Fútbol Americano
Thiago Cara | ESPN Brasil 136d

Gabigol supera a los delanteros con los que compitió en Europa, incluido Raúl Jiménez

Desde su primera aparición en el Internazionale de Milán hasta su último partido con la camiseta del Benfica, Gabigol completó 436 días en el fútbol europeo. En todo ese período, solo metió dos goles en los juegos oficiales, algo que hizo el miércoles para ayudar a calificar a Flamengo a los cuartos de final de la Copa Libertadores, contra Emelec, en el Maracaná.

Los números fuera del país están muy lejos del camisa 9 a los que lleva con la camisa roja y negra. En 33 partidos en 2019 metió 22 goles, con un promedio de 0.66 por partido. La marca supera lo que cualquier otro delantero que compitió con Gabigol en Europa tuvo la temporada pasada.

Entre los nombres que fueron opciones en 2016 en el Inter de Milán y 2017 en el Benfica, por cierto, el único que anotó más de 22 goles en 2018/19 fue el suizo Haris Seferovic, con 27. Aun así, con 51 juegos, su promedio fue más bajo que el actual de Gabigol en Flamengo: 0.52.

En números absolutos, los rivales más cercanos al máximo goleador rojo y negro son Mauro Icardi, que sigue al Inter y Raúl Jiménez, quien se fue del Benfica al Wolverhampton. Los dos, la temporada pasada, anotaron 17 goles, promediando 0.37 y 0.38 respectivamente.

En el Internazionale, además de Icardi, Gabigol contó con la competencia de Rodrigo Palacio, Éder, Stevan Jovetic y Jonathan Biabiany. El mejor promedio de estos el año pasado fue el de Éder, quien juega en China con el Jiangsu Suning, con 8 goles en 20 partidos, 0.4 por juego.

Los peores jugadores fueron Biabiany, quien no marcó un gol en 19 apariciones con el Parma en 18/19; y de Palacio, quien solo anotó tres veces en 31 juegos para Bolonia, para un promedio de 0.09.

En el Benfica, también compitieron con Gabigol en el ataque, además de Seferovic y Jiménez, el brasileño Jonas, que en su última temporada antes de retirarse, promedió 0.48 goles para el Benfica.

Los dos goles de Gabigol el miércoles hicieron que Flamengo se fuera a penales para luego tomar un lugar en los cuartos de final de la Libertadores. Sin embargo, en la tanda de penales, el delantero ya no estaba en el campo al ser reemplazado por un dolor en el muslo izquierdo.

^ Al Inicio ^