<
>

Andrés Guardado, el "hermano mayor" de Lainez

play
Diego Lainez considera a Guardado un hermano, se siente muy querido en el Betis (1:36)

Lainez también dijó sentir mucho cariño con todos los aficionados mexicanos que le manifeistan constantemente su aprecio. (1:36)

Andrés Guardado, referente del Betis, tiene un papel muy importante en la carrera de Diego Lainez, quien lo ayudó a su adaptación al futbol español

Diego Lainez llegó a España con 18 años para enrolarse con el Real Betis. Hoy tiene 20 y su madurez dentro y fuera de la cancha se nota. Sin embargo, tuvo una figura que lo cuidó y lo aconsejó en todo momento para hacer más fácil su adaptación a una nueva vida, una muy lejos de México.

Andrés Guardado, referente del Betis y capitán de la Selección Mexicana, fue la clave para que el juvenil nacional no echara todo en saco roto cuando las cosas se complicaron los dos años pasados, mismos en los que no tuvo mucha participación con el cuadro heliopolitano, y es que para esta temporada, Lainez vive ya superó los minutos que tuvo las dos campañas pasadas.

Me ha ayudado, no solo en cosas futbolísticas, que siempre intenta ayudarme, pero fuera de la cancha también. Siempre está allí, que qué necesito, me manda mensajes. Sientes esa cercanía. Para mí es más que un amigo, lo considero más un hermano, ¡aunque sea mayor que yo! Pero es una persona muy cercana”, dijo a ‘Toda al Verde’ en Betis TV.

Una meta muy clara que tiene el extremo por derecha de apenas 1.68 metros de estatura es jugar el Mundial de Catar 2022 al lado de uno de sus amigos más cercanos, aquel que lo adoptó en su casa y con el que pasa las fiestas decembrinas.

¿Me veo en el Mundial de Qatar con él (Guardado)? Sí, claro, es un sueño que tengo yo. Es el sueño de cada futbolista representar su país en una Copa del Mundo. Es lo más bonito que te puede pasar, entre otras cosas. Pero hablando de tu país, no creo que haya otra competencia más linda”, expuso.

“Imagínate, y encima con él (Guardado), una persona tan emblemática en nuestro país. Aquí también en el Real Betis. Es una figura muy importante para nosotros. Tiene una mentalidad increíble. Pero sobre todo como persona. Lo que nos da también al equipo como persona, es algo que muy pocas veces te toca ver”, resaltó el tabasqueño.

Lainez debutó a los 16 años con el América bajo el mando de Ricardo La Volpe. De inmediato, se notó esa chispa que emana y conectó no solo con la afición americanista, sino que lo hizo con todo el país.

Incluso, en un amistoso de México ante Estados Unidos en 2018, el jugador nacional se enfrentó en una pelea con Matt Miazga, zaguero del combinado estadounidense, y fue este último quien se burló de la estatura de Lainez. Ante eso, no solo sus compañeros del Tricolor reaccionaron, siendo Edson Álvarez uno de los principales, sino que lo hizo toda la afición mexicana.

Mi país tiene algo especial por mí, no sé. La gente me quiere mucho, me lo expresan siempre en redes sociales. Desde que estaba en el América. Es algo muy bonito, que siempre conecto con la gente. Estoy muy feliz de que la gente de mi país me quiera de esa manera porque es recíproco”, dijo emocionado.

Finalmente, Diego carga con una losa que lo pone como una de las principales promesas en México y como un revulsivo en cuanto al cambio generacional en la selección, cuestión que no le pesa.

En mi país tengo ciertas responsabilidades. Debuté joven, pero nunca me ha pesado. Siempre lo he utilizado como una motivación para seguir adelante”, finalizó.