<
>

Pasado pesado y futuro inseguro en el Puebla

Un equipo que no goza de solvencia financiera, no se puede y no pudo darse el lujo de mantener en su plantilla a Santiago Ormeño, Omar Fernándezy Salvador Reyes

MÉXICO -- En sus 77 años de historia, el Club Puebla ha contado con muy pocas épocas de estabilidad deportiva y administrativa dentro del futbol mexicano y, para no ser la excepción, hoy el presente comienza a tornarse incierto de cara a la venidera temporada 2021-2022.

Un equipo que no goza de solvencia financiera, no se puede y no pudo darse el lujo de mantener en su plantilla a: Santiago Ormeño, Omar Fernández, Salvador Reyes, Maxi Perg y los que se acumulen en los próximos días.

Su buen semestre ayudó para que los 3 primeros se revalorizaran en el mercado y el club pudiera venderlos a un mejor precio y así sanear en la medida de lo posible sus comprometidas finanzas.

Ahora bien, viniendo de una temporada donde se clasificó a Liguilla dos veces y se hicieron las cosas como Dios manda, se esperaría, en la teoría un adecuado manejo desde lo administrativo.

Todo lo contrario debido a las inesperadas salidas de: Rodrigo Incera (ex director deportivo) y Severiano García (ex director de negocios) con rumbo al Atlético de San Luis.

Conozco de buena fuente que la huida de Incera y García no cayó nada bien en la televisora del Ajusco, ya que también trabajaron para el Mazatlán F.C. y de esta forma Benjamín Salinas perdió dos bastiones importantes en su organigrama futbolero.

Es por todos bien sabida la injerencia de TV Azteca en el Puebla desde hace unos años. Manuel Jiménez García figura como presidente del equipo, aunque no sea quien tome las decisiones importantes en la escuadra blanquiazul.

Hay director técnico, pero no director deportivo, hay ventas confirmadas, pero no contrataciones, solo rumores. Otra vez la incertidumbre reina en la Angelópolis.

A mi me tocaron buenas, malas y peores con el señor Bernat y la famosa 'Chiquillada'. El punto es que mientras no se consiga la estabilidad durante dos años, semestres como este serán garbanzos de a libra para una afición que reclama, cada seis meses, buenos dividendos en la cancha.

Duele que los buenos momentos no se alarguen el mayor tiempo posible. A falta de 1 mes para que inicie el Apertura 2021, no hay sustituto de Perg en la central y tampoco de Fernández y Ormeño en la delantera, por citar posiciones puntuales a reforzar.

Del proyecto para construir unas instalaciones propias, ya ni les cuento. Habrán sido por las Elecciones 2021, la Pandemia y/o estos movimientos directivos, pero el proyecto, necesario para consolidar al club, se volvió a enfriar desafortunadamente.

Más allá de Carlos Poblete, Nicolás Larcamón, como DT, ¿A quién le consulta la confección de la plantilla? Rogelio Roa ¿Tendrá más poder? ¿Jiménez asumirá al trono? ¿Hay algún tapado? Preguntas que hoy no tienen respuestas y mientras tanto el reloj sigue corriendo.

Veremos entonces qué pasa con Puebla en las próximas semanas. Si logra reforzarse bien y si se consigue poner orden en lo administrativo. El pasado, como dicta su historia, es pesado, mientras que el futuro, no tiene buenos augurios.