<
>

Desganados

play
¿Qué enseñanza dejó el triunfo de México ante Surinam? (1:52)

Ricardo Puig hace un balance de la victoria del Tri en su duelo de Nations League y analiza lo que debe mejorar el equipo de Garardo MArtino en sus siguientes duelos. (1:52)

Los partidos que se están disputando en la actual ventana FIFA no le interesan a nadie, salvo los repechajes para las últimas plazas mundialistas

Nadie quiere jugar en esta ventana FIFA. Los partidos que se están disputando en el marco de la Nations League -tanto en UEFA como en Concacaf- así como los amistosos internacionales, no le interesan a nadie: ni a los que juegan, ni a los que dirigen ni tampoco a quienes los ven.

Los repechajes de este lunes y martes para repartir las últimas dos plazas mundialistas serán una excepción. Un oasis en medio del desierto.

Por eso se hace difícil analizar algo más de lo que hasta ahora se ha dicho de la Selección Mexicana. La victoria 3-0 ante Surinam no fue parámetro para nada. México jugó ante un rival que defendió mal y atacó peor. Fue un partido sin exigencia. Un partido inútil.

No tiene sentido darse topes contra la pared por la zona geográfica en la que cada uno debe jugar. México está “condenado”, y más ahora con el invento de la Nations League, a tener que dedicarle buena parte de sus partidos internacionales a rivales como Surinam o Jamaica. Pero el afán, o la necesidad, de jugar cuando sea y como sea es lo que estropea aún más el escenario.

A un torneo que ya de entrada es pobre, se suma el calendario y nos quedamos con lo que tenemos hoy.

Salvando las enormes distancias que hay entre UEFA y Concacaf, también en el torneo europeo se nota un desinterés generalizado por lo que está en juego. La temporada apenas terminó y algunos campeonatos, como el mexicano, ya están por arrancar. Todos irán a marchas forzadas para llegar a tope a la Copa del Mundo. Mientras tanto, y más en esta ventana FIFA, todos vamos desganados.