<
>

Samuel Mendoza, el mexicano que salió con buenas calificaciones de La Masía

play
De Arizona a Barcelona, con escala en Coapa (3:11)

Conoce un poco de la trayectoria del juvenil mexicano Samuel Mendoza, quien sueña defender los colores del Barça y la Selección Mexicana. (3:11)

MÉXICO -- Samuel Mendoza vivió la experiencia de entrenar por una semana en La Masía, donde el Barcelona pule sus joyas. El mexicano, quien ya ha sido parte del Tri Sub-15, salió de España con buenas calificaciones por parte de los entrenadores culés.

Mendoza, de madre estadounidense y de padre mexicano, fue uno de los tres elegidos por parte de Barça Academy en Arizona para entrenar por una semana en la residencia donde el conjunto blaugrana prepara a sus próximos jugadores.

“Nos llaman a una junta, a mi papá y a mí, nos dicen que voy a La Masía, después hicimos una junta familiar y hablamos de eso”, recuerda Mendoza en entrevista a ESPN Digital sobre el momento en el que le dan la noticia, misma que consultaron en familia antes de que viajara a España a mediados del febrero.

El ‘Chikis’, como apodan al futbolista nacido en el 2004 que se desempeña como volante por izquierda, se enfermó de gripa, situación que le preocupó, pero en la cancha no le afectó para mostrar su mejor nivel ante jugadores de mayor edad.

“Me llegué a enfermar un poco de gripa mientras estaba ahí, pero me tocó jugar con el equipo B, que juega de 17 a 19 años, me tocó jugar con el de 19 años un amistoso contra un equipo de Holanda y después del juego los entrenadores me dijeron que jugué muy bien contra jugadores dos años más grandes que yo”.

“Sentí que yo podía competir con ellos y que sí podía dar más todavía, me sentía muy bien, me dijeron muchas cosas buenas, que veo y leo el futbol bien y en los entrenamientos, el toque y el primer toque, todo muy bien”.

La forma en la que entrenan en las diversas academias de Barcelona por el mundo es similar a lo que se práctica en La Masía, pero Mendoza notó que había jugadores con más intensidad y calidad.

“Me sorprendió el profesionalismo, el orden que tienen, el sistema que imponen ellos es igual al de la Academia donde estoy, el régimen, los entrenamientos, todo el orden que tienen, lo amable que son todos”.

Tras una semana en La Masía, Samuel regresó a Arizona con una nueva experiencia, misma que lo ha marcado para trabajar en sus debilidades que conoció mientras entrenó en España.

“Nos dicen que muchas gracias por atender a la invitación, que hay muchas reglas de FIFA que no dejan que jugadores lleguen a otros países si son menores de 18, pero que podemos seguir dando más esfuerzo y el camino por el que vamos para un día llegar ahí”.

“Debo de mejorar en todo. Me enseñó que hay jugadores más rápidos que yo, que hay personas que manejan el balón mejor que yo, hay personas más altas, personas que han estado en La Masía más años que yo, entonces me dio hambre, me dio una motivación para ser la mejor versión que pueda ser”.