<
>

En Jamaica creen que la bronca contra Toros Neza 'fue una trampa' para ayudar al Tri

play
Joserra: 'Jamaica será un rival complicado' (1:08)

Nuestro experto considera que, pese a las ausencias, el conjunto jamaicano podría ser un rudo sinodal para México en el inicio de la eliminatoria mundialista. (1:08)

El técnico brasileño afirmó que nunca se dijo toda la verdad sobre la pelea y señaló que se presentaron situaciones extrañas en el entorno

MÉXICO -- Veinticuatro años después, René Simoes, técnico brasileño que dirigía a aquel Jamaica que calificó por vez primera a un Mundial (Francia 1998), pone en duda que se haya dicho “la verdad pura” en torno a la gresca que protagonizaron su equipo y el desaparecido Toros Neza, ya que días después México los goleaba 6-0 en partido eliminatorio.

En entrevista para ESPN Digital, René Simoes señala que “hasta hoy sigo preguntándome qué pasó. Yo había pedido que jugáramos (contra Toros Neza) en privado, sin gente, y el día del juego había muchos aficionados y muchas cámaras de televisión por todos lados. ¿Por qué querían tanto las imágenes? Nosotros entrenábamos en las instalaciones de una cervecería en Toluca y jugábamos un partido amistoso que iba 1-1 y no terminó, pues se dio la pelea y entró la policía al campo”.

Dice que una falta detonó la bronca y “fue una locura. Todo estuvo completamente loco. Toros Neza tenía dos jugadores argentinos muy fuertes. Nosotros estábamos jugado muy bien y luego se salió de control. Fue lamentable” y asegura que “la primera patada fue de Toros Neza y fue muy fuerte; por eso los jamaiquinos no se controlaron más”.

René Simoes cuenta que salieron rumbo al hotel “por gracia divina. Dios nos preservó” y asegura que todo lo que se vio sobre la gresca “no fue la verdad pura; fue totalmente diferente. Había mucha, mucha gente en un lugar donde debían estar solo los equipos; pero eso fue en abril de 1997 y estamos en 2021” y se sigue preguntando por qué “la compañía dueña de la cancha dejó pasar mucha gente; ellos dijeron que la gente eran sus trabajadores, pero ¿y las cámaras de televisión?”.

Y manifiesta que lo que pasó en Toluca es algo que no debe suceder en una cancha, “nunca, porque esto es futbol, y aquello fue malo para los dos equipos”. Pero eso no quedó allí, pues cuenta el estratega que en los días siguientes Jamaica ya no pudo salir a entrenar y tuvo que hacerlo en el hotel de concentración.

“No podíamos salir a la calle. Todos teníamos miedo porque se decía que los jamaiquinos tenían que morir por causa de la pelea. Entrenamos en una cancha de 50 metros como si fuera indoor soccer” y lo que pasó en el Estadio Azteca lo recuerda con tristeza, ya que “fuimos goleados porque jugamos muy mal preparados. Recibimos un 6-0. En la primera ronda habíamos perdido 2-1 en un partido muy bien jugado por nosotros, y ya en Jamaica ganamos 1-0”.

El panorama de Jamaica no era el mejor, dice René Simoes y señala que “los jugadores regresaron muy molestos; todo lo que vivimos fue increíble, pero lo bueno es que al final calificamos al Mundial, junto con México y Estados Unidos. Calificar fue increíble, porque el país tenía 2 millones 500 mil habitantes”.

Sobre el Jamaica de la actualidad comenta que “tiene un grupo de jugadores muy calificado que juegan en grandes ligas” y asegura que no le dará facilidades a México este jueves, porque tiene posibilidades de obtener un boleto a Catar 2022.