluso los dos, la secretaría técnica también quiere reforzar la plantilla con un lateral derecho, un central al estilo Gerard Piqué y un centrocampista con buen físico..

En el club son conscientes de que en las circunstancias actuales tendrán que recurrir a sus activos para poder acometer una remodelación de semejante dimensión y distintas fuentes admiten a ESPN que están dispuestos a poner en el mercado o a utilizar como moneda de cambio a casi todos sus futbolistas, con las excepciones de Messi, Griezmann, Ter Stegen y De Jong.

Lautaro, por ejemplo, tiene una cláusula de 111 millones de euros para las dos primeras semanas del mes de julio pero desde el club deslizan a ESPN que en ningún caso pagarían ese precio para conseguir su incorporación. Por eso, aunque no será fácil, ejecutivos del Barcelona y del Inter de Milan ya han hablado en varias ocasiones sobre la posibilidad de incluir otros futbolistas en la operación.

Neymar es el otro gran objetivo. Hace casi un año, ESPN ya explicó que el club azulgrana ofreció al PSG algo más de 100 millones de euros, además de un paquete de jugadores entre los que desfilaron nombres como el de Philippe Coutinho, Ivan Rakitic, Samuel Umtiti, Jean Clair Todibo y Ousmane Dembélé. El equipo parisino rechazó entonces la propuesta pero el Barça espera que este verano rebajen su postura teniendo en cuenta que el brasileño termina contrato en 2022.

Tanto para Inter como para PSG, la plantilla del Barcelona tiene jugadores que le pueden servir en el futuro. Mientras los italianos valoran a Arturo Vidal, Ivan Rakitic, Carles Aleñá o Rafinha, el club francés trata de afrancesar su plantilla y la azulgrana tiene a varias internacionales en sus filas.

En un mundo ideal el Barcelona querría acometer ambas operaciones, pero como adelantó ESPN, el Barça debe elegir entre Neymar o Lautaro Martínez Fichar a ambos atacantes era una posibilidad, pero por la situación actual, el Barcelona empieza a asumir que sólo podrán ir a por uno espndeportes.espn.com ) en el Camp Nou son conscientes de que seguramente tendrán que decantarse solo por uno.

La crisis del coronavirus está azotando muy fuerte al mundo del fútbol y en especial a un Barcelona que ha visto cortados de manera radical sus ingresos. El ticketing, hospitality, el Museu, las tiendas y las escuelas son principales fuentes de riqueza del club y a día de hoy están todas paradas.

De esta forma, se buscarán soluciones alternativas para poder reforzar la plantilla con las mejores piezas posibles.

En este sentido, ESPN supo que los caminos trazados para tratar de fichar a Lautaro y/o Neymar están diferenciados. La dirección deportiva apuesta y trabaja a destajo en la llegada del argentino porque piensan que la plantilla necesita un 9 que pueda convertirse en el sustituto a largo plazo de Luis Suárez mientras que Bartomeu se decanta por el brasileño y será el que dirija de mera personal las operaciones para poder su regreso.

GRIEZMANN NO SE VA
Antoine Griezmann no abandonará el Barcelona al acabar esta temporada (sea cuando sea el final).

Puesto su nombre en un escenario de trueques, con Lautaro Martínez en el plano, tanto la postura del futbolista francés como la reconocida a ESPN Deportes por una fuente del club es indiscutible: su futuro pasa por permanecer en el Camp Nou, no atendiendo a ninguna clase de especulación que se advierte sin sentido.

“Griezmann no se va”, se cierra desde el Barça, donde el área deportiva considera que su rendimiento, sin alcanzar aún el cénit que de él se espera, está respondiendo a las expectativas: es el tercer máximo realizador del equipo con 14 goles, varios de ellos fundamentales, y su capacidad de sacrificio en el terreno de juego merece todos los elogios.

El caso, que no es tal, de Griezmann no es más que otro de los muchos que se catapultan en mayor o menor medida durante las últimas semanas alrededor del club azulgrana, donde se multiplican las especulaciones de fichajes, traspasos y trueques que afectan a no pocos jugadores de su plantilla.

La permanencia de algunos de ellos, no es un secreto, está muy en el alero, pero las especulaciones con otros, de entrada, se contemplan curiosas. Como poco. Desde Ivan Rakitic y hasta Junior Firpo, pasando por Nelson Semedo, Ousmane Dembélé, Arturo Vidal (quien es colocado en el radar del Inter) o Samuel Umtiti pocos son los jugadores cuyo nombre no ha aparecido como moneda de cambio en otras tantas operaciones de fichajes.

A ellos habría que sumar el caso especial de Philippe Coutinho, cedido al Bayern Munich y cuyo representante Kia Joorabchian desveló su deseo de regresar a la Premier League como nombre más destacado de la lista de cedidos que tiene el club azulgrana pendientes de solucionar en un futuro próximo.

Y es un caso especial atendiendo a la sorpresa que causó el miércoles el discurso de Quique Setién, quien valoró su retorno al Barça la próxima temporada.

(Jordi Blanco, corresponsal en Barcelona, colaboró con este reporte)