<
>
2013 Mexican Liga BBVA MX, Torneo Clausura 2013
  • Amaury Escoto (51')
  • Wilberto Cosme (88')
  • Mario Virginio Ortiz (24')

El Gallo sigue vivo, vence 2-1 a San Luis

QUERÉTARO (ESPN.com) -- Pocos daban un centavo por los Gallos Blancos del Querétaro, pero los emplumados lograron levantarse de un marcador adverso en La Corregidora, donde San Luis se puso adelante en el marcador, pero a base de amor propio y de un futbol "aguerrido", las huestes de Ignacio Ambriz consiguieron poner primero el empate y a tres minutos del final marcar el tanto de la diferencia para salir con victoria de 2-1 ante una feliz afición, que al igual que su escuadra respiró profundo al saberse con los tres puntos.

La fecha 15 era crucial para los emplumados, que así de fácil: al estar a dos juegos de finalizar el torneo y tener siete puntos de diferencia con el Puebla, necesitaba ganar los tres que le quedaban para salvarse.

Por lo tanto, con el triunfo dio el primer paso, pero el viacrucis continúa, pues ahora debe ganar los otros dos y que los de la Franja duden en la recta final del campeonato para conseguir su permanencia en el máximo circuito, luego que Atlas, Atlante y el propio cuadro sanluisino hicieran lo que les correspondía para olvidarse en definitiva del descenso.

Querétaro arrancó atrevido, empujado por la desesperación, pero batalló mucho en los primeros 45 minutos, ya que enfrente se encontró con el buen quehacer defensivo del San Luis.

Atosigados por la sombra del descenso, Gallos intentaba al frente con hombres como Echavarría, Landín y Cosme, ante un "Conejo" Pérez que salió de buenas y nulificó las jugadas de peligro de la escuadra local.

Los Reales no se achicaron, sino que por el contrario, cuando veían la oportunidad trataban de sorprender al contragolpe a su rival. En este tenor, el gol de la visita llegó en el minuto 29, cuando el defensor perdió por derecha el esférico, Luis Ángel Mendoza mandó el centro como con la mano y llegó Mario Ortiz para meter un excelente cabezazo que ponía adelante a los potosinos.

Sin embargo, Querétaro insistía y el "Conejo" salvó lo que pudo haber sido el empate en el partido, al controlar bien ubicado un cabezazo quemante de Echavarría en el 34'.

Fue lo más destacado que presentó el primer lapso del partido y para la segunda parte, Querétaro salió dispuesto a encimar a su contrincante, buscando llegar y tomar desprevenida a la zaga visitante por todos los sectores de la cancha.

Así las cosas, en el minuto 47 otra vez los queretanos dejaban ir la posibilidad de la igualada, luego que en un riflazo por derecha de Cosme, la pelota pasara entre las piernas del "Conejo" Pérez.

A la larga esto era un aviso de los emplumados, ya que cuatro minutos después Echavarría cobró un saque lateral, le devolvieron el esférico y metió servicio para que llegara y Escoto clavara sólido frentazo. El balón se metió entre el defensa y el portero en el 51' para poner las cosas 1-1 en La Corregidora.

Asimismo, en el minuto 58 Wilberto Cosme desaprovechaba la oportunidad de poner en ventaja a su equipo, al mandar su cabezazo por un ladito con la meta sola y con todo el chance de clavarla.

En el 63', ¡paradón de Óscar Pérez! Tras que el defensa desviara, el balón quedó en el centro por las inmediaciones del área, para que Pineda metiera zapatazo y el arquero mostrara sus excelentes reflejos.

No obstante, Querétaro estaba echado al frente y la zaga potosina tenía que revolverse para desviar todo balón que llegaba a su área, ya que los locales verdaderamente estaban mentalizados en conseguir un gol salvador que les diera esperanzas en esta recta final del torneo, ya que hasta este momento estaban descendidos.

De este modo, a poco más de tres minutos de cumplirse el tiempo reglamentario, se presentó un corner a favor de Gallos: Echavarría cobró, Osuna peinó y apareció Cosme para empujarla de cabeza y así, en el 87', dar un respiro en su dramática situación.

Con ello, los queretanos aún "viven" y el Puebla está obligado a sacar la casta el domingo ante los Potros del Atlante, aunque al Querétaro de nada le servirá este triunfo si no consigue ganar sus dos partidos finales.