<
>

Europa inicia su camino a Catar 2022

play
Lo que tendría que pasar para que Zlatan esté en el Mundial de Catar 2022 (2:03)

Alex Pareja nos expone las cosas que deberían suceder o que no sucedan para volver a ver a Zlatan Ibrahimovic jugando un Mundial a los 41 años de edad. (2:03)

Con sorpresas como la derrota de Alemania ante Macedonia, arrancaron las eliminatorias en Europa para clasificar al Mundial de Catar

En el marco de la primera Fecha FIFA del presente año, la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol inició su largo camino rumbo al Mundial de Qatar 2022. Cincuenta y cinco selecciones nacionales distribuidas en 10 grupos, la mitad de éstos con 5 integrantes y el resto con 6 equipos, pelearán por los trece boletos que el Máximo Organismo del Fútbol Mundial le concede a la UEFA. Los primeros lugares de cada sector obtendrán directamente su pase mundialista mientras que los que ocupen la segunda plaza se clasificarán a una siguiente ronda o play-offs en donde también participarán dos países más que serán elegidos de acuerdo al ranking de la Liga de las Naciones. En esta instancia habrá dos rondas eliminatorias. Los seis equipos ganadores de la primera jugarán otros dos partidos más, a ida y vuelta, y los tres vencedores se unirán a los 10 campeones de grupo para ocupar la totalidad de espacios disponibles.

Durante poco más de un año, del 24 de marzo del presente y hasta el 29 de marzo de 2022, la eliminatoria europea nos regalará trepidantes encuentros en donde el orgullo, la honra y la tradición futbolísticas de cada nación europea estarán en juego. Los favoritos tendrán que ratificar su condición mientras que aquellos que no la tienen, intentarán dar la sorpresa, tal y como ya ocurrió en Duisburg con la histórica derrota de Alemania ante Macedonia del Norte por 1-2.

El equipo de Joachim Löw, quien por cierto está a pocos meses de dejar su cargo, volvió a mostrar dificultades en zona de definición así como las varias y todavía no superadas falencias defensivas que acarrea desde el Mundial de Rusia 2018, para caer en el último tramo del partido ante la tozudez de unos macedonios que bajo el liderazgo en la cancha del veterano Goran Pandev, nunca agacharon la cabeza ante el orgulloso equipo alemán que al final tuvo que ceder tres puntos que en el presupuesto inicial eran suyos. Ahora, y luego de las primeras tres jornadas, Die Nationalmannschaft cayó hasta la tercera posición del Grupo J, justo detrás de sus verdugos y de la no menos sorprendente selección de Armenia que con paso perfecto encabeza el pelotón con 9 unidades. Es para destacarse el espléndido trabajo en el banquillo armenio del veterano técnico español Joaquín Caparrós, ex entrenador del Sevilla, Athletic de Bilbao y Granada, entre otros. 3 de 3 para Armenia que increíblemente está por encima de los cuatro veces monarcas mundiales.

Los actuales campeones del mundo iniciaron su camino rumbo a Qatar sin mucho brillo pero haciendo lo necesario para encabezar el Grupo D con 7 puntos, por delante de su escolta Ucrania. El empate a un gol con el que Francia inició la eliminatoria ante éstos últimos, hicieron levantar la ceja de unos cuantos críticos galos que están ciertos de que Les Blues tienen un equipo que ha adquirido mayor madurez respecto de aquel que levantó la Copa del Mundo en Rusia. Y estoy de acuerdo con ellos. Los del Gallito en el pecho son un equipazo por donde se le quiera ver, pero la victoria ante Kasajistán donde Mbappé falló un penal y más tarde se beneficiaron de un autogol, así como el posterior triunfo por la mínima ante Bosnia-Herzegovina, exhibieron muy poco del tremendo músculo futbolístico que presume la escuadra de Didier Deschamps.

España por su parte tuvo un inesperado empate a un gol en Granada ante Grecia. El volumen de juego de los españoles fue infinitamente superior a los helénicos, pero no pudieron capitalizar su hegemonía en la portería del arquero del Benfica, Odysseas Vlachodimos. La posterior visita al complicado campo de Georgia tuvo que saldarse mediante una remontada que se cuajó hasta el último suspiro del partido mediante un gol al minuto 92 de Dani Olmo. La cosa cambió cuando, de nuevo en casa, jugaron ante Kosovo a la que vencieron 3-1 con un Sergio Ramos que por segundo partido consecutivo inició en la banca y un Dani Olmo aferrado a su plan goleador al volver a marcar con el equipo de Luis Enrique.

Cristiano Ronaldo y su Portugal lideran el Grupo A, pero inesperadamente de forma compartida con la Serbia de Dragan Stojkovic con siete puntos cada uno. Vaya berrinche, azotando al césped su brazalete de capitán, fue el que hizo El Comandante cuando no le validaron un gol que había marcado en la última jugada del partido ante los serbios, el que pudo haberles dado el triunfo. Sin VAR, el árbitro no pudo cerciorarse de que el balón proyectado por CR7 sí había cruzado la línea de gol, quedando el marcador final 2-2. El equipo de Fernando Santos previamente le había ganado a Azerbaiyán gracias a un autogol de Medvedev y en su más reciente encuentro ganó tranquilamente 1-3 a Luxemburgo.

Por su parte, la Nazionale italiana tuvo un inicio perfecto con tres victorias en el mismo número de partidos. El equipo de Roberto Mancini comanda el sector C en solitario por arriba de Suiza. Además, la perfección azzurra también se mira en el trabajo que hasta ahora ha hecho tanto la delantera como su defensa. Seis goles marcados y ninguno encajado. Triunfos por idéntico marcador de 2-0 ante Irlanda del Norte, Bulgaria y Lituania ponen a Italia en el camino correcto para acabar, de una buena vez por todas, con la época oscura de una selección que no logró clasificarse a la más reciente Copa del Mundo. Todo parece indicar que así será, a menos de que aparezca el siempre negativo exceso de confianza y que de ello pueda beneficiarse la selección de Suiza, que marcha en la segunda posición y con un partido menos.

The Three Lions también han comenzado su eliminatoria mundialista de forma impecable. 9 puntos, nueve goles a favor y sólo uno en contra capitalizan el gran trabajo de Gareth Southgate con una plantilla plagada de estrellas entre las que destacan Kane, Sterling, Mount, Foden, Trippier y Stones. Éstos y otros tremendos jugadores buscarán cambiar la historia que han repetido, generación tras generación, otros extraordinarios futbolistas que hicieron soñar a la afición inglesa con levantar una Copa del Mundo pero que al final terminaron sufriendo la decepción de ver a su Inglaterra relegada de las alturas mundialistas. Su Grupo, el I, tiene a Polonia y quizá a Hungría como sus más fuertes competidores.

Los Grupos G y H, iniciaron su actividad con sendas carreras parejeras. En el primero, Turquía apenas está arriba por un punto de los Países Bajos, Montenegro y Noruega. En el segundo, Croacia y Rusia están empatados con 6 puntos, uno abajo está Eslovaquia y dos los separan de Chipre. Me temo que la llegada final por la clasificación en este sector será de photofinish, sin un claro favorito al menos por ahora.

Dinamarca, líder del Grupo F es, al menos numéricamente hablando, la selección más potente en este arranque eliminatorio europeo. 3 encuentros y 3 triunfos con ¡14 goles anotados y ninguno recibido! Le hizo 8 a Moldavia y desde hace rato, el equipo dirigido por Kasper Hjulmand viene jugando muy bien al fútbol exhibiendo una total armonía y equilibrio entre sus líneas. Ampliamente favorita por encima de Escocia, Austria e Israel para obtener su pase a Qatar.

Finalmente los Diablos Rojos de Bélgica, mandones del Grupo E, siguen luciendo muy malvados. Le marcaron 8 a Bielorrusia, le ganaron 3 a 1 a País de Gales y empataron con el que pelearán hasta el final su boleto a Medio Oriente: la República Checa. El técnico español Roberto Martínez tiene la asignatura pendiente de llevar a lo más alto a una generación de futbolistas belgas que brillan en las más importantes ligas europeas. No hacerlo, sería un tremendo fracaso. Favorito de muchos, Bélgica tiene todo para terminar como ha iniciado y viajar sin escalas a la próxima Copa del Mundo.

El Viejo Continente vuelve a encenderse de pasiones para dirimir a sus representantes en una fiesta en la que todos quieren estar pero que sólo unos cuantos, trece para ser exactos, podrán vivir en carne propia. Un Mundial por cierto ya criticado por algunas selecciones como Alemania, Noruega, Países Bajos, Dinamarca y Bélgica, que han puesto el dedo sobre una de las llagas que padece Qatar: la de los Derechos Humanos. Pero esa ya es harina de otro costal, que abriremos en otro momento.