<
>
2011 Copa Mundial Sub-17, Ronda de 16
  • Hideki Ishige (20', 22')
  • Fumiya Hayakawa (32', 80')
  • Kip Colvey (42' EC)
  • Takumi Minamino (56')

Humilla Japón a Nueva Zelanda 6-0 y avanza a cuartos de final Sub-17

MONTERREY (Notimex) -- La selección japonesa humilló a su similar de Nueva Zelanda al propinarle una goleada de 6-0 en el partido disputado en el estadio Universitario, con lo cual consiguió su pase a los cuartos de final de la Copa del Mundo Sub-17 México 2011.

Las anotaciones del encuentro fueron conseguidas por Hideki Ishige a los 20 y 22 minutos, Fumiya Hayakawa a los 32 y 78, un autogol de Kip Colvey a los 42 y Takumi Minamino al 55.

Con lucha en el medio campo e imprecisiones por parte de los dos equipos comenzó el encuentro y fue a los ocho minutos cuando los asiáticos estuvieron a punto de abrir el marcador, ya que Masaya Matsumoto recibió pase por el centro de la cancha, disparó de media distancia y el balón apenas pasó por un lado de la portería rival.

A los 17 minutos, los japoneses estuvieron otra vez a punto de anotar cuando Hideki Ishige recuperó el balón por el lado izquierdo tras un saque de esquina, prácticamente pegado a la línea final tiró a la portería y el guardameta Scott Basalaj alcanzó a desviar.

Japón siguió lanzado hacia el frente y a los 20 minutos el mismo Ishige llegó por el lado derecho, disparó bombeado hacia el marco, techó al portero y consiguió el 1-0.

El mediocampista se convirtió en un dolor de cabeza para la defensa neozelandesa y prueba de ello es que a los 22, Fumiya Hayakawa llegó por el sector izquierdo, envió el centro y apareció Ishige para empujar el balón al fondo de las redes para el 2-0.

Los neozelandeses, que fueron inoperantes en la cancha, no sabían cómo contener las constantes llegadas de los asiáticos que fueron contundentes y a los 32 minutos, Hayakawa marcó el 3-0 en un contra remate, luego que el portero Basalaj rechazó un tiro de los rivales.

Japón no tuvo piedad del rival, siguió en la búsqueda de ampliar la ventaja y lo consiguió cuando Reo Mochizuki arribó por el sector izquierdo, mandó centro y el mediocampista de Nueva Zelanda, Kip Colvey, buscó rechazar, pero empujó el esférico a su propia cabaña para el 4-0 a los 42.

En el arranque de la parte complementaria, la tónica del partido fue la misma, Japón echado hacia el frente y un Nueva Zelanda que no generó ataques de peligro.

Japón puso en aprietos en varias ocasiones a la portería del contrincante y a los 55 minutos, Sei Muroya burló a la defensa, centró por izquierda y Takumi Minamino sólo empujó la pelota para el 5-0.

Nueva Zelanda prácticamente desapareció, el control de los asiáticos fue total, el ritmo del cotejo disminuyó considerablemente y hubo escasos arribos en ambas porterías.

Sin embargo, el hambre de más goles no cesó por parte de los japoneses y a los 78 Hayakawa recibió pase por el centro de la cancha, ingresó al área, tiró de derecha y metió el 6-0. Así, los japoneses doblegaron al representativo neozelandés y consiguieron su pase a la siguiente ronda de la justa del orbe.

El árbitro suizo Stephan Studer amonestó a Rhys Jordan, Stephen Carmichael y Luke Adams, por Nueva Zelanda.