<
>
2008 Copa Libertadores, Play-offs
  • Néstor Salazar (9', 90'+1')
  • Víctor Pacheco (38')
  • Miguel Caneo (77' PEN)
  • Rodrigo Alonso (79')
  • Jules Erik Ntamak (2' EC)
  • Carlos Villanueva (22')
  • Fabián Orellana (61')
Ida
Ida

Una diferencia que no define

BOGOTÁ (EFE) -- Boyacá Chicó de Colombia sacó el jueves un agónico triunfo por 4-3 frente al Audax Italiano de Chile, que siempre estuvo arriba en el marcador del partido de ida de la primera fase de la Copa Libertadores, que se disputó en el estadio El Campín de Bogotá.

Un gol de Néstor Salazar a los 90 minutos le dio el triunfo al equipo de Alberto Gamero, que logró remontar siempre la adversidad.

A dos escasos minutos del partido, el Chicó fue sorprendido por el rival, que luego de un tiro de esquina logró marcar el primer gol de la noche con la complicidad del camerunés Jules Erik Ntamak, quien se convirtió así en el primer anotador en meta propia del torneo.

La acción fue comandada en el impacto por Sebastián Rocco.

Rápidamente el Chicó reaccionó, con su refuerzo argentino Miguel Caneo en cuyo debut demostró grandes condiciones técnicas y estuvo a punto de empatar el partido en el minuto 3, tras un remate que detuvo el portero Mario Villasanti.

Chicó no renunció a atacar, por eso a los ocho minutos logró el empate del juego luego de un cobro de tiro libre que ejecutó Caneo para que Néstor Salazar, aprovechando un rebote, lograra enviar el balón al fondo de la red.

El partido siguió muy entretenido de parte y parte, con un equipo chileno bien parado en el terreno de juego y con jugadores de gran calidad como Carlos Villanueva, quien en el minuto 20 volvió a poner a su equipo en ventaja, tras un remate de pierna zurda que envió por encima del portero Noriega.

Una vez más con el marcador en contra Chicó intentó reaccionar. Sin embargo, se mostró desconcertado ante un rival que desplegaba un un buen juego y que se había apoderado del balón.

A los 33 minutos Rocco por poco aumenta la ventaja luego de un cobro de tiro de esquina.

Pero Chicó volvió a tomar el ritmo de juego y cuatro minutos después emparejó el marcador por intermedio de Víctor Pacheco tras un jugada en la que intervinieron Rodrigo Saraz y Juan Mahecha de buena actitud en el terreno de juego.

El primer tiempo terminó con el 2-2 del resultado, y con la satisfacción de una afición de estar viendo un gran espectáculo en El Campín de Bogotá.

En la etapa complementaria, Audax Italiano volvió a mostrar un gran juego con Villanueva, mientras en Chicó siguió destacándose el argentino Caneo.

El juego de ida y vuelta estaba para cualquiera, abierto y de gran agilidad, por eso en el minuto 61 el equipo chileno volvió a irse en ventaja tras un remate de Fabián Orellana, que no había aparecido mucho en el primer tiempo.

El visitante, que nunca dejó de tocar, aprovechó que Chicó se había ido a buscar el triunfo, dando ventaja en la defensa.

Una vez más con el marcador en contra, el Chicó adelantó sus líneas y en el minuto 76, una falta contra Pacheco en el área chica llevó a que el árbitro venezolano Juan Soto decretara un penalti que cobró bien el argentino Miguel Caneo para el 3-3 parcial.

Un minuto después Chicó se quedó con tan solo 10 jugadores tras la expulsión de Rodrigo Saraz.

Audax intentó aprovechar también esa situación, pero Chicó con la entrada de Edwin Movil y Juan Galicia había mejorado mucho en la defensa.

Cuando el juego estaba agonizando, Chicó por fin se fue en ventaja en el marcador en el minuto 90, luego de una gran jugada de Víctor Pacheco y una vez más Néstor Salazar aprovechó el rebote y de cabeza venció la portería de Villasanti, para la sorpresa del equipo visitante que siempre había estado por encima del conjunto colombiano.

Ambos equipos se enfrentarán de vuelta el próximo martes.

El ganador de la llave F entre Boyacá Chico y el Audax Italiano, jugará la segunda ronda de la Copa Libertadores en el Grupo 7, junto con el Sao Paulo de Brasil, el Atlético Nacional de Colombia y el Sportivo Luqueño de Paraguay.

Noticias - Libertadores