<
>

Brasil 2002, Francia 1998, España 2010: Los 10 mejores equipos de las Copas del Mundo

play
A la España 2010 solo le faltaba Messi para ser perfecta (2:15)

Barak Fever explica que el éxito de la Roja en Sudáfrica se dio gracias a que la mayoría de sus jugadores eran del Barça. (2:15)

Elegir a los mejores equipos de las Copas del Mundo no es hacer una lista de campeones, no necesariamente, porque sí los hay, pero pocas veces ha coincidido. El destino es así de caprichoso, y para que los equipos de futbol que mejor han jugado se coronen tiene que haber además suerte, pero hay excepciones como España, Alemania y Brasil.

Porque una cosa es jugar bien y otra ganar. Gustar y ganar no siempre van juntos. También se trata de romper paradigmas, revolucionar el juego, sacudir lo establecido y derrocar a los favoritos. Es un acto de principios futbolísticos que trasciende.

Aquí van nuestros 10.

10- Uruguay 1950

El único equipo en la lista que podría ser más definido por garra que por brillantez, pero eso no le quitaba el talento de sus integrantes.

En esta elección de seleccionados el Brasil de 1950 deslumbró más en esa cuarta Copa del Mundo, pero el estilo guerrero y de una mentalidad férrea fue más producto del empuje del capitán Obdulio Varela que del DT Juan López y eso valió para detener a Ademir y compañía y escribir la primera gran tragedia del futbol mundial.

Van los héroes de esta 'Celeste' histórica: Máspoli, Gambetta, González, Tejera, Andrade, Varela, Ghiggia, Míguez, Morán, Pérez y Schiaffino.

9- Francia 1998

Jugaron en casa, sí. No empezaron como el equipo más brillante, tampoco. Tal vez, en suma, los campeones de 2018 tengan más talento, pero Francia de 1998 tenía a Zidane, quien a pesar de sufrir una suspensión por volverse loco en el primer juego, algo que superaría con una tontería más fuerte en 2006, y eso es un 'plus' que pesa.

La selección gala dirigida por Aimé Jacquet en el banco y por Deschamps se fue invicta y marcó época. Era un trabuco con Barthez, Blanc, Djorkaeff, Zizou, Petit, Thuram, Desailly, Lebouef, Karembeau, Henry, Vieira, Trezeguet... uff.

8- Alemania 2014

Muchos recuerdan a la Alemania de Beckenbauer, la de Seeler, la de Rahn, las de Matthaeus y Brehme, pero elegimos a la de 2014 con Thomas Mueller, Klose, Kroos, Lahm, Ozil, Hummels, Neuer, Schweinsteiger, Boateng, Götze, Podolski y Khedira, porque fue a Brasil (al son de un 7-1) a enseñarle a los amazónicos cómo jugar con alegría, precisión y velocidad.

También impidieron que Messi se coronara y son la síntesis de todo el poderío y mentalidad germana a lo largo de la historia de las Copas del Mundo.

7- Brasil 2002

El último gran Brasil que ha jugado una Copa del Mundo. Ronaldo (el verdadero), Ronaldinho, Rivaldo, Roberto Carlos, Cafú, Kleberson, Gilberto Silva, con el muy poco recordado arquero Marcos.

El 2002 reivindicó al equipo del 1998 y fue el colofón a una seguidilla de finales para la verdeamarehla en finales de Copas del Mundo, si se suma la de 1994.

El privilegio de haber tenido a esos cracks juntos se ha apreciado con el paso del tiempo. Su paso perfecto y brillantez los hacen merecedores de un lugar en esta lista.

Ver esta publicación en Instagram

30/06/02 Há 16 anos... e só o Brasil é penta! 🇧🇷 #ohexavem

Una publicación compartida por Ronaldo (@ronaldo) el

6- Portugal 1966

El futbol de Portugal le debe a Mozambique su gloria más grande en Copas del Mundo, porque de ahí salió el gran Eusebio, pero también el 'Monstruo' Coluna, quien no sólo era un fino mediocampista sino también un duro golpeador, que junto con Torres acabaron con Pelé.

Más allá de la ríspida estrategia para mandar a 'O'Rei' envuelto en vendas para Brasil, Portugal sorprendió con la velocidad, precisión y potencia de su escuadra. Tercer lugar, pero nunca olvidada.

5- Hungría 1954

Hubo un tiempo en que sobre la faz de la tierra nadie jugaba como los húngaros. Eran un grupo de artistas con balón que anotaban goles y los juntaban en racimos para repartirlos entre sus rivales por igual.

El 'Equipo de Oro', como le apodaban, lucía la medalla de oro de Helsinki 1952 cuando llegó a Suiza para sembrar el terror.

Puskas, Kocsis, Hidegkuti, Scibor, Bozsik, Palotas, Toth anotaron 31 goles en 6 partidos, pero sólo dos de ellos en la torrencial lluvia de Berna, donde Alemania hizo el "milagro" y les quitó la Copa del Mundo.

4- Brasil 1982

Ese equipo de Telé Santana fue como ver volar a Ícaro con la gracia de un águila, embelesarse con su juego y luego presenciar cómo Paolo Rossi, convertido en un sol, derritió la cera y cayeron desde lo más alto.

Zico, Junior, Eder, Falcao, Sócrates, Toninho Cerezo, Leandro, Oscar, Luizinho tenían futbol para regalar, pero esa escuadra tenía dos puntos débiles en lo extremos del campo: el arquero Valdir Peres y el centro delantero Serginho.

Aun así, Zico emanaba clase que no se perdía en un mediocampo tocado por la gracia del 'futebol'.

Ni a semifinales llegaron, pero nadie jugó como ellos nunca antes.

3- España 2010

La Roja que no le prestó el balón a nadie en Sudáfrica. Con la base el Barcelona de Guardiola, la España de Vicente del Bosque fue un deleite, algo irrepetible.

El nivel de control del juego, con base en la posesión, fue llevado al nivel de arte. Hay quien dice que a ese equipo sólo le faltaba Messi, pero en realidad fue a Messi a quien le ha hecho falta ese equipo en mundiales, porque ellos fueron campeones y Leo aún persigue ese logro.

El gol de Iniesta en tiempo extra de la Final reivindicó la belleza sobre el futbol 'bestia' que exhibió Holanda, que los quiso parar por el método de la fuerza.

Aquí queda ese cuadro con Iker, Puyol, Ramos, Piqué, Capdevilla, Iniesta, Xavi, Xabi, Busquets, Villa, Pedro, Cesc, Torres, Silva, Navas, etc. que gustosos habrían firmado Velásquez o Picasso.

2- Holanda 1974

La revolución del futbol. Lo que fue The Beatles a la música así se podría definir el trazo que le dio 'La Naranja Mecánica' de Rinus Michels al balompié.

El llamado 'Futbol Total' donde las posiciones en el campo tenían una movilidad que desconcertaba a los rivales fue la evolución estética de lo que inició el Ajax en los 60's.

El gran 'jedi' de esta nueva 'religión' del futbol: Johan Cruyff, malhumorado genio apoyado por Neeskens, Rep, Resenbrink, Han, Krol y los gemelos Van de Kerkhof llegó hasta la final, donde, como de costumbre, Alemania se encargó de hacer las cosas pragmáticamente y colectar el trofeo.

1- Brasil 1970

Lo más cercano a un 'Dream Team'. Un equipo para verlo jugar con música de fondo, pero no cualquier música: con Jobim, Astrud y Joao Gilberto, Vinicius de Moraes, bossa novas que se transforman en una fiesta con Jorge Ben.

'Las Cobras' que alineó Zagallo y que puso en forma Coutinho maravillaron al mundo en el 70: Péle, Rivelino, Tostao, Gerson, Jairzinho eran cinco 10's en el terreno. El resto de la batucada sinfónica eran Carlos Alberto, Brito, Clodoaldo, Piazza, Félix y Everaldo.

Edson Arantes manejaba los tiempos con un reloj de sincronización divina, tanto que se recuerdan más los pases a Jairzinho y Carlos Alberto y sus 'no goles' que los que anotó.

Este Brasil fue campeón en un extraño caso de justicia divina.