<
>

El público volverá a los estadios en España en las finales de Copa del Rey, y en abril lo hará en la Liga

play
Koeman tiene que, entre los escombros, sembrar una base a futuro en un Barça que no cuenta con él (1:38)

Barak Fever cree que Barcelona es un equipo mediano, ideal para Ronald Koeman, a quien considera también un DT mediano. (1:38)

BARCELONA -- La Final de Copa del Rey de la edición de 2020 entre Athletic Bilbao y Real Sociedad, prevista para el 3 de abril en el estadio de La Cartuja de Sevilla, se jugará con público en las gradas, lo que también ocurriría dos semanas después (el 17 de abril) en la Final de esta temporada que disputarán el mismo Athletic y el Barcelona.

Fuentes de la Federación Española de Futbol confirmaron a ESPN Digital que el ente presidido por Luis Rubiales "trabaja desde hace semanas" con esta posibilidad, no confirmada aún oficialmente pero muy cercana a ser una realidad.

En paralelo, este mismo miércoles, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, anunció su esperanza de que el público pueda regresar a los estadios en la competición "a partir de la tercera semana de abril", disputándose las ocho últimas jornadas del torneo con entre un 25 y un 30 por ciento de aficionados en las gradas si la evolución positiva en la pandemia del coronavirus se mantiene como en la actualidad.

Para las Finales de Copa, el estadio de La Cartuja se abrirá parcialmente a los aficionados, entre un 20 y un 25 por ciento de su aforo, lo que significará que atendiendo a que tiene cabida para 60 mil espectadores se podrán citar en las gradas entre 12 y 15 mil hinchas, con la particularidad principal de que las localidades solo estarán disponibles para seguidores de Andalucía, argumentando en la actual situación de pandemia que se quiere evitar el desplazamiento de personas desde Euskadi y Cataluña a Sevilla.

La Final entre los dos equipos vascos significará el regreso a los estadios de los aficionados después de un año, exactamente 391 días después de que se jugase la jornada 27 de LaLiga de Primera División, siendo el partido entre el Betis y el Real Madrid del 8 de marzo de 2020 el último con público (se citaron más de 51 mil seguidores).

LA LIGA, TAMBIÉN

"Si se dan las circunstancias sí habrá público. Estamos preparados desde hace meses, pero hay cosas, circunstancias, que no se pueden controlar. Esperamos que desde la tercera semana de abril podamos empezar a tener un porcentaje de público en los estadios”, anunció Javier Tebas durante su asistencia a un acto de la agencia Europa Press, manteniendo "la cautela", pero mostrándose "optimista" con esta posibilidad.

El presidente de LaLiga confirmó que en los últimos meses su organización ha trabajado conjuntamente con el Consejo Superior de Deportes para llevar a cabo los planes previstos respecto al retorno de los aficionados a los estadios de manera escalonada.

"Siguiendo lo dicho por la Secretaria de Estado, lo que esperamos todos es que después de Semana Santa ya podamos establecer rápidamente una fecha" convino Tebas, poniendo énfasis, eso sí, en su "cautela" con el asunto. "De momento todo el mundo espera con precaución la Semana Santa, momento clave para ver cómo van las cosas" reveló. "Esperamos que el repunte sea menor que en Navidad y eso nos permita volver a los estadios" solventó, considerando "incoherente" que puedan acudir espectadores a otros eventos (musicales o culturales) y no al fútbol.

De confirmarse estas perspectivas, habría entre un 25 y un 30 por ciento de aficionados en las gradas de los estadios en las ocho últimas jornadas de Liga. Entre los aspirantes al título esto significaría que el Atlético de Madrid podría reunir a un máximo de 20 mil hinchas en el Wanda Metropolitano en los encuentros frente al Huesca, Eibar, Real Sociedad y Osasuna; el Camp Nou se abriría para los partidos del Barcelona ante Getafe, Granada, Atlético (duelo trascendental) y Celta para hasta 29 mil aficionados mientras que el Real Madrid, que juega sus partidos en el estadio Alfredo Di Stéfano, sería el más perjudicado (en cuanto a número de seguidores) ya que solo podría dar entrada a un máximo de 700 aficionados en los partidos contra Betis, Osasuna, Sevilla y Villarreal.

El Clásico, que se debe jugar el 11 de abril, no entraría en la horquilla de jornadas anunciadas por Tebas, por lo que el Real Madrid habría sido el último equipo que jugó un partido con público (la pasada temporada en el campo del Betis) y el último, también, en hacerlo a puerta cerrada ante el Barcelona este curso.