<
>

¿Qué ha pasado con el Inter Miami de David Beckham?

play
Beckham abre academia en LA (0:26)

El delantero inglés, David Beckham, inauguró su escuela para niños en Los Ángeles. (0:26)

BEVERLY HILLS, California – La promesa casi es demasiado fácil de hacer para Jorge Mas. Éste discute el hecho de que el equipo del cual es copropietario, el Inter Miami CF, pasará sus primeras dos temporadas lejos de la “Ciudad Mágica”, a 35 millas de distancia, específicamente en Fort Lauderdale, Florida.

Esto ha sido intentado antes en la MLS, específicamente con el ahora desaparecido Miami Fusion, aunque ¿harán los aficionados el viaje desde el Condado de Miami-Dade hasta Broward? ¿Podrá el Inter Miami ganarse los corazones de un volátil y fragmentado público deportivo en el Sur de la Florida? Mas y el grupo de propietarios, en el cual se incluye la leyenda del fútbol David Beckham, el productor musical Simon Fuller (creador de la franquicia de “American Idol”) el CEO de Softbank Masayoshi Son y el ex CEO de la telefónica Sprint Marcelo Claure así lo esperan.

“Tú ganas, la gente va”, afirma Mas luego de la reunión de la Junta de Gobernadores de la MLS celebrada la semana pasada en las cercanías de Los Ángeles. “Ganaremos”.

Cuando se indicó que el Fusion también era un equipo ganador, Mas respondió: “Lo sé, pero es un poco diferente”. El carisma de Mas es tal que uno siente el impulso de creerle, pero ¿Cuál es la situación actual del Inter Miami CF en algunos temas clave, antes de su debut pautado para 2020?

Esperen: ¿por qué van a jugar en Fort Lauderdale?

“Tienen una oficina en Coral Gables. Eso es todo lo que tienen”, indicó Jeff Rusniak, quien fuera columnista de fútbol del diario Sun-Sentinel, ahora retirado, con respecto al Inter Miami. “No cuentan con un complejo de entrenamientos. No tienen estadio. Cuentan con muy poco tiempo. Esto es una locura”.

Un referéndum para construir el Miami Freedom Park, que incluirá un estadio de fútbol con 25,000 asientos en los terrenos del Melreese Country Club cerca del aeropuerto internacional de Miami, tuvo éxito por cómodo margen 60-40 en noviembre pasado. En una ciudad que aún siente los efectos del fiasco del Marlins Stadium, por el cual la ciudad terminó pagando $536 millones del costo total de $640 millones y tuvo que vender bonos para costear la deuda, no es un pequeño logro.

A pesar del poder con el que cuenta Beckham gracias a su estatus de estrella, el club se ha topado con más obstáculos que un competidor en “Guerrero Ninja Americano” en su búsqueda por un hogar. El Melreese Country Club es su quinto intento por conseguir un sitio apropiado para un estadio. El negocio tampoco está concretado: Mas y su grupo aún necesitan negociar un arrendamiento por 99 años con la Comisión de la ciudad de Miami y obtener la aprobación por parte de cuatro de los cinco comisionados. Dos comisionados: Manolo Reyes y Willy Gort (en cuyo distrito se encuentra el terreno) ya han expresado en público su posición en contra del proyecto.

El estadio no será completado hasta la campaña 2022 y Mas consiguió firmar un contrato en Fort Lauderdale para demoler el antiguo Lockhart Stadium, reemplazarlo con un complejo de entrenamientos y un estadio con capacidad para 18,000 personas. Jugar en Fort Lauderdale y utilizar a esta ciudad como sede de algunas operaciones tendría ciertos privilegios en lo que respecta a ubicación y les daría poder de negociación con la ciudad de Miami sobre el sitio del estadio, aunque también corre el riesgo de enviar señales contradictorias.

“Desde el primer día, le pusiste a tu equipo la marca Miami. Creo que necesitas jugar tus partidos de la MLS en la ciudad cuyo nombre diste al equipo”, expresa Piet Brown, quien es miembro fundador del grupo de hinchas Southern Legion y que maneja un canal de YouTube llamado Futbol Miami TV. “Fui a todos los partidos del Miami Fusion y se sienten ciertas similitudes. El Lockhart Stadium no es la razón tras el fracaso del Fusion, pero tener el nombre 'Miami' y jugar en Fort Lauderdale no ayudó mucho”.

El cronograma para tener un nuevo Lockhart Stadium y complejo de entrenamientos en pleno funcionamiento antes de comenzar la temporada 2020 es sumamente agresivo. Sin embargo, existe la sensación de que, si hay alguien capaz de lograrlo, se trata de Mas y su grupo.

“Mas es una especie de hermano mayor que dice que todo va a salir bien”, expresó el Dr. Jim Riordan, director del programa del MBA en gerencia deportiva de la Florida Atlantic University.

El Inter Miami ciertamente ha dado los primeros pases para concretar el arrendamiento del terreno del Melreese Country Club. Mas indicó que el Inter Miami ha sostenido 10 reuniones durante el último mes y ha “contactado y conversado con aproximadamente 1,000 personas” en dichas reuniones. Mas aspira poder entregar el contrato de arrendamiento firmado y concretado ante la Comisión del Ayuntamiento durante el próximo mes. En lo que respecta a los votos necesarios, Mas se siente confiado de que saldrá airoso en ese aspecto.

“Es demasiado atractivo”, expresó con respecto al proyecto en el Melreese. “La comunidad ha expresado un clamor al respecto y la comunidad ha dicho que sí”.


¿El Inter Miami CF cuenta con plantel técnico?

Observadores escépticos, como lo es Rusnak, quien ha escuchado todas y cada una de las promesas y mentiras dichas con respecto a la viabilidad de una franquicia de futbol profesional en el Sur de la Florida durante los últimos años, se siente optimista con reservas con respecto a la capacidad que tiene Mas para cumplir sus promesas.

“Mas es una fuerza de la naturaleza. Si termina yéndole mal y con esa fuerte personalidad que tiene, (sus aspiraciones) terminarán yéndose por el caño como todas las demás”, indica Rusnak. “Sin embargo, ha demostrado tener mente abierta e inteligencia”.

Ese es especialmente el caso en lo que respecta a la organización que actualmente están creando Mas y Beckham. Jurgen Mainka fue contratado como jefe oficial de negocios luego de su paso por la CONCACAF. Paul McDonough proviene del campeón defensor de la MLS, el Atlanta United, para convertirse en director deportivo. Igualmente, se hizo con los servicios del exgerente general del Orlando City, Niki Budalic, y el ex director de personal de jugadores del LA Galaxy, Kurt Schmid, para ayudar a confeccionar el roster.

Jason Kreis ha sido contratado para formar parte del cuerpo técnico, aunque su compromiso con la selección sub-23 de Estados Unidos limitará su disponibilidad durante el próximo año. Juan Carlos Michia, Victor Pastora y el ex mediocampista del Real Salt Lake Javier Morales se incorporaron como entrenadores de la academia.

Se mantiene en pie la búsqueda del primer director técnico. McDonough espera concretar una contratación en septiembre u octubre. Mas y Beckham se han involucrado en el proceso y se han entrevistado varios candidatos dentro y fuera de la MLS.

“Voy a ser paciente al respecto. No siento afán”, expresó McDonough con respecto al cronograma que manejan para contratar un DT. “Creo que se trata más de firmar a la persona correcta. Creo que la parte difícil fue ver cómo era Tata (Martino) y lo que hizo en Atlanta y cómo le fue. Ha habido gente similar que venían con grandes nombres y no les ha ido tan bien”.

“Creo que, realmente, es más importante para nosotros encontrar la persona apropiada con quien pueda trabajar y armar el club con miras al futuro”.

¿Quién va a jugar con este equipo?

Esta es la tercera ocasión en la cual McDonough se ha encargado de armar una organización técnica y un roster con miras a una temporada de expansión. En Orlando, contó con la ventaja de un equipo de la USL ya formado que sirvió de trampolín para una franquicia de la MLS. En Atlanta, tuvo que comenzar de cero. La diferencia en el caso de Miami lo implica la gran diversidad de su afición.

“Lo que les digo todo el tiempo es: ‘Miren: los colombianos, salvadoreños, haitianos, todos van a aplaudir a un jugador de gran calidad sin importar su origen porque todos son aficionados conocedores del fútbol y quieren ver fútbol de calidad”.

McDonough aspira repetir en Miami lo que logró hacer en Atlanta y considerando que la temporada de la academia comenzará en agosto, es allí donde ha concentrado sus esfuerzos iniciales.

“Tenía que dar inicio (a la academia) seis meses antes o seis meses después que el primer equipo”, indicó. “Y creo que, con el fin de tener a esos canteranos y ponerlo todo en marcha, tiene sentido entonces adelantarnos con eso porque, miren, no me afectará de verdad el primer año, pero me afectará en el tercero; por ello, lo más pronto que pueda empezar, puedo llegar a ese tercer año más rápido”.

¿Cuán involucrado está David Beckham?

El título de Beckham es director de operaciones de fútbol; sin embargo, como rostro de la organización, su alcance es mucho mayor. Está involucrado no sólo en el aspecto técnico, sino también con sociedades de negocios y cualquier tema relacionado con merchandising. Ha hecho visitas periódicas al Sur de la Florida, incluyendo dos en las últimas seis semanas.

McDonough confirmó que él y Beckham están determinando la dirección del club en lo que respecta a estilo de juego y que la contratación de un DT y la contratación de jugadores se harán basados en dicho estilo. Tal como lo hizo en Atlanta, el fichaje de jugadores ocurrirá antes de la contratación del director técnico, con el primer anuncio previsto para antes del verano. Es probable que dichos jugadores sean cedidos en préstamo hasta la temporada 2020.

Con respecto a los rumores que ligan al Miami con el defensa mexicano Héctor Moreno, McDonough afirmó: “No hemos sostenido discusiones con Moreno o sus representantes”.

McDonough se expresó vagamente con respecto a cómo sería el estilo del club, diciendo la acostumbrada frase “jugaremos futbol de ataque”. Sin embargo, considerando que Miami es percibida como la puerta de entrada a América Latina y el historial de McDonough con el Atlanta, no es descabellado pensar que el equipo contará con fuerte influencia de jugadores suramericanos, aunque su rango de búsqueda será amplio. También es útil el magnetismo que ejerce Beckham.

“Creo que los jugadores suramericanos pueden trasladarse bien hasta acá”, indicó. “Creo que lo especial que tiene Miami (similar a Nueva York y Los Ángeles) es que se trata de una ciudad global. Entonces, en el caso de los jugadores europeos, tomas el teléfono, llamas a uno de ellos y les dices: ‘Oye, has estado jugando en Inglaterra o Alemania y quiero traerte a Miami’, ellos van a escuchar”.


¿Se verá el Inter Miami obligado a cambiar su nombre?

Algunos temas judiciales recientes han complicado el trayecto del Inter Miami hasta pisar una cancha en el futuro.

La empresa FXE Fyutbol, cuya oferta competidora para renovar el Lockhast Stadium fue rechazada, recientemente presentó una demanda en un tribunal del Condado de Broward, en la cual alega que el Ayuntamiento de Fort Lauderdale no se adhirió a los preceptos de la ley del Estado de Florida, que indica que las ofertas no solicitadas para desarrollar edificaciones en terrenos públicos por parte de una entidad privada deben ser revisadas por “un arquitecto, arquitecto paisajista o un ingeniero licenciado en este Estado”, lo que no habría ocurrido en el caso de la propuesta hecha por el Inter Miami. La ley estadal igualmente requiere de un “análisis independiente” a fin de demostrar la efectividad de los costos de la asociación pública privada.

“Ya no podemos quedarnos de brazos cruzados cuando se están violando los preceptos del debido proceso”, expresó John F. Reynal, socio gerente de FXE en un comunicado publicado por la empresa en Twitter.

En lo que respecta a la disputa de marcas registradas, el mes pasado la MLS introdujo una nota de oposición a una aplicación hecha por el Inter de Milán en 2014 que buscaba exclusividad de derechos sobre el nombre “Inter”. Mas espera que esta nueva demanda no afecte sus planes en Fort Lauderdale y tampoco se muestra preocupado por la disputa de marcas con el Inter de Mián.

Tal como lo dijo Mas de forma sucinta: “No habrá confusión alguna entre el Inter de Milán y el Inter Miami”.

Sin embargo, existe cierta sensación de deja vu en lo que respecta a la mudanza a Fort Lauderdale, aunque sea temporal.

“En el Sur de la Florida, se empiezan a hacer juicios con respecto al tiempo que tardaré en conducir hasta llegar a algo”, dice Rusniak. “Haré lo que sea si apenas necesito de 15 minutos. Si tardaré una hora, tiene que ser algo que valga la pena. Creo que hay algo de balcanización por aquí, como si existiera una línea invisible entre los Condados de Dade y Broward. Tenemos esta mentalidad de ‘lo que está por allá’ o ‘lo que está por aquí’. Y la densidad del tráfico sigue poniéndose peor y peor, y existe una frustración general de que conducir toma más tiempo del que debería”.

La realidad es que, lo que ocurra en tribunales y en el ayuntamiento será tan importante como cualquier esfuerzo que haga el equipo a fin de prepararse en la cancha. Requerirá cada gota de la experiencia empresarial de Mas y los poderes para armar equipo de McDonough y compañía para hacer del Inter Miami todo un éxito.