<
>

El 'Guti' vs. el 'Machín', una rivalidad ajena

play
VIDEO: El día en que Erick Gutiérrez comenzó su aventura con el PSV Eindhoven (1:19)

Recordamos cuando el mexicano partió a tierras holandesas para cumplir su sueño de jugar en Europa. (1:19)

LOS ÁNGELES -- El tiempo se agota, aunque a su edad, el tiempo parece infinito. El tiempo se agota para ambos, en el futbol de Los Países Bajos, en sus pretensiones europeas. Siempre está vigente la tentación, la seducción de regresar a México, pero, entre la fe en sí mismos y el capricho, ambos se rehúsan.

Edson Álvarez y Érick Gutiérrez reciben cada seis meses ofertas de equipos mexicanos. Además de que las puertas de sus respectivas incubadoras siguen abiertas. El ‘Machín’ puede regresar a Coapa y el ‘Guti’ a Pachuca. Los hijos pródigos no son sólo una parábola bíblica, es un acto genuino y a veces valiente de autoindulgencia.

Sin embargo, ambos insisten en permanecer en un balompié donde saltan jugadores como tulipanes, y futbolistas de su nivel o incluso mejores que ellos. En Holanda hay más prospectos que bicicletas. Y ambos fueron reclutados, supuestamente, para ser distintos, para ser mejores, por marcar diferencia.

Por eso, aún en la poderosa frescura de los veintes, a Edson (23 años, Ajax) y a Gutiérrez (25 años, PSV), se les agota el tiempo. Aún con el guiño infinito de su juventud, el tiempo se les agota a ambos para consolidarse en la Eredivise.

Este domingo, sus clubes, Ajax (34 puntos) y PSV (33 puntos), se miden dentro de la liga. El liderato está de por medio. Los Godenzonen (Hijos de los Dioses) marcan el paso en el torneo, además con un promedio de tres goles por partido, al sumar 52 en 14 encuentros.

Sin embargo, Érick Gutiérrez no estaría en la convocatoria, pues arrastra todavía el proceso de recuperación de una lesión en el tobillo. Mientras que Edson Álvarez sigue recluido en la banca.

Una intensa rivalidad propia de Holanda, que se vuelve ajena, al mantenerse ambos en la periferia de la cancha.

ENCUENTROS Y…

Irónicamente sus carreras han sido impactadas por situaciones afectivas. Parecía que en su momento convulsionarían sus proyecciones deportivas, pero no ocurrió así.

Después de meses de separación de su esposa e hija, en marzo de 2020, Edson Álvarez pudo tener a ambas a su lado en Ámsterdam, tras cumplir los requerimientos legales y migratorios. Su mundo estaba pleno.

El Ajax había ayudado incluso a que el reencuentro se cumpliera, porque tenía fe en ver explotar al jugador plurifuncional, que había marcado sendos goles en el título del América en 2018, tras una desastrosa Copa del Mundo en Rusia, gracias a los fallidos experimentos del técnico colombiano Juan Carlos Osorio.

Pero, no ocurrió. No se trata ya de si es útil, de si es necesario, se trata de que no marca diferencia más allá de las eventuales oportunidades que ha tenido. Edson Álvarez hace malabares en esa cuerda floja de las urgencias de su equipo. Por eso, el tiempo se le agota.

Su más reciente aparición como titular fue en la victoria por 5-4 ante el Utrecht. Los dos siguientes encuentros estuvo en la banca, donde podría permanecer en el juego ante el PSV este fin de semana.

Versiones en España aseguraban que Edson Álvarez sería transferido al Valencia, donde había la garantía de minutos y de una presencia en el cuadro titular. Sin embargo, el propio entrenador, Erik Ten Hag, echó por tierra cualquier posibilidad.

“Tendremos en Primavera un juego cada tres días, y será necesario disponer de todo el plantel para esa exigencia”, indicó el técnico del Ajax.

…DESENCUENTROS

Érick Gutiérrez fue marcado también por ausencias. Tener en el mismo equipo a un compañero de cunero, paisano, amigo, le facilitó la adaptación en Eindhoven. Pero, Hirving Lozano debió emigrar al Napoli de Italia.

La partida del Chucky tuvo mayor impacto en Gutiérrez que en el equipo mismo, aunque la comunicación entre ambos se mantiene constante. A los 25 años, en el futbol de Los Países Bajos, siendo jugador extranjero y no teniendo un peso impactante en el equipo, la paciencia se agota.

Encima, se presenta una lesión en el tobillo. Una necesaria operación, porque siempre jugaba con dolor, lo mantuvo tres meses fuera de circulación. Apenas en diciembre regresó a los entrenamientos.

En recientes declaraciones a los mismos aparadores mediáticos del PSV, el ‘Guti’ asegura que está en proceso de regeneración como futbolista. A las filas llegó Roger Schmidt, ex técnico de otro mexicano, Javier Hernández, en el Bayer Leverkusen.

“Me hace sentir un jugador útil”, explicó ‘Guti’ a los medios. “Habla conmigo con frecuencia y me dice en qué debo mejorar, me dice que tenga fe, que pronto estaré de vuelta”.

Gutiérrez ha sido tentado con frecuencia por equipos mexicanos. Chivas es el que más ha insistido. No ceja en el empeño. Incluso lo ha sondeado para este Torneo Guard1anes 2021, según informaciones en torno al Guadalajara.

Ambos se juegan su convocatoria en otro escenario: la Selección Mexicana. Erick Gutiérrez ha desaparecido de la órbita de Gerardo Martino, mientras que el técnico argentino espera muchísimo más de Edson Álvarez, pero necesita que lo demuestre en su equipo, para poder sentirse tranquilo de que encuentra un jugador confiable en la penosa transición que vive el Tri en su zona defensiva.

Lo cierto es que, para dos jugadores que llegaron al futbol de Los Países Bajos, una nación a la que en cada tulipán un futbolista se le dio, la paciencia se agota. Lo saben. Al abrirse la ventana del verano, ya deberán estar ocupando el sitio que les fue reservado al ser contratados, o buscar nuevos horizontes.