<
>

Piqué reparte candela... Bartomeu, Messi, Cristiano, Neymar, su futuro

play
Koeman: 'Si alguien del Barça ha filtrado el contrato de Messi, no puede tener futuro en el club' (2:36)

El DT holandés pide que se investigue a fondo cómo pudo filtrarse el contrato de Messi en la prensa. (2:36)

BARCELONA -- Gerard Piqué rebajó al ex presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, ensalzó a Florentino Pérez, recordó el 2-8 ante el Bayern para, así, valorar los éxitos anteriores del Barça, anunció su intención de retirarse en el club azulgrana, recordó su etapa en el Manchester United y en la selección española, habló de Sergio Ramos, de Messi, de Cristiano Ronaldo, de las elecciones del Barça y de su recuperación.

Durante más de dos horas de distendida conversación con Ibai Llanos, uno de los streamers más populares del mundo en su canal de twitch, el central catalán, que cumplió 34 años el martes, no se dejó nada, o casi nada, en el tintero.

Piqué, quien en otra conversación en el programa de YouTube 'Post United' dirigió sus dardos al Real Madrid a cuenta de los arbitrajes, mantuvo con el famoso streamer un tono muy distendido, no evitando apenas ningún tema.

"A Messi le veo muy feliz y tenerle al lado siempre es una garantía de éxito... Pero no sé su intención final; esa es una pregunta para él", advirtió al ser preguntado por el crack argentino, revelando que el tema del Burofax "fue una situación muy difícil para todos. Por un lado está la situación del club, por otro el personal (el del propio jugador) y sucedieron unos acontecimientos que acabaron de la mejor manera posible porque Leo se quedó", resumió, sin querer ahondar mucho en qué ocurrirá a final de temporada.

"El fracaso forma parte de la vida", proclamó al recordar el 2-8 de Lisboa frente al Bayern Munich. "Duele muchísimo, pero la vida es esto. A veces la vida te pega bofetadas y uno tiene que adaptarse, mejorar. Hay que mirar siempre hacia adelante", explicó el central del Barça, admitiendo que fue un palo "muy fuerte" y aprovechando para, entonces, revelar que ahora "es cuando valoras los éxitos, los títulos... Cuando estás en época de vacas flacas entiendes que no se gana siempre.

"Siempre hay que tener la ambición de querer ganar más cosas. Ahora, que hemos comido mucha mierda, valoras mucho más el hecho de levantar títulos. He tenido la suerte de ganar tanto siendo tan joven que ganabas un Mundial y era un título más. Esa sensación de ser joven y sentirte imparable... no valoras tanto los éxitos. Ahora que nos han pintado la cara, sí que lo haces", sentenció.

"Con Sergio Ramos me llevo... cordialmente. Tengo un buen trato como lo tengo también con los demás jugadores del Real Madrid", aseguró Piqué, quien reconociendo que siempre le gustó llevar al límite la rivalidad con el club merengue, hubo una época, la de Mourinho, "en que se rebasaron todas las líneas rojas.

“Ahora es más light. No es para culparle a él, pero llegó y se calentó todo y cuando se fue se enfrió todo. Las cosas están ahí. Yo soy de meter cizaña y de liarla dentro de los parámetros que considero sin cruzar una línea roja y en ese momento se cruzó. Hubo acciones como meterle el dedo a Tito Vilanova. Y los medios y campaña de Madrid que parecía que no pasaba nada. Ya sabemos cómo va esto. Luego con el tiempo se ha demostrado que se pueden tener relaciones de amistades con el rival manteniendo la rivalidad deportiva".

Menos condescendiente fue con Bartomeu, de quien dijo que "le faltó liderazgo. Tengo buen trato con él y como persona no veo que tenga maldad, pero debes tener dotes para liderar un club como el Barça, que es un transatlántico. Más de una vez le dije, 'presi, ven a la ciudad deportiva, que hablaremos' pero nunca apareció...

“Cuando esquivas malos momentos, todo se complica, surgen más problemas y las cosas van a peor; si te escapas, no apareces y delegas se hacen montañas. Debes saber tomar decisiones para que el club vaya a buen puerto. Hubo momentos en que se necesitaba liderazgo, dar la cara. Cuando hay problemas hay que saber resolverlos, coger el toro por los cuernos".

En este sentido comparó la gestión del ex presidente del Barcelona con Florentino Pérez en el Real Madrid, sentenciando que el mandatario merengue "es una persona que tiene don de mando. Con sus decisiones, que te pueden gustar o no, demuestra que es el líder. Cada uno tendrá su opinión, pero al menos demuestra que tiene una idea y sabe a dónde va. Con Ramos, con Cristiano en su momento… con todo tipo de jugadores. Tiene una cualidad que con Bartomeu no era la especialidad de la casa".

"Ahora en el Barça hay elecciones y espero que el socio vote aún con las limitaciones del Covid. Los tres candidatos son competentes", señaló sin posicionarse y confiando en que el resultado sea lo mejor para el club azulgrana: "Hay que mirar al futuro y seguro que quien salga lo hará bien".

En el plano personal no avanzó si mantiene la idea de convertirse en presidente del Barça. "Ahora lo único que intento es aprender. He aprendido cosas buenas y malas de Bartomeu, de Rosell, Laporta... Intento aprender de todos porque cada uno te puede dar un punto de vista. No sé que voy a hacer en unos años. Ahora estoy jugando al fútbol, intentaré seguir lo más posible y cuando vea que no pueda levanto la mano y me voy a casa. Luego llegará una nueva vida, pero hay un abismo. Es difícil adaptarse y hay que estar preparado", avanzó.

Referido a Cristiano Ronaldo, a quien conoció en su etapa del Manchester United, Piqué convino que mantiene "buena relación" con el portugués, calificándole como "un ganador, que compite siempre y tiene unas condiciones brutales. El valor inmenso de Cristiano es que en una época en la que Leo ha sido el mejor, ha sido capaz de ganar cinco Balones de Oro. Es un logro muy grande, una barbaridad... Cuando le conocí pensé que iba a ser un jugador muy grande, aunque no al nivel de Messi, al que desde nuestra etapa en la cantera del Barça ya veía como el número uno".

Así, reveló que en el fútbol, el ambiente de los vestuarios hace mucho y recordó que en los Diablos Rojos era muy distinto al Barça. "En Inglaterra hay un humor negro brutal. En el vestuario me lo pasaba bomba. Venía Evra con unas zapatillas Nike y empezaba a fardar. Se va al gimnasio a entrenar y le quemábamos las zapatillas con gasolina y grabábamos un vídeo y se lo mandábamos. Cuando se enteraba quién era la devolvía y así todos los días... Eso aquí es imposible... Cuando llegué al Barcelona intenté hacer las mismas pero no se entendían. Hice un par y ya está. Deshinchar las ruedas a alguien. Salir, cagarse en todo y amenazarte. En Barcelona no te daban la oportunidad de seguir la cadena de bromas".

A pesar de ello, Piqué expresó que en el club azulgrana el ambiente, siendo distinto al del ManU, es también de camaradería: "Hay personajes que te descojonas. Jordi Alba, en su momento Aleix Vidal, que dan vidilla al vestuario. Cachondeo cada 5 minutos. Un vestuario unido que se lo pasa bien, mola, es muy importante".

Pasando de puntillas por el caso Neymar, "es un tema sensible en Can Barça y es mejor no entrar. Había otras cosas y en la vida te equivocas millones de veces y aprendes", el central destacó que en su etapa con la selección española "me lo pasé genial. Siempre había un ambiente especial, no sólo con los jugadores sino también con el staff. La selección era una familia para mí.

“Y en Madrid he pasado mucho tiempo y jamás me he encontrado una mala cara. Todo el mundo te saluda, una foto... Ni una mala experiencia. En este sentido sólo puedo hablar bien de toda mi experiencia con la selección. Con el tema político hubo un par de años que se generó todo ese debate, pero busco la parte positiva y me motivé para demostrar que podía ayudar al máximo a la selección".