<
>

Leandro Cabrera contó cómo vive su vuelta a Primera con el Espanyol de Barcelona

El defensa uruguayo destacó lo cómodo que se siente en España y relató sus expectativas de cara a La Liga 2021/22 que comenzará en el mes de agosto. rcdespanyol.com/

Leandro Cabrera conversó este jueves sobre su actualidad en el Espanyol de Barcelona, equipo que en mayo se consagró campeón de la Segunda División de España, concretando así su regreso a La Liga. El defensa uruguayo habló en el programa Quiero Fútbol (Radio Sport 890), recordó su salida del Getafe y destacó lo cómodo que se siente en España.

El futbolista formado en Defensor Sporting subrayó que llegó al Espanyol en enero del 2020, a los pocos meses los pericos perdieron la categoría, pero ahora ya entrenan enfocados en el comienzo de La Liga fijado para agosto: “Al principio parecía difícil el haber llegado al Espanyol, pero al final salió todo bien y puedo decir que fue una decisión más que acertada. En el club ahora tenemos la expectativa de tener un año de estabilidad en Primera, y a partir de ahí cada uno dar su mejor versión, en mi caso volver a mi nivel o incluso tratar de mejorarlo, y conseguir los resultados, que al final el trabajo grupal permitirá el destaque individual de cada uno”, afirmó el oriental.

Cabrera llegó al fútbol de España en junio del 2009, siendo fichado por el Atlético de Madrid; luego jugó en el Recreativo Huelva, Numancia, Hércules, Zaragoza, Crotone de Italia y a mediados del 2018 se había sumado al Getafe.

“El Espanyol es un club con mucha exigencia. Es verdad que dentro de la ciudad el equipo que se come todo es el Barcelona, pero nosotros sentimos mucho el apoyo de nuestra gente y a pesar de no tener el título de grande, nos sentimos con la máxima responsabilidad de salir a ganar cada fin de semana, donde como locales tenemos el apoyo de 35 o 40 mil personas”, afirmó el uruguayo que sólo pudo jugar un derbi catalán, al que calificó como ‘el partido que queremos ganar todos’. “Barcelona es el rival de toda la vida, se vive de manera especial”, agregó.

El zaguero o lateral por izquierda comentó sobre la idea de juego que intentará proponer su equipo en La Liga: “Primera es más difícil y complejo, seguramente no tengamos la posibilidad de ser tan protagonistas y llevar el peso del partido como en Segunda, pero no queremos perder las señas de identidad y trataremos de remarcar todo lo que hemos hecho bien”.

El futbolista, que cumplió 30 años el pasado 17 de junio, remarcó sobre el hecho de jugar a puertas cerradas: “Los partidos no pudieron ser con público, pero al final los hinchas del Espanyol se rebuscaron para brindarnos su apoyo y a su manera se hicieron sentir, más allá de que no es lo mismo que cuando están en el estadio. Un caño, los goles y hasta una pelota en el palo tienen otro sabor con gente en las tribunas”.

Cabrera también recordó su salida del Getafe a principios del 2020 y confesó: “Al principio me sorprendió, me sentía muy bien allí, estábamos en enero; pero cuando mi padre me avisó, y lo pensé unos días”. Luego comentó que si bien está ‘híper mega agradecido con el Getafe’, entiende que si puede repetir en Espanyol lo que hizo en el club madrileño, la repercusión y por ende su propio nivel deportivo será mucho mayor.

“En su momento fue difícil salir del Getafe porque dejaba un vestuario hermoso, con compañeros espectaculares y un equipo acostumbrado a ganar. A veces hay que tomar decisiones, no siempre son fáciles, no lo fue, pero creo que fue más que acertada. Estoy muy contento con las situaciones vividas, todo me ha forjado y formado, me ha permitido aprender y crecer. Por ejemplo, en Crotone jugué cinco partidos, pero me puso duro de cabeza y me mantuve físicamente; siento que supe hacerme y cada paso que di creo que fue para adelante, estoy muy feliz de todo lo conseguido y espero seguir mejorando”, destacó.

En un breve repaso por su carrera, Cabrera valoró lo bien que se sintió en el Zaragoza: “Estuve tres años en Zaragoza y estaba muy cómodo, me sentía respetado por la gente, hice amigos; si hubiera hecho el resto de mi carrera en Zaragoza, hubiera estado súper contento, pero a veces las cosas no salen como uno quiere”.

Respecto a su futuro, el uruguayo comentó que aún tiene tres años más de contrato con el Espanyol y aseguró sobre la posibilidad de volver a su país: “No me lo planteo, estoy muy acostumbrado a la vida que llevo en España. Lo único que me llama de Uruguay año a año es ir a ver a mi familia y amigos; creo que si todo sale como quiero terminaré mi carrera en Europa”.

“En este momento, estoy feliz con la vida que llevo en España. Es donde más tiempo he vivido en mi vida adulta y siento que voy a hacer mi vida acá, esa es mi intención”, afirmó.