<
>

Carlos Vela: El gol con el que nunca soñó

play
Carlos Vela comandó con golazo al LAFC en goleada sobre San Jose (0:59)

El mexicano firmó un tanto de alta factura individual ante un rival que vio a su entrenador, Matías Almeyda, irse expulsado por reclamos al árbitro. (0:59)

COLUMNA ‘EL PULSO’

CIUDAD DE MÉXICO -- “Confieso que es muy rara la noche que no sueño con goles espectaculares, hermosos… Y míos”.

La revelación pertenece a Jorge Valdano, quien hace algún tiempo contó que un delantero no deja de serlo ni en el retiro, por ello en su mente ronda con frecuencia el objetivo que persiguió durante toda su carrera.

Eduardo Galeano definió al gol como “el orgasmo del futbol… La multitud delira y el estadio se olvida de que es de cemento y se desprende de la tierra y se va al aire”.

Algo similar a lo que relata el escritor uruguayo se vivió la noche del miércoles en el Banc of California Stadium, casa de Los Ángeles FC, cuando al minuto 41 Carlos Vela desató la locura en el inmueble.

Un pase que partió del centro del campo iba dirigido al mexicano, pero éste dejó pasar el balón con una finta y siguió corriendo a la espera de que, metros adelante, su compañero le diera el esférico; para ese momento ya dejó atrás a un marcador por velocidad y al tomar la pelota, otro se le barrió de forma infructuosa, con lo que enfiló al área, en donde eludió con un recorte a máxima velocidad al último zaguero, y luego al portero; todavía casi en la línea de gol esperó a que otro adversario se lanzara de forma desesperada, y con paciencia mandó el balón a la red.

Un gol ‘Maradoniano’, ‘Messiánico’, o simplemente un gol ‘a lo Carlos Vela’. Para algunos, el mejor de su carrera. ¡Y vaya que el grueso de sus anotaciones son bellos lienzos!

El gol es el objetivo máximo, la parte más explosiva e igualadora del futbol, se grita como si no hubiera un mañana… “La eternidad dura un gol”, resume el maestro Juan Villoro.

“El futbol es un estupendo pretexto para el alarido. La misma persona a quien su esposa le reprocha ‘¿por qué no dices nada?, ¿es que no me escuchas?’, toma las llaves y se va a rugir a un estadio.

“El gol permite perder la compostura. En ese momento resulta no solo lógico, sino deseable, que el prójimo gima de satisfacción”, añadió Villoro en un artículo titulado ‘El arte de gritar’.

Desde hace dos años en la MLS, y más atrás en su paso por Europa, sobre todo en la Real Sociedad, Carlos Vela ‘ayuda’ a perder la compostura, pues estamos ante el futbolista mexicano más talentoso de la última década.

A diferencia de Valdano, seguramente Vela no sueña con goles espectaculares, hermosos y suyos… Sí lo hará con tiros de tres, grandes clavadas y encestes.

Sin embargo, la noche del miércoles el mexicano le regaló al mundo ‘el gol con el que nunca soñó’.