<
>

"El draft nos envió a Centroamérica": delantero mexicano que espera al América en Guatemala

Agustín Herrera no toma como una "revancha" los duelos ante los equipos del futbol mexicano @CremasOficial

Agustín Herrera, hace siete años, miraba el reloj una y otra vez esperando la llamada que le avisara cuál sería su próximo equipo. Era la época del draft, en el que los futbolistas de la Liga MX tenían las horas contadas para conseguir equipo o se quedaban un semestre sin jugar. El teléfono del ex jugador de Santos no sonó y terminó en Guatemala, hoy enfrenta al América como goleador del Comunicaciones.

“A raíz del draft se abrió un mercado en Centroamérica y otro factor que nos hizo venir para acá fueron las reglas del futbol mexicano, que le dan ventajas a los extranjeros, eso obligó a que el futbolista tricolor no sólo buscara equipo en Europa, sino en otros lugares como Guatemala, Medio Oriente, la MLS, nosotros tenemos que buscar seguir jugando. En Guatemala nos abrieron las puertas y lo agradezco”, cuenta Agustín Herrera, delantero de Comunicaciones, a ESPN Digital, uno de los 24 mexicanos que juega en el país chapín.

La historia de Agustín Herrera se desarrolló más en la división de Ascenso, que en Primera División, tenía ofertas para continuar en México, pero no convencían al delantero que nació en Los Mochis, Sinaloa. Se acabaron las 24 horas que ofrecía el régimen de transferencias para conseguir equipo y se marchó a Centroamérica, al igual que otros futbolistas como el 'Torito' Silva, César Villaluz, Luis Ángel Landín...

“En ese entonces, si no tenías equipos después del draft no te podías contratar con otro equipo. Me quedo sin club e iba ser la segunda vez que me quedaba seis meses parado por la misma situación, por eso cuando me llegó la llamada de Guatemala, no dudé en aceptar”.

El 'Tin', como le dicen en el balompié de Guatemala, llegó en el 2013 al país centroamericano y por segunda ocasión está en el Comunicaciones de aquel país. La selección chapina le ha ofrecido nacionalizarse, pero Herrera tardó en tramitar su residencia, pues siempre tuvo la esperanza de regresar a México.

“Pasó por mi mente jugar con la Selección de Guatemala, pero en épocas recientes. Antes no sabía si iba a durar tantos años, porque te manejas por contrato. Recientemente sí tengo la idea, pero no puedo por temas de migración. Necesitas tener cinco años de residencia en el país para nacionalizarme y nunca tramité mi residencia”.

Su oportunidad está contra el América, “sabemos que no somos favoritos, pero les podemos dar una sorpresa. Estamos preparados”.