<
>

Fuentes: La sede del Mundial Femenino 2023 se definirá el jueves hasta último momento

Las esperanzas de Australia y Nueva Zelanda de organizar su primera Copa Mundial, ya sea masculina o femenina, parecen estar en manos de África, dijeron fuentes a ESPN.

La candidatura combinada de los países de Oceanía parecería favorita por delante de la de Colombia, especialmente después de que Japón se retiró a menos de una semana de la votación.

Pero un vistazo más cercano de la estructura de votación (cualquiera de las ofertas necesita al menos 18 votos de los 35 que se ofrecen para ganar) sugiere que la decisión final se cerrará el jueves por la noche. Todavía se disputan hasta 12 votos, un número inusualmente alto tan cerca de la fecha límite.

Fuentes cercanas al proceso le han dicho a ESPN que la votación final "estará mucho más cerrada de lo que la gente piensa y podría ir en cualquier dirección".

"Es la lucha más cerrada para un torneo importante que puedo recordar, probablemente desde que Alemania ganó la sede de la Copa Mundial Masculina 2006 [donde superaron a Sudáfrica]", agregó una fuente. "Las próximas 24 horas serán fundamentales".

Las fuentes le dijeron a ESPN que la batalla decisiva para la victoria serán los votos de los siete representantes africanos del Consejo de la FIFA y los cinco representantes de Norteamérica.

Los representantes de CAF (África) aún pueden votar en bloque, o también podrían dividir sus votos en ambos lados, y se cree que no podrán decidir hasta las horas previas a la votación.

De hecho, no hay muchas razones obvias para que los africanos voten a favor de Colombia o Australia-Nueva Zelanda, dados los lazos políticos, culturales y comerciales limitados.

El miembro colombiano del Consejo de la FIFA, Ramón Jesurún, está excluido de la votación, pero sin duda habrá utilizado su posición para recordar a los representantes del Consejo de África la necesidad de ayudar al mundo en el desarrollo, especialmente en el juego femenino.

Aún así, la candidatura de Australia ha estado vigente por más tiempo (Nueva Zelanda se sumó en los últimos meses), y la llegada del presidente ejecutivo de la Federación de Fútbol de Australia, James Johnson, quien solo ha estado en la silla seis meses, ha permitido fortalecer la candidatura por su gran lista de contactos.

Como exdirector del fútbol profesional de la FIFA, la presencia de Johnson ha acelerado las perspectivas de victoria de Australia, y ha visto a Australia recolectar silenciosamente votos en Asia.

En Australia, la retirada japonesa fue vista como un punto de inflexión que aseguró la victoria, pero eso es demasiado simplista. Tener el apoyo total de Asia simplemente hace que Australia-Nueva Zelanda cuente con el respaldo de sus respectivas confederaciones, por un total de nueve votos.

Y si su candidatura no garantiza la mayoría de los votos africanos, la posibilidad de victoria parecería remota.

Se espera que la mayor parte de los nueve votos de la UEFA sean hacia Colombia, con la excepción de Inglaterra. Se proyecta que las relaciones entre los continentes de fútbol dominantes del fútbol seguirán siendo tan fraternos como siempre.

Pero si África es la verdadera incógnita, la relación volátil entre CONCACAF y CONMEBOL presenta el mayor riesgo de Colombia.

Creyendo que tenían a la mayoría de la UEFA atada, sumado a los cuatro votos elegibles de CONMEBOL, el equipo de licitación colombiano predijo internamente que asegurar los cinco votos disponibles de CONCACAF los colocaba en primera posición para llevarse la victoria.

Pero la larga relación de Johnson con el ex jefe de fútbol estadounidense Sunil Galati y los estrechos vínculos con el presidente de CONCACAF, Víctor Montagliani, han roto el sueño de Colombia de una barrida. Si Australia puede obtener otros votos de CONCACAF, podría marcar un golpe inesperado.

Finalmente, está el presidente de la FIFA, Gianni Infantino. El estadista eterno, Infantino, está desgarrado por su deseo declarado de hacer crecer el fútbol femenino en América Latina y recompensar la oferta de Australia, que obtuvo un puntaje mucho más alto (4.1 a 2.8) durante el proceso de evaluación.

Por mucho que a Infantino le encantaría transformar el panorama futbolístico dominado por los hombres de América Latina en su cruzada por la igualdad de género, será extremadamente difícil votar en contra de las recomendaciones del propio informe técnico de la FIFA.

Pero al igual que muchos otros que se dirigen a la votación, es posible que no decida hasta la hora final. En una carrera tan cerrada, cada voto cuenta.

Análisis de ESPN de los votos:

AFC (Asia) - 7 votos por Australia/NZ

OFC (Oceanía) - 2 votos por Australia/NZ

UEFA (Europa) - 8 votos por Colombia, 1 voto por Australia/NZ

CONCACAF (Norteamérica) - 5 votos indecisos

CONMEBOL (Sudámerica) - 4 votos por Colombia

CAF (África) - 7 votos indecisos

Gianni Infantino - 1 voto por Australia

Total:

Australia/NZ - 11 votos

Colombia - 12 votos

Indecisos - 12 votos