Fútbol Americano
Alfonso Duro | ESPN Digital 286d

Los New York Red Bulls jugará la Final de la Conferencia Este

Harrison, NJ -- Los New York Red Bulls dieron la vuelta a la eliminatoria y vencieron 3-0 a un Columbus Crew combativo que, sin embargo, no pudo hacer nada contra el conjunto neoyorquino, que ha encontrado su mejor momento de forma en la parte clave del campeonato.

Los de Chris Armas ganaron y se enfrentarán ahora al Atlanta United del Tata Martino, que en su segundo año en la Liga se ha plantado en una final de conferencia. El técnico estadounidense estaba exultante tras la victoria en el Red Bull Arena, pasando a enfocarse ya en los dos partidos que podrían dar acceso a su club a la primera final de la MLS Cup desde 2008.

“Hemos hecho un gran partido. Tenemos jugadores de mucha calidad y cuando a nuestro fútbol es muy difícil ganarnos. Tras el partido de ida (Columbus ganó 1-0) sabíamos que tendríamos un duro encuentro por delante, pero a la vez teníamos claro que el resultado no era dramático y que en casa tendríamos oportunidad de darle la vuelta. Sólo me queda felicitar a mis hombres por el gran trabajo realizado”, aseguró el técnico en rueda de prensa tras el encuentro.

Uno de los grandes héroes de la noche fue el joven Tyler Adams, producto de la cantera del equipo neoyorquino, que a sus 19 años se ha destapado como un valor seguro a futuro, capaz de abarcar una gran parte del terreno gracias a su capacidad física, y que ante Columbus recorrió casi 40 metros para entrar en el área y poner una preciosa asistencia a Danny Royer, el gran triunfador de la noche.

“Creo que habla muy bien del trabajo que hace el club a la hora de potenciar el talento de la casa. Adams ha hecho un gran partido, y para cualquier equipo, intentar defender a él, a Kaku [Romero], a Brad [Wright-Phillips] y a Royer a la vez es muy complicado. Cuando estamos bien ordenados en ataque, nuestra calidad puede acabar por definir el partido”, sentenció Armas.

El austriaco Daniel Royer marcó un doblete que aseguró el pase de los NY Red Bulls a la final de conferencia, demostrando que puede ser el hombre a seguir en lo que queda de campeonato. Su técnico no pudo más que hablar maravillas de él. “Danny es un grandísimo jugador. Junto a Brad, es el hombre de ataque perfecto. Se complementan a la perfección, y cuando menos lo espera la defensa, que suele estar preocupa de anular a Brad, llega Danny para sorprender. Para mi es algo natural que marque dos goles, porque le conozco bien y sé de lo que es capaz. Ha marcado 11 goles en la temporada. Eso no lo hace cualquiera”.

Su compañero, Bradley Wright-Phillips, máximo goleador histórico de la entidad, opina parecido del gran hombre de la noche.

“Danny tiene cosas dentro del área que le hacen diferente. Es muy bueno y sabe cómo posicionarse siempre para estar en el lugar indicado y poder finiquitar la jugada. La gente habla

mucho de mí como el mejor delantero del equipo, pero es que hay días que hasta yo pondría a Danny antes que a mí”, comentaba entre risas el delantero inglés en el vestuario de los Red Bulls tras el partido.

“Estoy muy contento por el resultado y por cómo me ha ido la noche. Es un sentimiento increíble marcar dos goles tan importantes en casa, pero al final eso no es lo importante. Lo importante es que se ganó y que estamos en la final de conferencia. El equipo jugó la eliminatoria de manera magnífica y ahora hay que celebrarlo y empezar a preparar el encuentro en Atlanta”, comentó un Daniel Royer de lo más distendido tras su gran noche.

“Va a ser una eliminatoria complicada. Atlanta es un gran equipo, están en muy buena forma, y sabemos que no nos lo van a poner fácil. Sin embargo, nosotros venimos jugando bien, terminamos la temporada regular de manera espectacular y tenemos mucha confianza en poder llegar a la final”, sentenció el héroe de la noche.

Desde que Atlanta entró como equipo de expansión en la MLS la temporada pasada, los Red Bulls han sido capaces de ganarle tres de los cuatro partidos en los que se han enfrentado, incluidos los dos de esta temporada (1-3 en Atlanta y 2-0 en Nueva York). Los de Martino, que lideraron gran parte del año la Conferencia Este, perdieron el Supporters Shield ante los Red Bulls en el último partido de la temporada regular, por lo que no hay falta de razones por la que Atlanta no salgan al campo ultra motivados contra el conjunto de Chris Armas.

Alejandro Romero, Kakú, fue otro de los grandes artífices de la victoria de los Red Bulls ante Columbus Crew. El argentino no pudo negar que el cruce ante Atlanta será especial, pues se enfrentará a rivales muy importantes para él.

“Estoy muy contento por la victoria y por haber llegado a la final de la Conferencia. Los partidos ante Atlanta serán complicados porque son un gran grupo y tienen jugadores de mucha calidad. Para mi será un placer enfrentarme a Almirón y también a Martino. Es uno de los mejores técnicos del mundo, muchos clubes y selecciones de todo el mundo le quieren, y aunque nunca he podido jugar a sus órdenes, siempre me ha gustado su estilo. Su carrera habla por si sola, es uno de los grandes, y en Atlanta está haciendo un muy buen trabajo”, aseguró Kakú.

“Sabemos que vamos a tener que hacer el doble de esfuerzo, y estar concentrados los 90 minutos de partido. A ellos no les va bien jugar contra equipos como el nuestro, que presionamos muy arriba, por eso creo que tenemos una muy buena oportunidad de hacer un gran partido y llegar a la final. Tenemos que intentar desactivar a Almirón y a Yosef [Martínez], hacer que no jueguen con libertad, porque son los que hacen la diferencia en el equipo”, concluyó el argentino.

Los New York Red Bulls enfrentarán a Atlanta United el 25 de noviembre en el estado Mercedes-Benz y la vuelta, al contar Nueva York con un mejor récord en la temporada regular, se disputará en el Red Bull Arena el 29 de noviembre.

^ Al Inicio ^