<
>

Los altibajos de Juventus deben hacerle reaccionar

play
CRISTIANO FESTEJÓ SU PRIMER SCUDETTO CON UNA CRESTA QUE LE HIZO CUADRADO (1:49)

Serie A (1:49)

La Juventus ganó su octavo Scudetto consecutivo ante la Fiorentina, y con la derrota del Napoli ante el Atalanta, el equipo de Massimiliano Allegri vuelve a tener 20 puntos de diferencia ante su inmediato perseguidor. La estadística no miente: La liga de la Juve ha sido magnífica. Pero lo difícil de entender es que en la temporada que el equipo más ha invertido para asaltar la Champions League, acabe viendo las semifinales desde casa.

Algo ha tenido que salir muy mal cuando el Cristiano Ronaldo, que llevaba las últimas nueve temporadas llegando al menos a semifinales de la Champions no haya logrado en esta ocasión clasificar a su equipo.

Si a eso le sumamos la eliminación de la Coppa Italiana a manos del Atalanta, llegamos a la conclusión de que la planificación de la temporada juventina, a pesar del claro dominio en la competición doméstica no fue la mejor. A los bianconeri les toca dar un paso más en el mercado este verano y deberán ponerse ya manos a la obra.

Como inspiración, los de Allegri sólo tiene que ver el ejemplo del FC Barcelona. Están a un paso de ganar su séptima liga en 10 años, en la final de su quinta Copa del Rey consecutiva, y son el verdadero favorito de los cuatros semifinalistas de la Champions League. Sin embargo, ya han invertido en Frenkie De Jong --uno de los jugadores más excitantes del panorama europea-- la nada desdeñable cifra de 85 millones de euros.

Los blaugrana cuentan con el mejor jugador del mundo, que además está en una momento de forma excelso y es acompañado por verdaderos cracks como Ousmane Dembélé, Luis Suárez, Arthur, Rakitic, Busquets o Piqué. Pero eso no quita para que sigan empujando e invirtiendo en el mercado, en busca de mejorar constantemente.

En la Juventus, por el contrario, hemos asistido a la gigantesca devaluación de Paulo Dybala, considerado uno de los mejores delanteros del mundo hace apenas diez meses, pero que tras la llegada de Cristiano Ronaldo se ha visto peligrosamente minimizado. Es difícil encontrar otro nombre en el equipo que entraría en un once ideal del fútbol europeo, o una lista de los mejores 20 futbolistas del mundo.

Claro que Giorgio Chiellini o Leonardo Bonucci son grandes jugadores, que Joao Cancelo ha hecho una buena temporada, o que Mario Mandzukic fue finalista del Mundial y es un delantero peligrosísimo, pero también es bastante claro que el equipo necesita subir el nivel de la plantilla de manera alarmante para poder aspirar a cotas más altas.

Que la Juventus lleve 20 puntos de distancia con el Napoli no habla tan bien de la Juve como lo hace de manera negativa del resto del fútbol italiano. Este año, las apariciones de Moise Kean o Bernardeschi han sido gratas noticias para la Vecchia Signora, pero de cara al año que viene, si la Juventus quiere opositar a hacer una buena temporada a nivel europea, la directiva va a tener que invertir.

La prensa italiana ya ha lanzado varios nombres: Mohamed Salah, Marcelo, Matthijs de Ligt, Paul Pogba, Zaniolo, Isco y un largo etcétera. Como siempre que un grande queda fuera las grandes competiciones europeas, los rumores no han tardado en aflorar.

Pero mirando la plantilla de la Juventus, no harían mal los altos cargos del club en empezar a moverse en el mercado para anclar el proyecto en dos o tres jugadores del más alto nivel futbolístico que puedan ayudar a Cristiano Ronaldo en su misión de devolver a la Juve a la categoría de gigante de Europa.