<
>

Para Leo Cuéllar, polémica en futbol femenil los hace crecer y crea competitividad

Leo Cuéllar habló al partido de ida ante Rayadas y señaló que le gusta que se armen polémicas, ya que eso hace que crezca la competitividad en el futbol femenil

Al técnico Leonardo Cuéllar, no le inmuta que se diga que en el futbol femenil solo existe el clásico regiomontano ni que su rival en turno en las semifinales de Guardianes 2020, Monterrey, espere que se le dé la final contra Tigres, y afirma que “es bueno que se armen polémicas” en esta división porque crean un mayor crecimiento y competitividad.

A 24 horas de disputar el partido de ida ante las Rayadas, el entrenador de América, Leonardo Cuéllar señala que “basan sus comentarios en los resultados que han tenido y, pues, han sido dos clubes de mucho éxito. Tigres lleva dos títulos y Monterrey uno, pero América se merece un respeto por estar en esta instancia”, afirmó.

“Ellos pueden pensar o que gusten y nosotros vamos a buscar el título. Respetamos a Monterrey, un rival que se nos ha complicado mucho, lo mismo que en su momento Tigres. Pero ya le ganamos una final y todo puede pasar en esta instancia”, agregó Leonardo Cuéllar.

En cuanto a que supuestamente solo existe el clásico regiomontano a nivel femenil, dijo Leonardo Cuéllar que “cada quien su opinión. Qué bueno que se arman estas polémicas que crean más crecimiento y competitividad”, aseveró.

En cuando al hecho de que América jugará por vez primera en el torneo en el Estadio azteca, tras tener como sede la cancha Centenario de Coapa, Leonardo Cuéllar señaló que no se siente en desventaja y que el miércoles pisaron el terreno de juego del coloso mundialista y aunque acepta que es un panorama un poco “vamos a habituarnos de inmediato”.

Por lo tanto, descarta que el factor sede pudiera perjudicar a su equipo, en un partido decisivo que da boleto a la final.

“El Azteca siempre ha sido nuestra casa. Ha habido imponderables para no poder estar ahí, como lluvia, partidos de la NFL y otros” y aseguró que “nunca se le puede decir no a jugar en el máximo templo que tenemos en México y a nivel mundial; es una cancha de tradición y prestigio. Es un orgullo. Cuando las niñas se enteraron que ahí jugarían se pusieron felices. Estamos dispuestos a defender los colores del club en nuestra cancha que es extraordinaria”.

Dijo que desde la jugadora más veterana están muy comprometidas y todas compiten por su chamba y por los colores. “Hay un gran ambiente en el grupo, bien liderado por la actitud de cada una de ellas”.

Luego agradeció que el dueño de América, Emilio Azcárraga, haya visitado al equipo el miércoles durante el entrenamiento. Confesó que fue una grata sorpresa para todos y dejó claro que el empresario siempre está al tanto de lo que hace el equipo femenil y en este momento está gustoso por estar más cerca de la final.