<
>

Koeman: "No estoy preocupado por mi futuro, nadie me ha dicho nada"

play
Golpe de realidad para el Barcelona (1:40)

Jordi Blanco con los ecos de la derrota del cuadro catalán frente al Bayern Múnich. (1:40)

BARCELONA -- Ronald Koeman vivió este domingo su primera rueda de prensa previa a un partido en el Camp Nou cara a cara con los periodistas. Hace año y medio, el 6 de marzo de 2020, se llevó cabo la última comparecencia presencial en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva azulgrana... Y en aquel tiempo el entrenador era Quique Setién.

"Buenos días, que bien que estén aquí, mejor que con la pantalla", sonrió el entrenador holandés, quien enfrentó a una comparecencia no muy distinta a las telemáticas anteriores, con su futuro siempre en el escenario, su apuesta por la juventud y su relación con el presidente.

Fueron 14 preguntas en 18 minutos y una constatación: A Koeman no le preocupa su futuro. Y una sentencia: Los jóvenes sí tienen un sitio con él. "Yo no sé si estoy seguro o no, pero no estoy preocupado por mi futuro. Nadie me ha dicho nada de este tema y lo que hago es pensar en el partido de mañana porque lo demás no está en mis manos" advirtió Koeman, refiriendo que "al final lo que cuenta son los resultados pero no tengo ningún miedo en mi futuro".

A partir de ahí tanto avisos recordando de donde viene el Barça como recordatorio de su apuesta, personal y deportiva. "No es normal que un día antes de jugar contra el Bayern me pregunten por mi renovación y después que no tenga claro mi futuro", reveló, solventando que nada le ha hecho arrepentirse de fichar en su día por el club azulgrana: "No, para nada. Todos queremos lo mejor para el Barça y yo sabiendo todo el tema estuve interesado en ser el entrenador, tuve la sensación que era un momento complicado por el tema económico y de la plantilla, pero siempre he querido estar aquí".

"Todo el mundo tiene derecho a opinar, claro. Seguro que hay gente a favor y gente en contra de Ronald Koeman pero yo no hablo aunque hay gente que quiere que siga y otra que piensa que deben buscar a otro entrenador", convino el técnico, repitiendo que ese debate "no está en mis manos. No me gusta ser oportunista".

"Siempre hay cosas exageradas. Hay cambios en el equipo, lesionados y muchos jóvenes. La gente que sabe seguramente dice que es un cambio, pero lo que cuenta es ganar partidos y ahora lo que debemos es poner energía para ganar al Granada", especificó, mostrando su esperanza en que el apoyo del público ayude al equipo "porque jugamos en casa, con nuestra afición, y aunque esperamos a un rival fuerte, no se puede comparar con el partido del año pasado".

"Soy más realista que oportunista... Hace un poco más de un año el Barça perdió con el Bayern por 2-8 y acabó el partido con Messi, con Griezmannm Suárez... El otro día acabamos con Mingueza, Araújo, Balde, Pedri, Demir y Gavi", reivindicó Koeman, en su claro alegato respecto a su confianza con los jóvenes.

¿Cuándo será su momento? Recordando su paso por el Ajax o el Feyenoord, donde les dio el peso, ¿cuándo pasarán de ser secundarios a protagonistas en el once del Barça?

"Yo no tengo miedo de poner a un joven de inicio, pero poner a seis enseguida, ahora, creo que tampoco es bueno", resolvió el técnico holandés, quien recordó que todos "participan y tienen minutos, pero es dificilísimo saber cuando van a tener más porque depende de muchas cosas, aunque si es un tema de un jugador como Pedri no lo puedes parar para ser titular".

En este sentido, y contando con la lesión de Jordi Alba, Koeman no negó que Alejandro Balde pudier tener su oportunidad en el once inicial porque "me gusta jugar con el lateral de sitio. Entró el otro día muy bien, con calidad y energía. Dest también ha jugado en la izquierda y Mingueza también lo hizo en el filial, pero lo más normal es que prefiero un lateral zurdo. Hay que tener claro que hablamos de un jugador muy joven, pero yo no tengo miedo en empezar el partido con Balde".

"A Ansu le estamos esperando" reconoció al ser preguntado por el jioven delantero, que aún no jugará este lunes frente al Granada pero cuya reaparición se entiende muy cercana. "A pesar de su juventud ya ha demostrado su calidad y el año pasado antes de lesionarse marcó bastantes goles. No ponemos fecha pero ya está trabajando con el equipo. Puede ser en una semana o en diez días. Sabemos que en ataque nos falta y si puede tener minutos es importante para el equipo porque estamos hablando de un gran jugador".