<
>

Afición responde a medias a evitar el grito homofóbico

En el estadio Morelos fue uno de los tres escenarios donde se presentó el grito discriminatorio, aunque se percibió en la parte de los seguidores de Chivas. Imago7

El viernes, Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, y Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, dieron a conocer que a partir del 15 de julio de este año entraron en vigor modificaciones al Código Disciplinario de la FIFA, el cual contempla sanciones para el futbol mexicano en caso de que vuelva a escucharse el grito homofóbico en canchas nacionales o donde actúen clubes mexicanos, inclusive la Selección Mexicana.

Se aclaró también que se tomará en consideración cualquier palabra despectiva, discriminatoria o vejatoria.

Yon de Luis manifestó que la FMF ha tenido 14 sanciones por parte de la FIFA por cantos discriminatorios o racistas.

A continuación presentamos un recuento del comportamiento que tuvo la gente en los estadios de la Liga MX este fin de semana, dentro de la décima jornada.

Estadio Jalisco

En el escenario donde surgió el grito, durante el Preolímpico de Concacaf del 2004, no se escuchó la palabra que los aficionados mencionan en cada despeje del portero rival. El partido donde Toluca consiguió en triunfo 1-0 ante Atlas, la poca asistencia en las gradas no creó la complicidad entre seguidores para gritar la palabra prohibida en canchas mexicanas.

Estadio Morelos

La visita de Chivas a Morelia ocasionó que el inmueble enclavado en el cerro del Quinceo registrara su mejor asistencia en el torneo. Las 26,019 aficionados que acudieron al partido ocasionaron que en repetidas ocasiones el grito de 'ehhhhh pu...' retumbara en el estadio, principalmente de los seguidores de Guadalajara, que aprovechaban cada despeje de Sebastián Sosa para gritar. Los fans de Monarcas no hicieron eco de lo que oían en el estadio Morelos.

Estadio Alfonso Lastras

Atlético San Luis y Santos protagonizaron un partido ríspido, que se manifestó físicamente con un enfrentamiento entre aficiones rivales. No fue el único comportamiento que se presentó en el Alfonso Lastras Ramírez, porque se alcanzó a percibir el grito en un par de ocasiones, aunque las emociones por los cinco goles en el encuentro disminuyó los efectos de la palabra maldita en el futbol mexicano.

Estadio BBVA

En el encuentro entre Rayados y camoteros, tampoco se presentó el calificativo al arquero rival. Históricamente, es uno de los recintos donde pocas veces se ha registrado el grito de 'ehhhhh pu...' durante los partidos de Monterrey.

Estadio Victoria

De acuerdo a Ernaldo Moritz, corresponsal de ESPN, no se alcanzó a percibir ninguna manifestación discriminatoria durante el juego de Necaxa ante León, celebrado en el estadio Victoria. Por cierto, el equipo local parecían ser los panzas verdes, con un 70 por ciento de seguidores en relación a la de los Rayos.

Estadio Hidalgo

La fiesta de goles y el triunfo de Tuzos 4-1 sobre Xolos, superó la euforia de los asistentes al encuentro, que el deseo de emitir la palabra cubiertos por el anonimato de la multitud. No hubo grito y sí alegría y goles.

Estadio Azteca

A decir de Ricardo Cariño, reportero de ESPN Digital, se escucharon gritos aislados en el estadio Azteca. La razón: apenas 28,032 aficionados asistieron a las gradas del inmuebles, y aunque pocos seguidores gritaran la palabra, el eco retumbaba en el concreto del coloso de Santa Úrsula.