<
>

AS Roma podría ser única opción de salida para Gonzalo Higuaín

Pasan los días y Gonzalo Higuaín parece convencido de mantenerse en la Juventus este año. El club no le ha declarado la guerra ni le ha apartado, pero Maurizio Sarri ha dejado claro que no cuenta con él y le han vetado de portar el número 9 --reservado para la llegada de Mauro Icardi o Romelu Lukaku.

El argentino va a estirar la situación lo más posible, pues obviamente la experiencia de salir cedido el año pasado no le gustó para nada. Ni en el AC Milan ni en el Chelsea, Higuaín tuvo los minutos, la continuidad ni la producción goleadora necesaria para ameritar una fuerte inversión por parte de ambos clubes, por lo que “El Pipa” parece preferir agarrarse a su contrato en Turín y mantenerse en el grupo esta temporada.

La llegada de Maurizio Sarri, técnico con el que despuntó en el Napoli antes de firmar por la Juve, al conjunto bianconeri parecía ser una buena señal para el delantero. Aunque el técnico dejó de apostar por él en el Chelsea semanas después de su llegada (aseguró que necesitaba un periodo de adaptación al fútbol inglés), era presumible que el italiano contara con un jugador al que sacó un rendimiento espectacular en San Paolo. Pero Sarri no está por la labor.

El nuevo técnico juventino ha empezado su andadura con la petición clara de un delantero centro que haga de hombre boya en el área, para así fijar los centrales y liberar de esa tarea a Cristiano Ronaldo, que se mantendría siempre en la posición de extremo izquierdo. Sarri no parece estar convencido de que Higuaín pueda desarrollar ese trabajo, por lo que ha puesto sus miras en otras opciones que ofrece el mercado.

Así, a Higuaín le quedan pocas opciones si lo que quiere es tener minutos de juego que puedan hacerle olvidar la pésima campaña pasada. Fue la primera desde que llegó a Italia en la que no pudo pasar de los 20 goles (marcó 8 con el AC Milan y 5 con el Chelsea), por lo que necesita volver a encontrar la estabilidad y seguir disfrutando del fútbol a sus 31 años. El problema es que no tiene a muchos equipos tocando a la puerta para hacerse con sus servicios.

La AS Roma se ha posicionado en estos momentos como el club más dispuesto a echar el resto por el argentino. Su delantero Edin Dzeko estaría ultimando su traspaso al Inter de Milán por unos 20 millones de euros, y Paulo Fonseca ya habría informado a la directiva giallorossa que Higuaín sería el reemplazo perfecto del Bosnio.

Además, el traspaso de Dzeko al Inter podría acabar con Icardi en Turín o, en su defecto, con Lukaku (el hombre que los neroazurri buscaban como reemplazo del propio Icardi) vestido de bianconeri, forzando a Icardi a mudarse a Inglaterra. De cualquier manera, sería el conjunto romano el que tendría la mejor situación para firmar a Higuaín, siempre con una fórmula de cesión y opción de compra el año que viene, con un monto total de la operación que rondaría los 30 millones de euros.

Higuaín encontraría así un equipo que disputará la Europa League (competición que ganó el argentino con el Chelsea el año pasado) y que quiere volver a meter la cabeza entre los grandes de Italia. Para ello ha fichado este verano al portero Pau López, del Betis, al defensa Leo Spinazzola, de la Juventus, y al mediocentro Amadou Diawara, del Napoli.

La llegada de “El Pipita” Higuaín sería la guinda para la plantilla romana y el delantero tendría así su merecida revancha para demostrarle al mundo que todavía le queda mucho fútbol en las piernas.