<
>

Las enseñanzas que deja la Copa por México para Tigres de cara al Guard1anes 2020

André-Pierre Gignac en la Copa por México. Imago7

Los Tigres de la UANL llegarán a las semifinales del Copa por México, en la cual enfrentarán a Cruz Azul, con una serie de aprendizajes tanto dentro como fuera del terreno de juego, que incluso les servirán de cara al próximo Torneo Guard1anes 2020.

El conjunto de Nuevo León es el equipo que más traslados ha tenido qué hacer en este certamen, lo cual les dejó como lección el cuidar las condiciones físicas de los jugadores para evitar lesiones, además de saber lidiar con el tema de la pandemia por COVID-19.

Oscar Salas, jefe de servicios médicos del club Tigres, expresó que en ambos aspectos el club ha tenido que tomar medidas para salvaguardar a los jugadores durante este tiempo de la justa.

"En los viajes del equipo es una decisión que se tomó, el técnico Ricardo Ferretti sugirió que por motivos de la carga física que se estaba llevando a cabo durante toda la pandemia y el inicio de la práctica de entrenamientos, que tuviéramos la posibilidad de viajar al partido el mismo día y se regresará al término del encuentro.

"Se le vio de buena manera, tratando de evitar lo más posible las estancias en otro lugar fuera de Monterrey, con la posibilidad de tener más control del contacto con otros lugares y se les está solicitando a los locatarios y hoteles la certificación de que tengan todos ellos un COVID-19 negativo", indicó en entrevista con ESPN Digital.

El médico indicó que existe siempre el riesgo de que un día los jugadores den negativo y al siguiente día puedan contraer el virus, pero que Tigres sigue el proceso que les ayuda a tratar de reducir posibilidades.

Sobre el desgaste físico de los jugadores, Óscar Salas expresó que no han presentado ninguna sobrecarga los integrantes del plantel y que los que han tenido lesiones ha sido por algún esfuerzo físico en entrenamientos como el caso de Julián Quiñones, pero no generado por el desgaste de traslados y encuentros de la Copa por México.

"En los entrenamientos se hacen las adecuaciones en las cargas de trabajo, el técnico y su cuerpo auxiliar consideran todas estas cuestiones y llevan un proceso para soportar de la mejor manera posible y no tengamos lesiones en los jugadores, hasta la echa no hay consecuencias. Nicolás López se lesionó por un golpe y Julián Quiñones por un movimiento de alta intensidad", añadió.

Salas recordó que sin duda existen riesgos de contagio, pero resaltó que los aeropuertos disminuyeron el flujo de usuarios y el equipo llega prácticamente directo al vuelo chárter. Cada uno llega al aeropuerto en su vehículo y siguen los protocolos correspondientes con cubre bocas y demás disposiciones.

Además, en la sede del encuentro se trasladan en dos autobuses y dejó en claro que "estos partidos nos están sirviendo para valorar viajes y estancias, Nos está dejando una enseñanza y una oportunidad de corregir o tomar decisiones deportivas importantes para seguir con este futbol profesional".

Oscar Salas dijo que en Tigres seguirán las pruebas de COVID-19 a los jugadores e incluso expresó que contemplan la posibilidad de hacerlas cada 10 días, aunque eso aún está en análisis.