<
>

Paulo 'Papa' Pezzolano ya está en Pachuca

MÉXICO -- El técnico uruguayo Paulo Pezzolano, quien dirigirá a Tuzos de Pachuca a partir del Clausura 2020, ya está en México.

Este martes, el estratega arribó al país y enseguida se trasladó a la bella airosa para instalarse y encontrarse con la directiva que encabeza Jesús Martínez. El plan de los Tuzos es presentarlo este viernes, en la Universidad del Futbol.

Pezzolano, a quien apodan ‘Papa’, es conocido en México por haber defendido los colores del Necaxa en 2012. Su debut como futbolista se dio en el Rentistas charrúa en 2001.Posteriormente estuvo en Brasil, Uruguay, España y China. Los últimos cuatro años antes de retirarse los jugó en su país.

Aunque lleva tres años como técnico, Pachuca le seguía la pista desde hace tiempo; inclusive pensaba llevarlo al timón de Talleres de Córdoba, club del grupo Pachuca.

Paulo dejó de jugar en el Atlético Torque, que es filial del Manchester City; en ese club tuvo su presentación como entrenador en 2016 y lo llevó al título y lo ascendió.

En el presente año hizo campeón al Liverpool en llamado Torneo Intermedio, que es una competencia parecida a la Copa MX y lo calificó a la Copa Sudamericana.

SU FUTBOL NACE DESDE EL PORTERO

Andrés Cancellar, periodista de Sport890 La Radio Deportiva del Uruguay, habla sobre Pezzolano, de 36 años.

“Una vez de culminar su carrera como futbolista, tuvo la enorme capacidad de empezar a dirigir y lo hizo en la Segunda División profesional. En el primer año que dirigió fue campeón, mostrando un futbol realmente muy atractivo, un futbol que nace desde los pies de su portero”.

Agrega que “él se preocupa mucho por tener porteros que sepan jugar muy bien con los pies. Su futbol arranca de su zona defensiva, desde el arco, y después con una enorme capacidad para trasladar su idea a los jugadores, a tal punto que, en canchas muy complicadas, como lo son las de nuestro país en la Segunda, la mayoría malas, su equipo Torque llamaba la atención por su despliegue futbolístico. Jugaba muy bien ese Torque de Paulo; hacía una transición de defensa a ataque muy rápida, con mucha dinámica, y a su vez con base a toques, a amplitud de cancha permanentemente”.

Para Cacellar, ese equipo de su paisano “trabajaba excesivamente durante la semana. Tenía una búsqueda permanente de supremacía en la mitad del campo y con un juego ofensivo que, debido a la elaboración de las jugadas, siempre terminaba concretando”.

Cuenta que en Liverpool tuvo otra etapa importante como jugador y como técnico. “Cuando jugaba en ese club el equipo se fue a la Segunda y él era el capitán. Más allá de que tenía ofertas del exterior, decidió quedarse para ascender y lo hizo. Esa actitud la agradeció Liverpool porque no dejó al club en banda, como se dice acá. Como entrenador lo sacó campeón en un torneo intermedio, aunque previamente lo alejó de problemas de descenso y lo metió a Sudamericana”.

Así cierra su opinión sobre Pezzolano: “Su idea es muy clara, es de un futbol moderno. Es un obsesivo por el trabajo. Es muy capaz. Da la sensación de que dará de qué hablar en el futuro. Así es considerado en Uruguay: uno de los técnicos con mucha proyección”.