Fútbol Americano
EFE 390d

En Suiza aseguran que la celebración del águila de Albania no se repetirá

NIZHNY NOVGOROD - Valon Behrami, jugador de Suiza, aseguró este martes que las celebraciones políticas que hicieron Xherdan Shaqiri y Granit Xhaka en los goles que marcaron a Serbia no volverán "a pasar más" en la selección helvética.

Ambos jugadores, de origen albano-kosovar, hicieron con sus manos la figura del águila bicéfala de la bandera de Albania. El gesto molestó a los serbios, que no reconocen la independencia de Kosovo, antigua provincia del país balcánico.

En la víspera del decisivo choque que disputará Suiza ante Costa Rica por los octavos de final, Behrami habló sobre la acción de sus dos compañeros y quiso dejar zanjado el tema.

"Sí, claro que hemos hablado de ese tema en los tres últimos días. Nosotros lo comentamos el día después del partido. A lo mejor bromeando un poco. Lo que pasó al final no ha llevado a una suspensión, pero es un tema que necesite más tiempo de reflexión y no es el momento", declaró.

"Eso desde luego no va a pasar más en el futuro porque los partidos son lo más importante. No es algo que queramos tener en cuenta lo que vaya a pasar. A lo mejor va a pasar en sus clubes, pero no en el Mundial. Es una cuestión zanjada", agregó.

Behrami lamentó que después de ganar a Serbia 1-2 prácticamente sólo se hablara de la celebración de sus compañeros, algo que no le pareció "tan importante", y que el resultado del partido quedara prácticamente olvidado.

"Es una situación que no queríamos. Felizmente, en los periódicos también publicaron el resultado del día partido. No se hablaba de fútbol, sólo de esto. Para responder estas cuestiones hay que reservarse cierto tiempo. No se puede responder con prisas. Queremos centrarnos en el fútbol. Hemos venido para eso. La mejor manera de avanzar en el Mundial es hablar de fútbol", indicó.

Cuestionado por la remontada que tuvo que hacer Suiza ante Serbia, que se adelantó en el marcador, declaró que el conjunto helvético ha demostrado que es un equipo que siempre que va por detrás en el marcador se ha unido.

"Hemos sido muy solidarios y eso es lo que tenemos que mostrar. Esa es la impresión que tenemos que tener. Si hay situaciones adversas, hay que luchar y jugar tranquilamente y hay que tener resultados positivos. Hemos hablado de otras situaciones y las hemos analizado tranquilamente. Para nosotros va a ser un momento muy importante. Puede pasar cualquier cosa, pero si mostramos esta actitud, podremos seguir adelante", aseguró.

Para Behrami, el partido ante Serbia no fue de los mejores de Suiza, que, a su juicio, disputó un mal encuentro sobre todo en los primeros veinte minutos, en los que cometió muchos errores.

"No estábamos listos para hacer frente a un equipo como Serbia. Durante el partido dejamos demasiados espacios para un equipo que quiere llegar a la cumbre. Hay muchas cosas que mejorar y no creo que haya sido uno de nuestros mejores partidos".

Por último, se refirió al encuentro que disputarán Brasil y Serbia y en el que ambas selecciones también se jugarán su futuro en el Mundial de Rusia.

"No creo que Brasil empiece como los partidos anteriores. Cada vez empezarán con más ritmo. Ahora tienen más confianza. Creo que Brasil sigue siendo el favorito del grupo y uno de los favoritos para ganar el Mundial. Serbia también tiene calidad, buen físico y juegan muy bien los balones largos. A Brasil no se le da bien el contacto físico, así que será un partido muy interesante", concluyó.

PÉTROVIC: "LO QUE HA PASADO, PASADO ESTÁ; HAY QUE CENTRARSE EN EL FUTBOL"

Vladimir Pétkovic, seleccionador de Suiza, quiso pasar página a la polémica generada por las celebraciones políticas de sus jugadores y declaró que "hay que centrarse en el fútbol".

Pétkovic intentó dejar atrás una acción que ha provocado una sanción económica de la FIFA a sus jugadores por hacer el signo del águila bicéfala presente en la bandera de Kosovo. Ambos, de origen albano-kosovar, hicieron ese gesto durante el choque ante Serbia y molestó al equipo balcánico.

"Lo más importante es el fútbol. Eso es lo que tenemos en común. Vivimos del fútbol y de las emociones, que tiene que despertarlas y generarlas. Lo que ha pasado, pasado está. Lo que tenemos que hacer ahora es, entre todos, aprender. Tenemos que aprender todos, también los que están aquí. Tenemos que centrarnos en los partidos, en el fútbol, en un deporte bello y en la organización perfecta del Mundial. Es en esto en lo que nos tenemos que pensar", dijo.

También habló sobre el objetivo de Suiza y, en varias ocasiones dejó claro que es ir "partido a partido". El siguiente, el que cerrará su fase de grupos, lo disputarán ante Costa Rica con los octavos de final en juego.

"Nunca nos daremos por vencido. Nunca me voy a rendir. No he dicho cuál es nuestro objetivo concreto. La filosofía es el siguiente partido. El primer objetivo es preparar a mi equipo. Hoy hemos hablado sobre nuestros adversarios. No es un rival fácil. Vienen con orgullo y con ganas de llevarse algún punto. Vamos a hacer lo que podamos para ganar", comentó.

"No puedo centrarme en las ventajas de Costa Rica porque son varias. Uno de sus puntos fuertes es que es un equipo muy orgulloso. Quieren llevarse puntos a casa. Queremos centrarnos en nuestro rendimiento y vamos a rendir hasta el noventa para llevarnos el partido", apuntó.

Sobre si reservará a alguno de sus jugadores apercibidos de sanción aclaró que alineará a todos los hombres que él crea necesarios para poder garantizar los tres puntos.

Además, recalcó que Costa Rica es un rival más peligroso sin la presión de tener que ganar para clasificarse porque está ya eliminado. Pétkovic reconoció que a preparado a sus futbolistas teniendo en cuenta esa cuestión.

"Es un adversario que no se quiere ir a casa con cero puntos. En ese sentido está bajo presión. Sin duda van a hacer todo lo que puedan para llevarse un punto. Miramos nuestro equipo. Queremos una victoria y queremos hacerla realidad sobre el terreno", finalizó.

^ Al Inicio ^