<
>

Los vientos de felicidad soplan la Vela de Carlos en la MLS

play
Matías Almeyda enloqueció contra el árbitro y se fue expulsado (2:58)

MLS (2:58)

LOS ÁNGELES - Arranca la previa de lo que podría ser el último 'Clásico del Tráfico' de 2019, y habrá muchas menciones a Zlatan Ibrahimovic y Carlos Vela sobre la importancia de cada uno para sus respectivos equipos en el Banc of California Stadium el domingo.

La calidad de cada delantero, claramente, no está en duda, pero mientras Ibrahimovic en LA Galaxy casi necesita vivir al límite para exprimir hasta la última gota de espíritu competitivo, el capitán de LAFC, Vela, ha encontrado lo que ahora tiene que ser descrito como el mejor nivel de su vida a través de un método muy diferente: tranquilidad y felicidad.

Carlos solía decir que jugar futbol era simplemente un trabajo, ni siquiera jugó la Copa del Mundo 2014, incluso en su Playstation, y que prefiere el baloncesto "mil veces" sobre el deporte que practica profesionalmente. Casi pintó una imagen de que jugar al futbol era como una tarea de la escuela. Pero al observar como LAFC derrotó a San Jose Earthquakes con dos goles suyas, para una contundente victoria 4-0, es inconcebible sugerir que el nativo de Cancún ahora no se está divirtiendo... de alguna manera.

“Cada partido salgo y disfruto,” dijo Vela después del partido. “También estoy contento en mi casa. Es lo importante para un jugador. Al final somos personas que disfrutamos nuestro trabajo, disfrutamos cada momento que nos toca vivir.”

Vela sabe muy bien que la MLS no es LaLiga, por lo que evitó decir que está en el mejor momento de su carrera cuando se le preguntó al respecto el miércoles. Y de su nuevo exilio, por decisión propia, de la Selección Mexicana, se sabe que siempre se sentirá incómodo con algunos fanáticos de El Tri, especialmente cuando juega tan bien.

Y si los comentarios de Bob Bradley en un documental de ESPN + sobre su deseo de que apunte a alcanzar los niveles vertiginosos de Lionel Messi fueron "desproporcionados", como dijo el entrenador el miércoles, también es cierto que Vela no podría haber hecho mucho más en el campo para intentar cumplir ese gran desafío, claro, si el mexicano realmente los tomó en serio.

El segundo gol del atacante de 30 años ante San Jose Earthquakes fue especial: Es el tipo de gol que pocos jugadores podrían marcar. La conciencia en la llegada, la sutil explosión de velocidad, la capacidad técnica y la definición; Vela había hecho que pareciera que estaba jugando en cámara lenta, mientras que todos los demás se aceleraron.

Los números para Vela esta temporada en la MLS son fenomenales: 26 goles y 15 asistencias y en total en la MLS suma 41 goles y 25 asistencias, es decir uno cada 55 minutos. En esta campaña, Vela tiene más tiros que nadie (128 al 108 de Zlatan en segundo lugar), más tiros a gol (57) y es el segundo en oportunidades creadas (81) y es segundo en asistencias (15).

En las gradas y alrededor de Banc of California Stadium, "Carlos V" es el rey de LAFC, rociando pases, haciendo asistencias, enfrentando a los jugadores y marcando goles con un aire de regalía. No es difícil ver por qué está jugando como si se estuviera divirtiendo.

Es cierto que Vela no esté jugando para el Barcelona, el Real Madrid o el Manchester City, pero eso no significa que no debamos disfrutar al ex jugador del Arsenal por lo que es: el mejor y más vistoso de la MLS.