<
>

Luis Advíncula se prepara para la nueva temporada con Rayo Vallecano

Luis Advíncula cumple su tercera temporada en Rayo Vallecano, club al que llegó en 2018, primero como cedido por Tigres de México, que después lo traspasó al equipo español, con el que tiene contrato hasta 2022 y en el que se encuentra "muy contento".

"Me trataron muy bien. Me adapté bien al club y a Madrid. Eso hizo que me quedase aquí. Estoy muy contento". Así justificó Advíncula su fichaje por el Rayo, en julio de 2019, en una operación que rondó los tres millones de euros.

El fichaje sorprendió, por un lado, porque Rayo no suele ser un club comprador con desembolsos grandes, y por otro, por la apuesta que hizo el peruano, con un alto valor de mercado y titular con su Selección en el último Mundial de Rusia, por un equipo modesto de la Liga española.

Su presentación despertó mucha expectación y fue una de las más multitudinarias que se recuerdan en el club madrileño, que vio como las gradas de su Ciudad Deportiva se llenaban de compatriotas luciendo la bandera de Perú y los colores del país sudamericano.

"Después del Mundial llegaron ofertas, pero la que más me sedujo fue la del Rayo porque siempre quise venir a la Liga española. Tuve propuestas de Turquía, de Brasil, del Girona español, de la segunda de Inglaterra y también se habló del Atlético de Madrid, pero de eso nunca hubo nada, fue puro humo", declaró en una entrevista el 19 de abril de este 2020.

Desde su llegada, Advíncula fue el dueño del lateral derecho del equipo madrileño. Lleva 65 partidos disputados y solo ocho como suplente. Tanto para Míchel como para Paco Jémez fue indiscutible y su posición nunca se puso en duda.

En sus dos campañas en la Liga española se ha enfrentado a algunos de los mejores atacantes del mundo como los franceses Antoine Griezman y Karin Benzema, el argentino Lionel Messi y los uruguayos Luis Suárez y Cristian Stuani.

En la última temporada, el peruano fue uno de los protagonistas más destacados del Rayo en todos los sentidos. Fue un fijo para Paco Jémez, marcó el primer gol en la vuelta de la Liga española después de tres meses de parón por la crisis sanitaria de la Covid-19 y en la penúltima jornada un penal suyo a un rival de Las Palmas mermó las opciones de su equipo de entrar en una promoción de ascenso que se esfumó con esa pena máxima. Su abatimiento y sus lágrimas sobre el césped fueron las de todo un barrio.

Advíncula vive en Madrid pero no se olvida de sus compañeros del combinado nacional, a los que recuerda constantemente con videos y mensajes cariñosos a través de las redes sociales, siendo el jugador del plantel más activo en el mundo virtual.

La música y el baile son dos de sus grandes pasiones. Prueba de ello son los videos bailando que ofrece a sus seguidores en Tik Tok y las colaboraciones con grupos como La Combinación de la Habana, con los que actuó de protagonista del videoclip de la canción "Me tiene sin cuidao".

Esta temporada, con su nuevo técnico Andoni Iraola, Advíncula parte como titular para el estreno liguero frente a Mallorca. El Rayo, tras la marcha de Tito, no cuenta con ningún otro efectivo para el lateral derecho, para el que se busca una incorporación, aunque encontrar el refuerzo no es fácil debido a la dura competencia con el peruano.

"Estoy muy bien en el Rayo. El futuro nunca se sabe, uno siempre quiere mejorar, pero estoy asentado en Madrid y estoy muy contento. Solo pienso en la próxima temporada", dijo Advíncula, al término de la última campaña.

El objetivo de este curso, como reconoce, es "devolver al Rayo al sitio dónde nunca debió de dejar de estar". Por delante 42 jornadas, un campeonato de muchísimo nivel y mucha ilusión por el nuevo proyecto.