<
>

Gregg Berhalter tras empate entre Estados Unidos y El Salvador: Las eliminatorias en Concacaf son peleas de perros

play
El Salvador y Estados Unidos no se hacen daño (0:41)

La selección centroamericana y la de las barras y las estrellas comenzaron su recorrido hacia Catar 2022 sin goles, resultado agridulce de acuerdo a lo sucedido en otros encuentros. (0:41)

A excepción de México, que logró sumar los tres puntos sobre la hora en su duelo en casa ante Jamaica, todos los resultados finalizaron en empate, algo que para el técnico de Estados Unidos, Gregg Berhater, es prueba de lo aguerrido que será la eliminatoria de Concacaf.

“Estas son peleas de perros”, afirmó tras el empate sin goles de Estados Unidos ante El Salvador en el país centroamericano.

“Todos estos juegos van a ser muy peleados. Cada que vas fuera de casa, tendrás un partido difícil”, destacó Belharter tras el empate en El Salvador. “(Teníamos) toda la intención de venir aquí y ganar 3-0, (pero la realidad) es que eso será un gran reto. Si uno ve los resultados en el resto de los partidos de Concacaf, fueron empates y México ganó en el minuto 90 en casa”.

Estados Unidos afronta las eliminatorias mundialistas con una gran ilusión y compromiso de regresar a una copa del mundo, luego de no clasificar al Mundial de Rusia 2018.

“Estamos de regreso (…) y podía sentirse la emoción en los jugadores, el ambiente de unas eliminatorias. Falta mucho por mejorar, hay que seguir creciendo”, señaló el estratega.

El combinado de las barras y las estrellas presenta un grupo de jugadores jóvenes y muchos experimentaron por primera vez la hostilidad de un partido como visitantes en la zona. Gio Reyna parece haberse sobresaltado con los repentinos fuegos artificiales en la ceremonia de los himnos nacionales, sin mencionar la lluvia de botellas de plástico que fueron lanzadas al campo cuando iba a cobrar un tiro de esquina.

“Muchos de nuestros jugadores nunca habían jugado en un ambiente así, bastante hostil. Nunca tuvimos la calma en el partido”, señaló Berhalter. “El grupo, de manera colectiva, aprendió cómo son las eliminatorias mundialistas. Claro que no es la mentalidad decir, ‘Vamos a El Salvador a llevarnos un punto de allí’. No estábamos echados hacia atrás, queríamos ganar. Jugamos la gran mayoría del partido en su terreno, sólo no entró el gol”.

Tim Ream es uno de los elementos de experiencia en el grupo estadounidense que buscó transmitir lo que el Cuscatlán representaría como escenario para el equipo.

“El mensaje para estos jóvenes, que están acostumbrados a jugar en campos impecables en Europa, fue que esto no sería así. (Queríamos) mantenerlos con calma y concentrados. Ese era mi rol como líder”, señaló Ream, defensor del Fulham.

Para el segundo partido en las eliminatorias, Estados Unidos jugará en casa, en Nashville, Tennessee, donde recibirá a Canadá.

“El resultado de esta noche (jueves) no cambia nuestro objetivo y el plan para el domingo. Nuestro objetivo es ganar todos los juegos en casa, así que tomamos este punto (en El Salvador), analizaremos este partido y buscaremos llevarnos tres puntos en casa”, finalizó Ream.