<
>

Santiago Ormeño debutó con León; su historia del desdén a fenómeno popular

play
'Chelís' ve en Santiago Ormeño el sustituto natural de Raúl Jiménez (2:45)

El análisis de José Luis Sánchez Solá sobre el problema que vive la delantera tricolor actualmente. (2:45)

Santiago Ormeño pasó sin éxito por tres grandes del futbol mexicano y estuvo cerca del retiro antes de destacar con Puebla, disputar la Copa América con Perú y debutar con León

América, Pumas y Chivas tuvieron en diferentes momentos a Santiago Ormeño en sus filas. Ninguno vio en él potencial real para llegar al primer equipo y terminaron mostrándole la puerta de salida. Hoy, el delantero de la selección de Perú, debutó con su nuevo equipo, León entrando de cambio al 66', tras su participación en la Copa América.

Luego de frustraciones en equipos “grandes”, Santiago no se estaba haciendo más joven y las oportunidades que llegaban para él venían de Segundas y Terceras Divisiones, lo cual lo estaba acercando a un prematuro retiro.

"Tuve dos o tres ocasiones en que estuve a punto de tirar la toalla, cuando me tocó ir a Segunda División en Cancún, Segunda División en Lobos. Creía que sí era momento de dejarlo. No soy millonario para forzarla tanto y no saber qué onda con mi futuro, 21, 22, 23 años y estuve a punto de rendirme hasta que llegó una oportunidad de una visoría en Puebla en 2018”, recordó Ormeño en entrevista con ESPN.

Enrique Meza y su entonces auxiliar, Juan Reynoso, le dieron a Ormeño lo que parecía una última oportunidad en Primera División. Santiago no pensaba desaprovecharla y dio a su vida un giro de 180 grados.

“Enrique Meza me agarró, me registraron y fui ganando un lugar hasta que el segundo torneo pude debuta. Cambié cosas y comencé a rodearme de personas positivas. Creo que en lo personal estaba dejando de hacer muchas cosas que no me permitían levantar la mano. Me comencé a cuidar, cambié mis hábitos, hice esfuerzos dobles y se comenzó a abrir el panorama”, agregó.

eLIGA: LA LLAVE A LA FAMA

Al menos en México, quizá jamás se había visto que un futbolista tomara más relevancia por lo que hacía fuera de la cancha que en el terreno de juego. La llegada de la pandemia y de la eLiga MX, fueron el trampolín para que Santiago Ormeño cambiara su vida.

"Me cambió la vida literal, de andar navegando en el futbol. En la eLiga agarré confianza, me di a conocer. Creo que la confianza que agarré con la eLiga ha sido la diferencia. Siempre he sido buen jugador pero esto me dio una confianza impresionante, ganas de comerme el mundo, dar lo mejor de mí y estando positivo de la cabeza se me han dado las cosas".

Tras los goles virtuales, llegarían los reales. A partir del retorno de la Liga MX en el Guardianes 2020, ningún mexicano tiene mejores números que Ormeño: 29 partidos de temporada regular y 15 goles, superando los 14 de Henry Martín y los 11 de José Juan Macías, por citar un par de ejemplos.

Goles son amores, reza el viejo refrán futbolero y Ormeño, ahora de 27 años de edad, va a León por primera vez en su carrera como un refuerzo que atraerá reflectores y genera expectativas, sin embargo, toda esa atención no le asusta.

"Me da gusto. Creo que en lo personal impacta positivamente eso de ser famosillo y que la gente te conozca, la presión por hacer las cosas bien me agranda para seguir trabajando y bajo presión actúo bien y me ha venido de maravilla".

Santiago Ormeño tuvo este sábado sus primeros minutos con la camiseta de León, en la derrota ante Pachuca, en la primera fecha del Apertura 2021.