<
>

La MLS no será un 'flan' para el Chicharito

play
El sube y baja del valor de Chicharito en el Mercado (1:14)

Desde su fichaje con el United en 2010 hasta su presente en Sevilla, ha alcanzado un tope de 30mdd, para llegar a los 10 que vale hoy. (1:14)

CIUDAD DE MÉXICO -- A Javier Hernández lo respaldan 10 años de trayectoria en Europa y 127 goles; sin embargo, el nuevo desafío en Los Ángeles Galaxy no será tarea menor.

A los 31 años, el Chicharito tendrá la misión de demostrar que sigue vigente, y que en una liga de menor calidad en relación con la inglesa, española o alemana, todavía es capaz de brillar con su mejor carta de presentación: los goles.

Es una realidad que la carrera de Hernández tomó una curva descendente desde su segunda temporada en el Bayer Leverkusen, pues posteriormente no fue capaz de consolidarse como titular en el West Ham United, y su paso por Sevilla resultó anecdótico.

En la misma Selección Nacional, donde es el goleador histórico, su protagonismo se ha diluido poco a poco, y hoy en día no solo es lejana su titularidad, pues Raúl Jiménez pasa por un extraordinario momento; también corre riesgo su convocatoria.

La mentalidad y confianza en sí mismo de Javier difícilmente pueden ponerse en entredicho, pero es un hecho que la exigencia en la MLS no será menor, pues llega a ocupar los zapatos, nada menos que de Zlatan Ibrahimovic.

El sueco marcó 53 goles en 58 partidos con los ‘galácticos’ en las dos temporadas que estuvo en el equipo, por lo que la expectativa en torno al mexicano es que se mantenga apegado a dichos parámetros.

La carrera de Hernández en lo absoluto está terminada, más allá de que tendría que estar pasando por sus mejores momentos, de acuerdo con la norma que indica que entre los 28 y 32 años un futbolista vive su etapa de plenitud y madurez.

Por si fuera poco, el listón tan alto que ha colocado Carlos Vela en sus dos campañas con Los Ángeles FC, de manera irremediable perseguirá al Chícharo de inmediato, pues la afición y hasta los medios de comunicación, le exigirán que guíe al Galaxy a conseguir el título.

La misión no luce sencilla, más allá de que suele minimizarse el nivel de la Liga estadounidense, el cual claramente va en franco ascenso cada año.

De nueva cuenta Javier Hernández está ante un desafío y su crédito ha disminuido, no así su popularidad ni el hambre por conquistar un destino llamado Los Ángeles.

“Voy a estar jugando y es lo que quiero en mi vida. La gente va a decir que fue porque no pude hacerlo [en Europa], pero a veces en el futbol hay cosas que no están en tus manos”, dijo a ‘LA Times’, en su primera entrevista con los colores de su nueva casa.