<
>

El mercado mexicano es muy caro: Marrero

play
Alberto Marrero, contento de arrancar experiencia en Primera División con ESPN (2:02)

El presidente del Atlético San Luis habló sobre la expectativas en el Apertura 2019 de la Liga BBVA MX. (2:02)

Alberto Marrero, presidente del Atlético San Luis, expuso que el jugador mexicano es muy caro y los clubes los atan con el precio para que no salgan a otros equipos. En entrevista con ESPN, el directivo de la plantilla potosina aseguró que se sorprendió con el mercado nacional desde su llegada por los precios que hay para los elementos aztecas.

“Nunca me había encontrado en un mercado como el mexicano. He estado en muchos países que gastan mucho. El jugador mexicano tiene mucho valor. Al final, nosotros no tenemos un presupuesto como otros equipos y para ser nuestro primer año, hicimos un gasto importante. Al final nos piden mucho por los traspasos. Hay equipos que nos ayudan y poco a poco la ayuda es grande. Me sorprendió mucho del mercado local cómo tienen atado y protegido al jugador mexicano”.

Por otra parte, aseveró que trajeron a elementos extranjeros por su buena adaptación a la Liga BBVA MX y porque son más baratos, pues el presupuesto que tenían no alcanzaba para gastar en puros jugadores nacionales.

“El buen jugador se amolda a cualquier liga. Mucho plantel es argentino porque vemos que se adapta bien al futbol mexicano, igual que el español. Hablamos con Poncho (Sosa) para apuntalar cuatro posiciones muy importantes y en México los había, pero por uno o dos jugadores nos pedían la mitad del presupuesto que teníamos”.

Ante los rumores que circularon sobre la destitución de Alfonso Sosa del banquillo potosino, Marrero desmintió algún acercamiento con otros timoneles en caso que el proyecto no caminara por buen puerto.

“Siempre sonó eso. No habíamos ascendido y ya sonaba eso. Poncho es parte de esta institución. Yo nunca me he sentado con ningún entrenador ni he hablado con nadie. Poncho nos llevó al éxito, no debo dudar de ello. No necesitamos nada más. Nunca ha estado en duda. Lo importante es lo que hablamos él y yo”.