<
>

Muslera mantiene crisis internacional de porteros

La Copa del Mundo de Rusia 2018 no ha roto el hechizo contra las pifias de los arqueros que comenzó con la final de la Champions League, con Loris Karius,y que hoy influyó en el adiós de Uruguay del Mundial.

El último en meterse en esta lista negra de fallas fue el Muslera, quien atacó de mala forma un remate de Antoine Griezmann. El esférico se estrelló en sus manos, pero el rebote provocó que la redonda terminara en la red y con ello Francia logró el 2-0 sobre Uruguay.

El primero en cometer una pifia grave fue Willy Caballero, cuando ayudó a quebrantar el marcador entre Croacia y Argentina y el espíritu albiceleste en la Copa del Mundo. Curiosamente, la falla fue en el mismo estadio (Nizhni) y en la misma portería que en la que defendía Muslera este viernes. Ese mal despeje del arquero argentino que al minuto 53 permitió la primera de tres anotaciones de los croatas, y acentuó la situación crítica ante los arqueros.

En el segundo día de la competencia, David DeGea en el marco español fue clave en el segundo gol de Cristiano Ronaldo, el del empate a dos tantos, cuando el portugués lanzó el disparo y se le escurrió dramáticamente causando críticas fuertes hacia su persona.

Mohammed Al-Owais también tuyo un yerro garrafal ante Uruguay. Quedó techado y dejó el marco abierto para que Luis Suárez metiera el único tanto del juego con el que Arabia Saudita perdió y quedó eliminado en la ronda de grupos de la Copa del Mundo.

En el debut de Polonia en el Mundial ante Senegal, el arquero Wojciech Szczesny tuvo una mala salida, para que los africanos tomaran la delantera en el marcador y quedarse al final con la victoria 2-1. Los leones aprovecharon un mal pase hacia atrás de Krychowiak, que provocó la indecisión de Szczesny, quizá asustado ante la llegada de Mbaye Niang.

Con Croacia, Danijel Subasic cometió un error en el primer minuto del partido ante Dinamarca, de Octavos de Final. En un saque de banda el balón fue directo al corazón del área, y apareció Jorgensen para rebañar el esférico y tirar a puerta. Subasic se tiró, pero el balón se le escurrió entre sus pies. A diferencia de los otros arqueros de esta lista, el jugador de 33 años lo compensó, ya que su equipo igualó el marcador y después paró los penaltis de Christian Eriksen, Lasse Schone y Nicolai Jorgensen, lo que permitió a Ivan Rakitic meter el gol del triunfo en la definición desde los 11 pasos.

Estos traspiés hicieron recordar las fallas hicieron recordar las fallas de Loris Karius, el portero de Liverpool que tuvo dos asombrosas fallas y fue clave en la caída del equipo inglés ante Real Madrid en la Final de la Champions League en Kiev, Ucrania, aunque después se anunció que tuvo una conmoción producto de un golpe del arquero Sergio Ramos.

Por otro lado, hay porteros que han dado ‘la nota’ y se han llevado los reflectores, como es Guillermo Ochoa que pudo mantener el cero en la victoria mexicana sobre Alemania en su primer juego en la Copa del Mundo, mientras que Hannes Þór Halldórsson de Islandia detuvo un penal a Lionel Messi y el mundo supo que además de portero es director de cine. Por desgracia, sus actuaciones no permitieron que sus equipos sigan vivos en el Mundial.