<
>

'Dinho' opacó a Cuauhtémoc Blanco en su propio estado

ESPN

Ronaldinho empequeñeció la figura de Cuauhtémoc Blanco por 60 minutos, en el estadio Agustín Coruco Díaz de Zacatepec, Morelos, durante un partido de exhibición conformado por “amigos” de ambos futbolistas y que ganó el equipo del ex jugador del América por 6-5.

Era la fiesta que organizó Cuauhtémoc Blanco, pero la estrella en todo momento fue Ronaldinho. El brasileño bailó con la pelota dentro del área, anotó dos goles y dejó a su equipo con la victoria en el campo, se fue con una réplica de la Copa del Mundo y los bolsillos llenos, después de dos partidos amistosos por México.

“¡Vamos mi Gober!”, le gritaban a Cuauhtémoc Blanco desde las gradas, pero el ex jugador de las Águilas dejó sus mejores años en otra época. Hoy hace sus fintas desde el terreno de la política y en la cancha hasta fue abucheado cuando tuvo la oportunidad de lucirse con un penal que Adrián Chávez desvió. El aplauso se lo ganó en el último minuto, cuando anotó el gol del triunfo y ya no estaba Ronaldinho en la cancha.

La cita era para reverdecer viejos tiempo y entendió eso Matías Vuoso, junto con Braulio Luna, rivales y los más activos en sus respectivos equipos. Zague olvidó el olfato que lo llevó a ser el máximo goleador del América y en cinco ocasiones falló frente al arco.

El partido tuvo dos tiempos de 40 minutos, pero en realidad el espectáculo apenas duró 60, porque cuando salió Ronaldinho para marcharse de Morelos, la gente se salió del inmueble. Pocos vieron que el equipo de Cuauhtémoc Blanco hizo el gol del triunfo y que el equipo de sus amigos salió con la victoria de 6 -5, para los casi siete mil asistentes al estadio Curuco Díaz, la noche fue del brasileño.