<
>

Austin FC apuesta al talento sudamericano en su temporada debut en la MLS

play
Savarese: 'La MLS cada vez está más cerca de la Liga MX' (1:10)

El entrenador de Portland Timbers conversa en exclusiva con Jorge Ramos y su Banda. (1:10)

La conexión entre la Major League Soccer y Sudamérica sigue creciendo a pasos agigantados. La MLS permanentemente envía a sus ojeadores al continente, y a la Argentina en particular, donde ha encontrado buenos acuerdos. Jugadores como Mauro Díaz, en su momento una gran promesa de River Plate, pasó los cinco mejores años de su carrera en FC Dallas. Y aunque Miguel Almirón es paraguayo, fue tomado del fútbol argentino cuando Atlanta United lo fichó de Lanús en 2017 antes de dejarlo ir a Newcastle United por $29 millones dos años más tarde.

Ahora, una nueva franquicia de la MLS espera continuar la tendencia de importar talento argentino. Austin FC hará su debut esta temporada y ha ensamblado un notable plantel con talento sudamericano. Cabe destacar que Claudio Reyna, director deportivo de Austin FC y una de las primeras grandes figuras producidas por Estados Unidos, es hijo de un jugador argentino, Miguel, quien jugó profesionalmente en Los Andes. Así que quizá el vínculo sea natural.

Recientemente, Reyna salió a buscar una figura para su equipo en Argentina. El mediocampista Tomás Pochettino, quien firmó como Jugador Designado el mes pasado, será una pieza clave para el club de Texas en su campaña de debut. A diferencia de los nro. 10 argentinos más livianos que se han destacado en la MLS, el jugador de 25 años es más grandote, más fuerte y dinámico, y podría empezar jugando desde más atrás. Su principal punto fuerte es la potencia y la precisión de su pie derecho; es capaz de patear largas diagonales desde atrás y también meterse en el área grande para poner a prueba al arquero contrario.

Luego de abrirse camino en las inferiores de Boca Juniors, Pochettino tuvo que irse al interior, a Talleres de Córdoba, para sumar minutos de juego. Su desempeño fue tan bueno estos últimos dos años que habría estado en el radar de varios clubes importantes de Brasil, y el hecho de que haya elegido jugar en los EE.UU. habla del creciente poder financiero y de la credibilidad deportiva de la MLS.

Pochettino debería encontrar un cálido ambiente sudamericano en Austin. El uruguayo Diego Fagúndez y el pick nro. 1 del Superdraft de la MLS Daniel Pereira, quien se mudó a los EE.UU. cuando sus padres buscaron asilo de Venezuela, estarán entre sus nuevos compañeros.

Josh Wolff, DT de Austin FC, reconocido exjugador y técnico asistente de la MLS, se apoyará en su nuevo contingente sudamericano para intentar reproducir el éxito que tuvo Atlanta cuando debutó en 2017. Además de los tres jugadores mencionados arriba, Austin también se ha nutrido de talentos del club Guaraní de Paraguay.

Jhohan Romaña, de 22 años, es un central colombiano fuerte, rápido y sin complicaciones; Rodney Redes, de 20 años, es un volante externo morrudo; y se esperan grandes cosas de Cecilio Domínguez, de 26 años, un centro delantero sutil y habilidoso. Domínguez también ha pasado por México y Argentina en su carrera, pero aún no parece haber destapado todo su potencial, aunque su conexión con Pochettino podría ser la clave para asegurar una asociación estable.

Estos tres jugadores formaron parte de un conjunto de Guaraní que brilló muy por encima de sus capacidades la temporada pasada para llegar a los octavos de final de la Copa Libertadores, eliminando al poderoso Corinthians de Brasil en el camino. Además, tuvieron una sólida actuación en el fútbol nacional; terminaron quintos en el Clausura y luego perdieron el repechaje por penales ante el eventual campeón, Olimpia.

Austin podría reflejar el éxito inicial de Atlanta o bien salir de la gatera a los tumbos como Inter Miami CF --otro club que ha incorporado talento joven sudamericano-- pero está claro que Reyna y su cuerpo técnico han sentado las bases para una interesante campaña de debut.