<
>

Gattuso define como "cuatro imbéciles" autores cánticos racistas a Koulibaly

MILAN - Gennaro Gattuso, técnico del Milan, definió este viernes como "cuatro imbéciles" a los aficionados del Inter de Milán que dirigieron el miércoles unos cánticos racistas al defensa senegalés del Nápoles, Kalidou Koulibaly.

En ocasión del partido liguero Inter-Nápoles, parte de la hinchada milanesa insultó repetidamente de manera racista a Koulibaly, un gesto que el Juez Deportivo de la Serie A sancionó con dos partidos del club "nerazzurro" a puerta cerrada, más un tercero sin la afición del fondo.

"Creo que es correcto parar el partido, pero hay que entender que son cuatro imbéciles, no todo el estadio. Lamentablemente no es la primera vez que ocurre algo de este tipo. Somos todos iguales, hace falta respeto", dijo Gattuso en la rueda de prensa previa al duelo liguero del Milan contra el Spal de Ferrara.

"Hay que tener el coraje para parar el partido y retirar al equipo. Pero no critiquemos excesivamente nuestro país, he visto otros 'países civiles' lanzar plátanos", prosiguió el preparador del Milan.

Para Gattuso los cánticos de la hinchada milanesa no fueron solo fruto de racismo sino también del miedo por la calidad y la fuerza de Koulibaly.

"Koulibaly es enorme, esos gritos se los hacen también por miedo. Yo también doy este tipo de interpretación", aseguró, sin dejar de condenar lo ocurrido.

DI FRANCESO, A FAVOR DE INTERRUMPIR LOS PARTIDOS POR RACISMO

Eusebio Di Francesco, técnico del Roma, aseguró este viernes que es favorable a interrumpir los partidos en caso de cánticos racistas.

"Yo estoy con Carlo (Ancelotti), totalmente. Él lleva tiempo proponiendo esto y lo comparto completamente. Si el Estado no logra reglamentar estas problemáticas, tenemos que dar nosotros una respuesta importante. Estoy de acuerdo con él", dijo Di Francesco en la rueda de prensa previa al duelo del Roma contra el Parma.

En este momento el código deportivo italiano no prevé la interrupción obligatoria de un partido en casos de cánticos racistas.

El artículo 62 del código asegura que la decisión de la eventual interrupción de un encuentro puede ser ordenada por un responsable del orden público presente en el estadio, que debe estar pendiente de los cánticos y de las manifestaciones racistas e informar al colegiado.

"Muchas veces la gente no va al estadio por cultura deportiva o para animar a su equipo, sino para ofender. Hemos hablado mucho, hemos ido a dar clases en las escuelas, pero estas cosas no cambian en los estadios", lamentó Di Francesco.

"Inglaterra es un ejemplo importante, hay que ser duros, rigurosos. No se pueden aceptar estos comportamientos con facilidad, nosotros debemos parar de jugar", insistió.

La propuesta avanzada por Ancelotti fue apoyada, además que por Di Francesco, también por los entrenadores Simone Inzaghi, del Lazio, o Filippo Inzaghi, del Bolonia.