<
>

Desde el 'Campeonísimo' hasta la 'Final del Siglo', estos 5 partidos definieron a la Liga MX

Imago7

En una liga llena de adrenalina y tan sorprendente como la Liga MX, ¿cómo se puede elegir los partidos definitorios que cuentan la historia del circuito azteca?

Desde luego, se trata de una tarea complicada. Sus clubes toman el protagonismo y lo pierden con igual rapidez, mientras que otros desaparecen y sus directores técnicos pierden sus puestos gracias a impetuosas decisiones de los directivos. Pero esto no significa que no se hayan producido encuentros cruciales que han marcado distintos momentos, tendencias, épocas o personalidades.

A continuación, les presentamos cinco partidos cruciales. Debemos tener presente que los cinco choques clave mencionados a continuación no se tratan necesariamente de los mejores cotejos de la historia de la Liga MX en lo que respecta a calidad futbolística; simplemente, la presente lista sirve para resumir aquellos encuentros que representaron algo que va mucho más allá de esos 90 minutos, los 3 puntos o incluso, los trofeos disputados en algunos de ellos.

1. Chivas 1-0 Irapuato

Fecha: 3 de enero de 1957
Chivas se despoja del 'Ya mérito' para iniciar la era del 'Campeonísimo'

Un solo gol convertido por la leyenda de las Chivas Salvador "Chava" Reyes en el Estadio Felipe Martínez Sandoval, conocido como "Parque Oro", fue suficiente para sellar la victoria del Rebaño y el primer título nacional del club con sede en Guadalajara.

Este campeonato tardó mucho en llegar, siendo un punto decisivo en la historia del plantel totalmente conformado por jugadores mexicanos. Chivas era conocido como el club "Ya Mérito" tras haber terminado subcampeón en 1952 (luego de haber perdido los últimos tres partidos de la temporada) y 1955. Pero el título de 1957 abrió las puertas al periodo del "Campeonísimo", que consolidó firmemente a las Chivas como el equipo más destacado del fútbol mexicano, título que solo puede ser disputado por el América.

Jaime "Tubo" Gómez, José "Jamaicón" Villegas, Pedro Nuño, Juan "Bigotón" Jasso, Isidoro "Chololo" Díaz y Guillermo "Tigre" Sepúlveda se convirtieron en el camino en leyendas del club, mientras consolidaban a la dinastía más famosa de la historia del balompié azteca, que alzó campeonatos en 1959, 1960, 1961, 1962, 1964 y 1965.

2. Cruz Azul 3-3 Tigres

Fecha: 13 de julio de 1980
El último título de Trelles y el fin de una era para Cruz Azul

El título obtenido por Cruz Azul en 1980 consolidó la jerarquía de "Nacho" Trelles como el director técnico más exitoso de la historia de México y fue el punto final de un periodo de absoluto dominio para el club cementero. Fue el séptimo y último título de liga para Trelles, quien falleció recientemente a los 103 años y fue la figura dominante del balompié azteca del Siglo XX. Trelles fue seleccionador nacional durante los ciclos mundialistas de 1958, 1962 y 1966.

Adicionalmente, el partido selló el séptimo campeonato para Cruz Azul en 11 años, confiriéndole a La Máquina su puesto entre los "Cuatro grandes" del fútbol mexicano.

A pesar de ello, la victoria sobre Tigres para obtener el título de 1980 no fue cosa fácil.

Cruz Azul tomó ventaja 2-0 (3-0 en el global) en cuestión de 12 minutos en el partido disputado en el Estadio Azteca, pero los goles tardíos de Alfredo Jiménez y Juan Manuel Azuara igualaron el marcador 3-3 en el cotejo de ese día. Mientras los Tigres buscaban concretar la victoria, el portero del Cruz Azul Miguel Marín debió hacer una atajada en el último minuto para contener un remate de Tomás Boy que habría llevado el encuentro a tiempo extra.

Este cotejo marcó el final de una era de triunfos para Trelles y Cruz Azul, aunque fue clave para solidificar el sitial de ambos en la historia del fútbol mexicano.

3. Puebla 3-1 Oaxtepec

Fecha: 4 de diciembre de 1983
Primer choque entre Lapuente y La Volpe

Es cierto que este no es el partido más relevante en la historia del fútbol mexicano, excepto por el hecho que fue la primera vez en la cual se enfrentaron Manuel Lapuente y Ricardo La Volpe.

Es probable que esta rivalidad no pueda equipararse con el duelo entre César Luis Menotti y Carlos Salvador Bilardo, o José Mourinho versus Pep Guardiola, pero este cotejo fue la primera demostración de dos escuelas tácticas que dejarían una huella importante en la futura generación de directores técnicos en México: El Lapuentismo y el Lavolpismo.

Lapuente era un estratega más cauto, que jugaba con una formación 4-4-2 y daba prioridad a los resultados sobre la estética, sin temor a jugar de forma más directa y con un fútbol que se alimentaba del contraataque. La Volpe, por su parte, anunció en su primera charla con los periodistas "Voy a darle al Oaxtepec estructura y estilo, una forma de jugar. Después (vendrán) los resultados".

La Volpe cayó derrotado en este primer partido al mando del Oaxtepec, club recién ascendido que se veía las caras con el Puebla, campeón defensor. Posteriormente, la rivalidad se elevaría a su máximo nivel, con un intercambio de palabras constante, incluyendo la famosa declaración hecha por La Volpe en 2008 mientras era técnico del Monterrey, diciendo que prefería cruzar la frontera y hacer compras en Laredo, en vez de ver a los Tigres de Lapuente.

Lapuente fue seleccionador de México durante la Copa del Mundo de Francia 1998, en la cual llegó hasta octavos de final, aunque dejó buena impresión tras quedar invicto en la fase de grupos, abandonando el torneo tras una remontada del conjunto alemán que sirvió para imponerse 2-1 sobre El Tri.

Asimismo, La Volpe dejó una impresión positiva con el combinado nacional mexicano en 2006, haciéndose merecedor de elogios por parte de Guardiola por la forma cómo su equipo logró jugar desde la zaga. Un tanto en el alargue del argentino Maxi Rodríguez fue el único causante de la salida de su selección del Mundial de Alemania.

Ambos entrenadores dejaron sólidos legados. Técnicos de la talla de José Manuel de la Torre, Mario Carrillo y Raúl Arias han seguido los pasos de Lapuente, mientras que Miguel Herrera, José Guadalupe Cruz y Rubén Omar Romero se han convertido en exponentes destacados de la escuela Lavolpista.

4. Club América 3-1 Chivas

Fecha: 10 de junio de 1984
"La Final del Siglo"

Es imposible entender el fútbol mexicano sin ahondar en la rivalidad del "Clásico Nacional" entre Chivas y Club América. Y esta "Final del Siglo" fue la primera y hasta ahora única ocasión en la cual los dos verdaderos gigantes del balompié azteca se han enfrentado por el titulo de Liga.

El escenario de un Estadio Azteca repleto, con casi 115,000 asistentes, era el ideal. Un empate 2-2 en el encuentro de ida, disputado en el Estadio Jalisco, había preparado el escenario de la forma más apta.

Algunos círculos futbolísticos han catalogado a esta rivalidad como un producto artificial sembrado entre el público por los ejecutivos de televisión. No obstante, esta animosidad deportiva era muy real. Chivas había eliminado al América en semifinales del torneo anterior, en un partido denominado "La Batalla de Tlalpán" luego de haber terminado en una bronca en la cual ambos planteles y sus suplentes se fueron a las manos.

El América quería cobrar venganza y alzar su cuarto título (Chivas había acumulado ocho campeonatos hasta esa fecha), pero las cosas no tuvieron un buen inicio: Armando Manzo fue expulsado en el minuto 27.

Las Águilas se replegaron, mantuvieron al Rebaño a raya; mientras que el sustituto Eduardo Bacas y el capitán Alfredo Tena convirtieron par de tantos al inicio del segundo tiempo. Un penal de Fernando Quirarte dio esperanzas a las Chivas en el minuto 83, hasta que Javier Aguirre selló el triunfo del América en tiempo de reposición.

El club de la Ciudad de México, propiedad de un extenso conglomerado de medios de comunicación, logró imponerse sobre el provinciano Chivas, cuyo plantel estaba conformado exclusivamente por jugadores de origen mexicano.

Este partido también fue una especie de momento crucial en la historia de la rivalidad entre Águilas y Rebaño: el América totalizó cinco títulos durante la década de 1980, en comparación con apenas un campeonato para las Chivas en dicho decenio.

Se trata de una de esas ocasiones en las cuales el fútbol mexicano no tiene nada que envidiar a la hora de compararse con los grandes enfrentamientos del resto del mundo.

5. Rayadas 2-2 Tigres Femenil

Fecha: 4 de mayo de 2018
Asistencia récord para un partido de clubes femeninos

Este partido parecía ser un momento revelación para el futbol femenino en México, luego de varias salidas en falso. Solo el tiempo nos dirá si este legado se consolidó al igual que el resto de los cotejos mencionados en esta lista.

Los aficionados que acudieron al Estadio BBVA Bancomer de Monterrey batieron el récord mundial de asistencia para un partido de clubes de damas (posteriormente superado por el Atlético de Madrid) en el encuentro de vuelta de la final del torneo Clausura 2018. 51.211 personas ingresaron al Estadio BBVA Bancomer para ver a Tigres alzar el título de la Liga MX Femenil contra sus rivales del Monterrey.

Era apenas la segunda temporada en la existencia de la Liga MX Femenil.

El anuncio de la creación de una liga femenina profesional en México resultó ser una sorpresa alentadora, además de una señal de progreso. Sus resultados iniciales fueron prometedores. La primera final (torneo Apertura 2017) totalizó 61,000 aficionados que presenciaron al Pachuca y Chivas (eventual campeón) entre partidos de ida y vuelta. En el caso de la final del Clásico Regio, una suma cercana a las 90,000 personas acudió a ambos cotejos.

El partido de vuelta, en el cual se impuso el récord, fue digno de todas las expectativas. Tigres tomó ventaja con un tanto de Lizbeth Ovalle en el minuto 19, antes que Rebeca Bernal igualara el marcador en el 50. Todo parecía indicar que Katty Martínez había sellado el triunfo de Tigres con un gol en el 79, aunque un remate tardío de Norali Armenta las llevó a definir en tanda de penales. Tigres terminó alzando el título.

Aparte del potencial mostrado por el fútbol femenino en México, esta final dio mayores evidencias de la creciente fortaleza de los dos clubes con sede en Nuevo León, tanto en el ámbito masculino como en el femenil.