<
>

Periodistas chilenos sugieren paciencia a la afición de Cruz Azul con goles de Lucas Passerini

play
¿Lucas Passerini es garantía de goles en Cruz Azul? (1:33)

El jugador argentino llega procedente del futbol chileno para reforzar la delantera celeste. (1:33)

Luego que se diera a conocer la noticia de que, finalmente, el centro delantero Lucas Passerini, ya es jugador de Cruz Azul, el medio periodístico chileno nos dio un panorama de las características de este jugador, quien terminó campeón goleador de aquella Liga, enfundado en el uniforme del Palestino.

Cabe señalar que Passerini no es conocido en el futbol mexicano, por lo que la opinión de algunos expertos en aquel país viene bien para que la afición cruzazulina, que tan ávida está de resultados, se forme una idea del artillero argentino.

Su estilo, a detalle

Vicente Castro, analista y scout de futbol sudamericano, dio un detallado informe sobre el jugador: “Lucas Passerini es un delantero muy fuerte; en la liga ganó el 71 por ciento de sus duelos individuales y el 74 por ciento de sus duelos aéreos. Se mueve entre los centrales, pero se carga a la izquierda para lanzar diagonales y encontrar espacios”.

Asimismo, aseguró que “al contragolpe es muy peligroso y también en balones parados. Él cobró los penales del Palestino, marcó cuatro de cuatro y no presentó lesiones en los últimos seis meses”.

Sostuvo que en su escuadra promedió un gol cada 110 minutos, “pero tardó once partidos en marcar su primer gol. Terminando el año con 11 goles en los últimos nueve juegos de 2019, convirtiéndose en el goleador del torneo chileno. También sumó cuatro asistencias”.

Un cambio radical

Por su lado, Diego Rodríguez, editor de deportes del área digital de ADN, expresó que “Passerini es un delantero atípico de los que habían llegado en los últimos tiempos al futbol chileno desde Argentina. No venía con un cartel muy importante y su adaptación fue un tanto compleja. Le costó agarrar ritmo de futbol y de hecho, acá uno ironizaba con la cantidad de goles que se perdía durante el arranque de la temporada; debe haber fallado, por lo menos, 10 o 15 ocasiones que no pudo convertir, y tenía opciones clarísimas”.

Dijo que “realmente, la pelota le quedaba al lado del arco y no podía marcar. Sin embargo, al romper esa mala racha, contra Alianza Lima en Copa Libertadores en el Monumental (en abril pasado), cambió totalmente la percepción que se tenía de él”.

“Más bien cambió su juego, pues empezó a mostrar otra faceta, donde enseñó su mayor fortaleza: jugar de espaldas, controlar al defensa y acercarse al área. Ahora ya concretaba las oportunidades que se generaban y en el segundo semestre, donde el torneo tuvo que parar por el estallido social en Chile, fue fantástico: metió tripletes y llevó al Palestino al tercer lugar de la competencia”.

No es hábil para conducir

Asimismo, Bruno Sampieri, conductor en DIRECTV Sports Chile, no dudó al sostener que “es un tremendo jugador”.

“En la liga chilena ningún grande se lo llevó por el precio, principalmente. Al principio le costó, porque le faltaba gol, pero cuando comenzó agarrar vuelo, la ‘rompió'”.

Afirmó que Passerini “tiene una tremenda capacidad para aguantar balones de espalda y me parece que ese es su fuerte. Es un terminador de jugadas y un buen pivote, que aprovechaba eso para asociarse con sus compañeros de ataque… No es tan hábil con el balón en los pies, esa puede ser su debilidad, así que por lo mismo, no es un ‘9’ que participe mucho del juego”.

No es el 'Chupete' o Alexis

Romai Ugarte, periodista de Radio Agricultura, no tuvo empacho en manifestar: “La vida de Lucas Paseerini es como muchas veces pasa con un futbolista que no es tomado en cuenta en los equipos grandes del futbol argentino, sino en divisiones menores. Él llega a través de un representante a un equipo chico, como es Palestino, que suele estar en los primeros lugares, pero tiene muy poca afición. Es un jugador alto, fuerte, un típico ‘9’, y lo dirige Ivo Basay, quien aprovechó todas sus condiciones, como delantero que fue, y le aportó mucho”.

“Paserrini aprovecha bien los balones por arriba, es un ‘toro’ por su fuerza. No es habilidoso, no es el ‘Chupete’ Suazo o Alexis Sánchez. Sabe jugar con espacios abiertos y tiene velocidad, pero no soluciona problemas en un metro corto, o en una jugada pasándose a uno o dos hombres”.

Coincidió con sus colegas en que “jugar de espaldas es su fuerte, dar vuelta y quedar frente al arco. Alguna pelota que quede rebotando, o perdida, él puede aprovecharla”.